Así es como se mueve el bolsillo de los colombianos: ahorro vs. crédito

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 20 septiembre, 2018

Así es como se mueve el bolsillo de los colombianos: ahorro vs. crédito

El año anterior, cerca de 25 millones de adultos contaban con una cuenta de ahorro en Colombia. También se destaca el uso de cuentas de ahorro electrónicas, depósitos electrónicos y cuentas de ahorro de trámite simplificado. La tarjeta de crédito es el producto que más tienen los colombianos.

En la edición 1153 con fecha del 10 de septiembre, la publicación Semana Económica de la Asobancaria analiza los principales resultados de estudios en materia de inclusión financiera en el 2017 para Colombia.

La entidad destaca los resultados del Global Findex del Banco Mundial con corte a 2017, reporte en el cual se expone que el 46 % de las personas mayores de 15 años encuestadas en el país afirmaron contar con una cuenta en un banco, en otro tipo de entidad financiera o con un proveedor de dinero móvil; una cifra que evidencia una mejoría frente a 2014 (fecha en el que se realizó la anterior medición), cuando fue de 39 %.

Otro reporte analizado por la Asobancaria fue el segundo Estudio de demanda de inclusión financiera de Banca de las Oportunidades, la Superintendencia Financiera de Colombia y el Banco de Desarrollo de América Latina. Según el estudio, el acceso a servicios financieros creció 10 puntos porcentuales entre los años 2014 y 2017, pasando de 67 % a 77 %, respectivamente.

Productos de ahorro: cuentas de ahorro tradicionales se mantienen

“Las cuentas de ahorro tradicionales son el producto que históricamente han tenido mayor participación.”

Los productos de depósito se han convertido en los que mayor penetración tienen para los colombianos. Las cuentas de ahorro tradicionales son el producto que históricamente han tenido mayor participación. En 2017 cerca de 25 millones de adultos tenían al menos una cuenta de ahorro, presentando un aumento de 3,3 millones de adultos con respecto a 2014.

Desde el punto de vista del informe de la Asobancaria, «los esfuerzos realizados por parte de la banca colombiana para desarrollar productos financieros según el perfil de población en condiciones vulnerables han resultado en la creación de cuentas de ahorro electrónicas –CAE–, depósitos electrónicos –DE– y cuentas de ahorro de trámite simplificado –CATS–», los cuales son considerados instrumentos generadores de impacto y resultados en la estrategia de inclusión financiera en nuestro país.

Los depósitos electrónicos han sido el segundo producto de ahorro que ha presentado mayor tenencia, con 4,2 millones de adultos al cierre de 2017, seguido por las cuentas de ahorro electrónicas con cerca de 3 millones. Otros productos de ahorro, como los CDT y las cuentas de ahorro de trámite simplificado, han llegado a cifras de 775.896 y 103.287 adultos, respectivamente.

«La importancia de estos productos simplificados dentro de las estrategias de inclusión financiera se evidencia en que su uso resulta mayor al de otro tipo de productos del pasivo bancario», dice el informe. Entre los años 2014 y 2017 estos productos representan una proporción mayor de adultos con productos activos, comparado con productos tradicionales como las cuentas de ahorro.

Productos de crédito: colombianos son fieles a las tarjetas de crédito

La tarjeta de crédito es el producto que más tienen los colombianos; 10,3 millones de adultos la tenían con corte de 2017, seguido por el crédito de consumo con 9,6 millones, microcrédito con 4,6 millones, crédito de vivienda con 1,5 millones y, finalmente, crédito comercial, con 1,2 millones.

En cuanto al número de personas mayores de edad con algún producto de crédito vigente, las tarjetas de crédito también son el producto más usado. Por otra parte, el número de adultos con un crédito de consumo activo aumentó 1,4 millones entre 2014 y 2017. «Productos como el microcrédito, el crédito de vivienda y el crédito comercial presentaron variaciones menos significativas durante este lapso», publica Asobancaria.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…