Aprovechamientos y otros ingresos: tratamiento bajo Normas Internacionales

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 27 abril, 2016

Aprovechamientos y otros ingresos: tratamiento bajo Normas Internacionales

Es frecuente encontrar en los estados de resultados de muchas compañías una serie de ingresos clasificados como no operacionales. De tal manera, es necesario evaluar la naturaleza y cuantía de estos para clasificarlos adecuadamente en los estados financieros bajo los nuevos marcos normativos.

La Sección 2 del anexo 2 del Decreto 2420 del 2015 contiene los fundamentos conceptuales sobre los cuales se preparan y presentan los estados financieros bajo Normas Internacionales.

Este marco conceptual define los ingresos como “incrementos en los beneficios económicos que fluyen hacia la entidad, a modo de aumentos en el activo o disminuciones en el pasivo, que causan incrementos en el patrimonio”.

Una vez identificado un ingreso, la misma norma los clasifica como ordinarios y ganancias. Los ingresos ordinarios son todos aquellos que provienen del ciclo normal de operaciones del negocio, y los demás son clasificados como ganancias.

Ahora bien, ¿qué es el ciclo normal de operaciones del negocio?

Cuando revisamos los estados de resultados, generalmente encontramos partidas clasificadas como otros ingresos y aprovechamientos, entre otros conceptos. En muchas ocasiones estos ingresos representan una parte importante de los resultados anuales de la compañía, y en algunos casos generan más réditos que los mismos ingresos clasificados como operacionales.

Por ejemplo, una entidad cuyo objeto social es la comercialización de inventarios, ha estado adquiriendo importantes propiedades inmuebles a lo largo de sus años de operación. Estos inmuebles han empezado a generar ingresos por concepto de arrendamientos, pero como no corresponden al objeto social de la entidad, han estado siendo reconocidos como ingresos no operacionales.

De acuerdo con lo establecido en la Sección 23 de la Norma para Pymes, un ingreso como el mencionado debería reconocerse como ingreso ordinario porque:

  1. Se presenta repetidamente.
  2. La entidad gestiona la obtención de los ingresos.
  3. Es relevante dentro de los resultados de la entidad.
“La clasificación de un ingreso como ordinario o ganancia depende, en gran medida, de los tres aspectos mencionados anteriormente: periodicidad, inclusión en los presupuestos (y evaluación de resultados) y relevancia”

La clasificación de un ingreso como ordinario o ganancia depende, en gran medida, de los tres aspectos mencionados anteriormente: periodicidad, inclusión en los presupuestos (y evaluación de resultados) y relevancia.

Otro caso muy común es el de los ingresos conocidos como aprovechamientos, los cuales, en algunas ocasiones, pueden corresponder realmente a ingresos operacionales.

Por ejemplo, un comercializador de equipos de telefonía celular adquiere equipos a $100.000 directamente a un importador y los vende a $90.000 en sus almacenes. El comercializador acepta vender su inventario por debajo del costo porque recibe una “bonificación” por pate del operador celular con el cual se active el equipo. Esta bonificación tiene un valor de $15.000 por cada equipo activado.

Si la entidad vendiera 100 equipos celulares en un período, su estado de resultados podría tener las siguientes presentaciones:

Presentación incorrecta:

Ingresos ordinarios por venta de equipos celulares

$9.000.000

– Costo de ventas

($10.000.000)

= Pérdida ordinaria

($1.000.000)

Ganancias – Bonificaciones por activación

$1.500.000

Utilidad antes de impuestos

$500.000

 

Presentación correcta:

Ingresos ordinarios por venta de equipos celulares

$9.000.000

Ingresos ordinarios – Bonificaciones por activación

$1.500.000

– Costo de ventas

($10.000.000)

= Utilidad ordinaria

$500.000

Ganancias

$0

Utilidad antes de impuestos

$500.000

 

Los ingresos por concepto de la venta de los equipos, así como las bonificaciones por concepto de activación de los equipos se consideran ingresos ordinarios, pues constituyen la fuente principal de ingresos del negocio. De hecho, si la entidad no recibiera los ingresos por activación, no estaría dispuesta a vender los equipos por debajo del costo.

Clasificación como ganancias

En contraste con los ingresos ordinarios, las ganancias suelen presentarse eventualmente, no suelen ser gestionadas permanentemente por la administración de la entidad, y en muchos casos no son relevantes.

Algunos ejemplos de ganancias son:

  1. Ganancia en venta, retiro o disposición de activos.
  2. Ganancias por prescripción de pasivos.
  3. Ganancias por disminución en multas y sanciones, negociación o amnistía legal.
  4. Sobrantes de inventario.
  5. Servicios prestados esporádicamente, por ejemplo, un ingreso por transportar mercancías en un vehículo de propiedad de la entidad, por un evento que se presentó una única vez, y la administración no se encuentra interesada en seguir gestionando operaciones como esta.

Juan David Maya Herrera
Consultor Estándares Internacionales

*Exclusivo para actualicese.com

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…