Ahorrar, una meta y un propósito que cada uno debería ajustar a sus finanzas personales

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 25 enero, 2019

Ahorrar, una meta y un propósito que cada uno debería ajustar a sus finanzas personales

¿Cuánto gana y cuánto gasta? Esas son las primeras preguntas que toda persona se debe formular para cuadrar sus finanzas y comenzar a ahorrar. Además, evite gastar dinero en productos o servicios que realmente no necesita o que tiene por capricho; consejos para pensar en su bienestar financiero.

Organización de los gastos, acelerar el cumplimiento de las metas, respaldar y apalancar los ingresos para futuras inversiones, y mejorar la calidad de vida de las familias son algunas de las bondades que ofrece el ahorro para una persona y su respectivo grupo familiar. No obstante, para lograrlo se debe tener presente un cambio total en los paradigmas de consumo y del uso del dinero.

Diego Prieto Rivera, presidente del Banco Caja Social, dice que el primer paso que se debe dar es conocer cuánto gana y cuánto gasta. «Lo que no se mide es muy difícil de controlar, por lo que es importante medir a qué dedica sus ingresos en realidad. Puede ser que al sumar todos los gastos mensuales, tanto los más grandes como los más pequeños, se sorprenda de cuánto gasta en nimiedades», explica.

Una segunda recomendación es aprender a gastar. Las personas a diario son “víctimas” de una cultura del consumo, lo que las pone al límite de su capacidad, solo para adquirir caprichos o cosas suntuarias. Por tal motivo, antes de caer ante estas tentaciones hay que preguntarse “¿puedo vivir sin esto?”, “¿qué beneficio a largo plazo me genera?” De esta forma podrá mirar con objetividad ese tipo de gastos, como los generados por exceso de mecato, cigarrillos, café, taxis, promociones, entre otros.

“En un comienzo se recomienda cumplir metas pequeñas que demuestren el poder del ahorro y le permitan cambiar su manera de pensar frente a los gastos”

Prieto Rivera recomienda que el ahorro debe cumplir objetivos concretos. En un comienzo se recomienda cumplir metas pequeñas que demuestren el poder del ahorro y le permitan cambiar su manera de pensar frente a los gastos. «La primera meta podría ser que en lugar de comprar ese café en la mañana, con ese dinero compraré en dos semanas algo que realmente necesite», dice. Hay que recordar que es posible mantener un estilo de vida sano y cómodo reduciendo gastos en planes de internet, uso de marcas y hasta en la forma de desplazarse.

Hoy por hoy, el mercado financiero ofrece varias modalidades de ahorro, según los ingresos y egresos que las personas tienen. Sin embargo, las nuevas generaciones requieren de un nuevo y novedoso modelo de ahorro para tener una economía activa y duradera.

«Ahorrar no es sinónimo de guardar el dinero sino de saberlo manejar y reservarlo para fines particulares, sean académicos o personales. Las personas que deciden hacer un ahorro mensual se trazan una meta y manejan su presupuesto competitivamente para no malgastar sus ahorros en el día a día. Solo así se puede ver el resultado de este gran esfuerzo financieroCuando nos programamos y ahorramos con propósito nos preparamos para alcanzar nuestros objetivos y metas”, explica William Shelton Salazar, presidente del Banco Multibank en Colombia.

Un método eficiente para lograr un buen ahorro es depositar el dinero en una cuenta de ahorros con el fin de que generen una rentabilidad. También existen modalidades de ahorro como el CDT, mecanismo con el cual el dinero es administrado por el banco durante un tiempo determinado, y a cambio les entrega a sus clientes una rentabilidad. «El ahorro es la clave para unas finanzas personales sanas y es un hábito que se debe desarrollar a lo largo de la vida», concluye Shelton Salazar.

Establezca plazos

Al hablar de metas financieras, estas se deben establecer a corto, mediano y largo plazo. Algunas metas, como la jubilación, son a largo plazo y se tiene que trabajar desde el momento que empieza a ganar un salario hasta el día en que se jubile.

Una meta de mediano plazo puede ser, por ejemplo, trabajar para llegar a un nivel financiero donde no se tenga que preocupar por su presupuesto mensual, y disponga de fondos suficientes para ahorrar dinero adicional para su jubilación.

Una meta de ahorro a corto plazo puede ser ahorrar suficiente dinero como para no tener que hacer ninguna compra con tarjetas de crédito o recurrir a la deuda, porque no tiene un fondo de emergencia con el cual financiar un evento inesperado (reparos en su vehículo, por ejemplo).

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…