Vida de los activos: clases y definición según las nuevas dinámicas internacionales

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 10 febrero, 2016

Vida de los activos: clases y definición según las nuevas dinámicas internacionales

En los anexos 1 y 2 del Decreto 2420 del 2015 se encuentran varios términos asociados con la vida de los activos. En este artículo le explicamos el significado y la utilización de cada uno de dichos términos.

Vida económica

La vida de un activo es uno de sus atributos más importantes. Aunque se trate de elementos inanimados, se asume que los activos gozan de un tiempo de vida, a través del cual son capaces de generar beneficios económicos.

La propia definición de activo involucra la generación de beneficios económicos, a tal punto que una célebre frase dice: “si un recurso no genera beneficios económicos, no es activo”. Dado que este genera beneficios económicos a lo largo de su vida, entonces la vida total del activo suele llamarse vida económica (ver párrafo 20.5.C del Estándar Internacional para Pymes).

“la vida económica de un activo es el tiempo que transcurre desde que inicia su período productivo, hasta que deja de generar beneficios, punto en el cual se espera que su valor residual sea cero”

Se considera entonces que la vida económica de un activo es el tiempo que transcurre desde que inicia su período productivo, hasta que deja de generar beneficios, punto en el cual se espera que su valor residual sea cero.

Es muy común que los activos sean más productivos en sus primeras etapas de vida, y menos productivos al final. Por esta razón, un activo que haya estado en servicio durante mucho tiempo, posiblemente no tenga ningún valor en los libros de contabilidad aunque todavía funcione.

Por ejemplo, una entidad dedicada a actividades de impresión puede tener máquinas que han estado en uso por más de 50 años. Aunque estas máquinas aún funcionan, no se considera que su valor económico sea alto, por lo tanto se suelen mantener como activos totalmente depreciados.

Vida útil

La vida útil, por su parte, es el tiempo a lo largo del cual una entidad espera obtener beneficios económicos provenientes de sus activos. La vida útil depende de las expectativas de la administración sobre el uso y la productividad del activo, de las características mismas de este, entre otros aspectos.

La vida útil, en casi todos los casos, es menor que la vida económica. Incluso se suele definir la vida económica como la suma de las diferentes vidas útiles que tiene un activo, en tanto que puede ser usado por varias entidades.

Vida útil remanente

En algunos casos se habla de vida útil remanente, lo cual no es algo diferente a la vida útil que tiene un activo a partir del momento en que se está llevando a cabo la evaluación.

“la entidad debe estimar la vida útil remanente, es decir, el tiempo durante el cual espera seguir utilizando el activo desde el momento del balance de apertura, hasta el final de su vida útil”

Por ejemplo, si una entidad decide revaluar sus activos en el estado de situación financiera de apertura, ese valor revaluado se convierte en el nuevo costo del activo. En ese mismo momento la entidad debe estimar la vida útil remanente, es decir, el tiempo durante el cual espera seguir utilizando el activo desde el momento del balance de apertura, hasta el final de su vida útil.

En la evaluación de la vida útil remanente no interesa lo que haya pasado con el activo en períodos anteriores, sino lo que va a pasar con este en los períodos siguientes.

Cabe anotar que algunos activos tienen una vida útil indefinida, tales como los terrenos. Por esta razón los terrenos no se deprecian, pues se considera que no tienen un tiempo establecido en el cual dejen de generar beneficios económicos.

Por otro lado, algunos activos como los intangibles (incluida la plusvalía), forzosamente tienen una vida útil limitada a 10 años en el Estándar para Pymes, donde no se permite amortizar intangibles a un plazo mayor.

Juan David Maya
Consultor de actualicese.com

*Exclusivo para actualicese.com

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…