Pignoración de cesantías, trabajador debe autorizarlo

Por: actualicese.com
Imprimir   
Publicado: 12 de noviembre de 2013

El trabajador puede autorizar pignorar sus actuales y futuras cesantías para pagar créditos relacionados con vivienda. ¿Cómo es el procedimiento de pignoración para evitar una retención ilegal por parte del empleador?

Una forma para avalar una deuda, préstamo o crédito, es mediante una garantía, la cual puede ser mediante una pignoración, cuando el bien que garantiza la deuda es un bien mueble como vehículos, depósitos de dinero, joyas o electrodomésticos, incluso un derecho; o hipoteca si se trata de bienes inmuebles como lotes, fincas o casas.

Al ser las cesantías un ahorro forzoso de los trabajadores (pues el empleador sólo las entrega cuando finaliza el contrato, cuando se hace pago parcial para vivienda o por consignación al fondo) Ley 50 de 1990 y Ley 1429 del 2010 hace posible su pignoración.

Dicha pignoración, consiste en otorgar una autorización al empleador, para que retengan las cesantías, bien para cobrarse un crédito otorgado por el mismo empleador exclusivamente para temas de vivienda, o para quien haya otorgado el crédito relacionado con vivienda, como el banco, cooperativa o Fondo de Empleados.

Pignoración se realiza de forma directa si el trabajador lo autoriza

Esta retención o pignoración solo la puede realizar directamente el empleador, cuando el trabajador expresamente haya dado la autorización para hacerlo (o sea por escrito), ya que las cesantías son parte de su patrimonio y solo es él, quien puede disponer de este ahorro forzoso de cesantías, con la excepción claro está, de que un Juez ordene dicha retención o embargo (deudas de alimentos o con cooperativas).

Código Sustantivo del Trabajo.

Art. 59. Prohibiciones a los Empleadores. Se prohíbe a los empleadores:

1. Deducir, retener o compensar suma alguna del monto de los salarios y prestaciones en dinero que corresponda a los trabajadores, sin autorización previa escrita de éstos para cada caso, o sin mandamiento judicial, con excepción de los siguientes:

a). Respeto de salarios, pueden hacerse deducciones, retenciones o compensaciones en los casos autorizados por los artículos 13, 150, 151, 152 y 400.
b). Las cooperativas pueden ordenar retenciones hasta de un cincuenta por ciento (50%) de salarios y prestaciones, para cubrir sus créditos, en la forma y en los casos en que la ley las autorice.

Pignoración solo hasta el 50% para las cooperativas

Esta pignoración no es ilimitada para las cooperativas, pues ellas solo pueden realizarla hasta el 50% de los salarios y prestaciones sociales, explica el Ministerio de Trabajo:

“(…) Así mismo establece la norma, que las cooperativas pueden ordenar retenciones hasta el 50% de los salarios y prestaciones, para cubrir sus créditos.”

Préstamos de vivienda y de fondo de empleados pueden pignorar la totalidad de las cesantías 

Con respecto a los préstamos de vivienda, la Ley 50 de 1990 establece que se puede retener o pignorar las cesantías en su totalidad; lo anterior en razón a que la adquisición de la vivienda constituye una de las finalidades de las cesantías (además del desempleo y la educación). El único límite que tiene esta pignoración es que el valor de la garantía no exceda al del préstamo.

Y respecto al fondo de empleados, los artículos 55 y 56 del Decreto Ley 1481 de 1989 expresa que la pignoración de las cesantías y en general de cualquier prestación social, a favor de los fondos de empleados por cualquier clase de crédito puede ser constituida sin límite alguno, dispone:

“Toda persona natural, empresa o entidad pública o privada estará obligada a deducir o retener, de cualquier cantidad que deba pagar a sus trabajadores o pensionados, las sumas que éstos adeuden al fondo de empleados, que consten en los estatutos, reglamentos, libranzas, pagarés o cualquier otro documento firmado por el asociado deudor, quien para el efecto deberá dar su consentimiento previo

(…)

“Las obligaciones de retención a que se refiere el artículo inmediatamente anterior no tendrán límite frente a las cesantías, primas y demás bonificaciones especiales, ocasionales o permanentes, que se  causen en favor del trabajador, todas las cuales podrán gravarse por el asociado en favor del fondo de empleados y como garantía de las obligaciones contraídas para con éste”.

Sobre ello también puntualiza la Superintendencia Financiera en el concepto 2000017524-1 del 2000:

“(…) la ley expresamente faculta al trabajador para gravar o dar sus cesantías en garantía de obligaciones que contraiga con el fondo de empleados sin definir el concepto de las mismas o su destinación”.

Material relacionado:

Comparte esta página:
Enlace corto:

¿Hemos cometido un error? ¡Reporta una corrección!

Última actualización: noviembre 12, 2013 | Volver al inicio de esta sección
Ver más sobre Derecho Laboral

Comentarios



Programación


Otros Canales de Actualización...

Actualizaciones por email Suscripción Oro facebook You Tube Twitter RSS

Artículos Publicados

Por Categorias

Archivo