Contadores Públicos, profesionales con un perfil complicado de encontrar

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 23 junio, 2009

Contadores Públicos, profesionales con un perfil complicado de encontrar

  • Los Contadores Públicos ocupan el primer lugar dentro de los perfiles más críticos en nuestro país.
  • El problema es su falta de capacitación y es conveniente que dejen de pensar solamente en las actualizaciones tributarias.
  • Hay que perderle el miedo al inglés y al uso de las nuevas tecnologías.

«El Contador Público colombiano debe ser un profesional con formación ética, crítica y responsabilidad social. Capaz de identificar y analizar problemas complejos y avanzar en la formulación de soluciones con un enfoque interdisciplinario en ciencias económicas, con una formación integral que genera en él, una motivación y capacidad para el aprendizaje continuo, lo cual le permite desenvolverse con éxito ante nuevas situaciones organizacionales del entorno nacional e internacional.

Que maneje otro idioma. Capaz de desempeñarse profesionalmente con liderazgo, trabajo en equipo y proactividad en diferentes organizaciones públicas y privadas globales, regionales y locales en las áreas contables, financiera, fiscal y tributaria, control y aseguramiento, social y ambiental, sistemas de información, docencia e investigación. Analítico, creativo y estratégico. Competente para diseñar, administrar y evaluar información financiera y no financiera de las organizaciones para la gestión y el control».

Los dos párrafos anteriores definen el perfil ideal del Contador de hoy en día. Así lo asegura Jairo Orlando Villabona, coordinador del programa de Contaduría Pública de la Universidad Nacional y quien cuenta con todas las credenciales para asegurarlo, porque la Universidad es la mejor en Colombia, según las estadísticas del ICFES, en materia de esta carrera.

Según la revista Semana dentro de los diez perfiles profesionales más críticos de nuestro país está el del Contador Público, quien ocupa el primer lugar. Dentro de los principales obstáculos que se presentan está la falta de conocimiento de un segundo idioma como es el inglés. De igual manera, los profesionales recién egresados no cumplen con todos los requisitos cuando el perfil profesional se les requiere y presentan serias falencias.

Aspectos mínimos como el saber trabajar en equipo, la falta de conocimientos al momento de enfrentarse a las nuevas tecnologías y presentar falencias en cuanto a comprensión de lectura y buena ortografía se trata, también son factores problemáticos para los profesionales.

Arturo García del Instituto Colombo Americano asegura que son más los jóvenes que se interesan por aprender inglés que los profesionales. «Uno observa que los profesionales con altos rangos en una empresa son los que se interesan por aprender inglés. Además, en esto tiene mucho que ver que en la mayoría de ocasiones, la empresa corre con los gastos de ese profesional. Pero si usted ve un salón de clases, la mayoría de alumnos son jóvenes que apenas están comenzando una carrera profesional», dice.

Sobre el tema de las nuevas tecnologías es claro que es un item muy importante cuando de Contadores Públicos se trata. «Quisiéramos contar con más recursos para tener resultados óptimos, sin embargo sabemos que en las Universidades del Estado los presupuestos son limitados y por lo que observamos esa no es una de las prioridades del Gobierno», afirma Villabona. Sin embargo, en medio de las limitaciones, la Universidad Nacional cuenta con una Unidad de Informática de la Escuela de Administración y Contaduría en donde los estudiantes tienen la oportunidad de capacitarse en diferentes tecnologías y pueden profundizar en ellas.

Puede sorprender que haya dificultad para encontrar profesionales en contabilidad y finanzas, pero así es. Para Semana, el problema es que las empresas buscan personas con especialidades muy concretas, por ejemplo en contabilidad global, expertos en normas internacionales, en reestructuraciones de deudas, o en ciertas auditorías, lo que dificulta la tarea de reclutamiento. En las diferentes áreas sucede lo mismo, cada vez más las empresas requieren una combinación de competencias que hacen que no baste el cartón de la universidad o el posgrado.

Lo anterior lo confirma Héctor Jaime Correa, Presidente de la Federación de Contadores Públicos de Colombia, quien afirma que el mayor problema que tienen los Contadores Públicos es la falta de capacitación. «Desde mi punto de vista los Contadores colombianos solo están pendientes de la actualizacion tributaria y en temas como los estándares internacionales no están interesados. Ellos están esperando que se apruebe la Ley para ponerse manos a la obra y comenzarse a capacitar, de lo contrario no lo hacen», afirma.

Desde el punto de vista de Correa los profesionales de hoy para ser competentes deben tener dos especializaciones, una maestría y/o unos cinco diplomados. «Los recién egresados tienen la iniciativa para segir capacitándose, el problema es que es una carrera costosa, entonces lo que hacen es ahorrar durante dos o tres años, pero cuando llega la hora de la verdad no invierten el dinero en estudio porque ya están trabajando», agrega.

Para el Contador Público y especialista en Revisoría Fiscal y Auditoría Externa, Samuel Alberto Mantilla una de las principales falencias que presentan los Contadores es que que quieren trabajar solos (como Persona Natural) en un mundo donde priman las redes. Es necesario admitir que las firmas de contadores deben reconocerse como profesionales. Además, es mejor trabajar como firma y no como persona natural; incluso pagan mejor.

Otro punto a tener en cuenta es «la desactualización en el propio arte y en el propio oficio. Cuando por aferrarnos a normas y prácticas nacionales descuidamos lo que está pasando en el mundo, le dejamos en bandeja el mercado para que otros profesionales hagan plata y nos utilicen como auxiliares», agrega Mantilla. «Ese miedo al inglés, a los sistemas, a lo extranjero nos tiene muertos: en un mundo abierto uno no se puede cerrar», sentencia.

Para Mantilla otro error es alejarse del mundo de los negocios y de los empresarios, para tomar partido de algún bando. «Ese sector que se autodenomina mayoritario ‘mata la gallina de los huevos de oro’ y por eso a esos Contadores, los empresarios no les gusta contratarlos».

Cabe anotar que es un error no hacer los cambios a tiempo. «Inicialmente nos oponemos a todo (IFRS, ISAs, COSO, etc) y luego, cuando otros asumen el liderazgo y lo imponen por regulación, queremos que nos reconozcan como autoridad en ese tema».

Para finalizar habría que trabajar en un problema adicional de la profesión como es el carácter ‘generalista’. «Todos quieren hacer de todo y lo hacen con baja calidad. La especialidad (que es la base para los pagos buenos) comienza por la diferenciación: quién es auditor, quién se dedica a impuestos, quién a IFRS, quién a lo gubernamental, etc. En todas las profesiones, a los generalistas les pagan muy poco, en cambio a los especialistas (‘que no se meten en campos que no dominan’) les pagan muy bien», concluye Mantilla.

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…