Así se supervisará la creación y desempeño de las sociedades BIC en Colombia


13 noviembre, 2020
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

La Supersociedades creará un espacio para promocionar esta figura societaria, entregar información y capacitar a los interesados.

Se buscará que las sociedades que adopten la condición BIC cumplan con las normas relacionadas en la materia y se velará por la corrección de posibles incumplimientos.

El 5 de noviembre de 2020, la Supersociedades expidió la política de supervisión de las sociedades de beneficio e interés colectivo –BIC–, con la que se establece la forma en que se ejercerán las funciones de supervisión de estas sociedades, según lo indica la Ley 1901 de 2018 y el Decreto 2046 de 2019.

Al respecto, el superintendente de sociedades, Juan Pablo Liévano, ha dicho que la idea es que Colombia cuente con más sociedades competitivas, productivas y perdurables, para lo cual las sociedades pueden adoptar la condición BIC, con lo que se busca el desarrollo sostenible mediante un triple impacto: económico, social y ambiental.

“las sociedades de condición BIC pretenden un balance entre la rentabilidad económica y la social y ambiental, al buscar no solo la maximización del beneficio e interés de sus accionistas, sino también el interés colectivo y del medio ambiente”

Así, las sociedades de condición BIC pretenden un balance entre la rentabilidad económica y la social y ambiental, al buscar no solo la maximización del beneficio e interés de sus accionistas, sino también el interés colectivo y del medio ambiente.

«La política pretende que las sociedades que adopten la condición BIC cumplan con los más altos estándares a nivel normativo, para así lograr generar valor mediante el reconocimiento significativo y tangible por parte de sus grupos de interés», explica Liévano.

TAMBIÉN LEE:   "Afiliadoras de poste": ministerio del Trabajo envía mensaje de alerta

La política está sustentada en los tres pilares de supervisión de la entidad:

1) Énfasis en la pedagogía para lograr una cultura de cumplimiento normativo

Para tal efecto, la superintendencia creará espacios de promoción, información, difusión y capacitación para las sociedades, los administradores, los empresarios y los emprendedores sobre la condición BIC.

Que sus beneficios, regulación, fundamentos, requisitos, derechos, deberes, obligaciones, estándares y los beneficios de contar con la condición BIC, desde la adopción de la misma y el cumplimiento normativo, sean totalmente entendidos.

2) Cumplimiento normativo

La superintendencia buscará que las sociedades que adopten la condición BIC cumplan con las normas relacionadas en la materia y velará por la corrección de posibles incumplimientos.

El cumplimiento normativo va dirigido a que las sociedades BIC reporten las actividades de beneficio e interés colectivo desarrolladas en términos cualitativos y cuantitativos de impacto en el reporte de gestión BIC y por la observancia de las metodologías del estándar independiente adoptado.

3) Actuación oportuna y temprana

Adicionalmente, la Supersociedades realizará verificaciones que le permitan identificar situaciones de riesgo de incumplimiento normativo, para que las empresas que adopten la condición BIC realicen las correcciones del caso de manera preventiva y así evitar multas, la declaratoria de pérdida de la condición BIC y el deterioro de la condición, y se presente un verdadero valor agregado en la adopción de la condición BIC para las sociedades y sus grupos de interés.

¿Suficiente para estimular un reenfoque hacia la solidaridad empresarial?

«La posibilidad de que, en Colombia, cualquier sociedad comercial pueda adoptar la condición de BIC existe desde la expedición de la Ley 1901 del 18 de junio de 2018. Tal norma indica que dichas compañías, además del beneficio e interés de sus accionistas, actuarán en procura del interés de la colectividad y del medio ambiente», explica Juan Esteban Sanín Gómez, abogado, magíster en Derecho con énfasis en Tributación, socio y director de las firmas de servicios profesionales Ignacio Sanín Bernal y Cía. Abogados S. A. S. e Ignacio Sanín Bernal Contadores S. A. S.

TAMBIÉN LEE:   Hasta hoy hay plazo para recibir descuento en el impuesto predial en Barranquilla

Por otra parte, explica que, aunque el Decreto 2046 de 2019 trae algunos incentivos para las BIC (portafolio preferencial en materia de propiedad industrial, acceso preferencial a líneas de crédito y tratamiento tributario de las utilidades repartidas en acciones a los trabajadores), estos resultan insuficientes para realmente estimular un reenfoque masivo hacia la solidaridad empresarial.

«En un país como Colombia, muchas veces las empresas reemplazan al Estado en el cumplimiento de ciertos fines esenciales, tal como lo es el servir a la comunidad y el promover la prosperidad general. Por esta razón, debe empoderarse fiscalmente a las compañías para que adopten la condición de BIC y puedan generar aún más beneficios para la comunidad», opina.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 13 noviembre, 2020
    (hace 2 años)
Categorías:
Etiquetas: