Auditoría: ¿sabemos aplicarla correctamente como lo establecen las NAI?

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 5 febrero, 2015

Auditoría: ¿sabemos aplicarla correctamente como lo establecen las NAI?

En entrevista con Álvaro Fonseca Vivas, Revisor Fiscal con experiencia en auditoría financiera, forense y de gestión, afirma que hay profesionales que no entienden la verdadera importancia de la Revisoría Fiscal porque la perciben más como una auditoría externa y financiera. De igual manera, es pertinente auditar los Estados Financieros elaborados bajo NIIF con las NAGA.

Álvaro Fonseca Vivas es Contador Público, especialista en Administración Financiera y Maestría en Docencia, con experiencia en investigación, manejo de riesgos, auditoría financiera, de gestión, PED y forense, en las áreas de costos, finanzas, presupuestos y contables. En diálogo con él, destaca que hace falta más compromiso y orden para aplicar la preparación, revelación y el aseguramiento con los Estándares Internacionales en la contabilidad y la auditoría.

¿Es verídico lo que afirman algunos profesionales respecto a que con la implementación de las Normas de Aseguramiento de la Información – NAI -, en cuanto a que la Revisoría Fiscal se reduciría a la elaboración de una Auditoría Financiera?

Es cierto que algunos lo mencionan, especialmente aquellos que no han entendido la verdadera importancia que tiene la Revisoría Fiscal, porque la perciben más como una auditoría externa y financiera, y no como aquellos que atestan sobre todas las actividades que realizan las organizaciones empresariales. Está contemplado en la Ley 58 de 1931 y en la 73 de 1935, y no por ello digamos que son normas antiguas, donde su función es preventiva y no correctiva, la cual ejecuta la auditoría interna y externa en aspectos individuales o globales.

“las NAI, NIA o ISA, éstas ayudarán a fortalecer la utilización de la auditoría dentro de la Revisoría Fiscal, aunque no mucho, porque son tomadas de las normas emitidas por EUA”

Respecto a las NAI, NIA o ISA, éstas ayudarán a fortalecer la utilización de la auditoría dentro de la Revisoría Fiscal, aunque no mucho, porque son tomadas de las normas emitidas por EUA, desde cuando fueron acogidas en 1931, y ya se habían copiado en la Ley 43 de 1990 en el artículo 7, pero nunca se han reglamentado. Todavía no sabemos aplicar correctamente el desarrollo de una verdadera auditoría como lo establecen las ISA, incluyendo los papeles de trabajo. Por tanto, es bueno seguir protegiendo a la Revisoría Fiscal, (preparar como profesionales independientes) para fortalecer su labor que es muy importante, cuando esta se desarrolla con verdadera independencia y ética.

¿Cuáles son las modificaciones más relevantes en la ejecución de la Auditoría bajo NAI con respecto a las NAGA?

Como lo mencionaba en el punto inmediatamente anterior, éstas quedaron establecidas en la Ley 43 de 1990 en el artículo 7. Por lo tanto, hay mucho qué hacer y en especial para aquellos que no las han aplicado correctamente, es decir, las modificaciones sí son relevantes en el caso del manejo de los riesgos que no han sido ejecutados con las NAGA.

Otro aspecto importante es el Deterioro que no es lo mismo en la propiedad, planta y equipo, que como en las cuentas por pagar o por cobrar. Éstas deben reglamentar, capacitar y establecer el cumplimiento de las mismas. No es muy desconocido para los profesionales que las manejan en sus labores cotidianas, trabajarlas conjuntamente con las NIIF, por lo que en mi opinión no se debe capacitar ni trabajarlas por separado. Ya la experiencia enseña que todo se debe implementar o establecer en sus políticas contables.

¿Cuáles serían las principales problemáticas que enfrentarán los auditores financieros de las empresas de los Grupos 1 y 3, que acaban de presentar sus primeros estados financieros, teniendo en cuenta que no existe normatividad para realizar su respectiva auditoría?

Para el caso de los del Grupo 1 no les afecta mucho porque generalmente son las compañías grandes las que cuentan con firmas de auditoría externa y recursos para que los auditores se encuentren constantemente con el manejo de la información. Además, cuentan con una auditoría interna quienes realizan como mínimo dos revisiones a las cuentas de los Estados Financieros. Adicionalmente, cuentan con años de experiencia en el manejo de los papeles de trabajo, planeación, administración, dirección del desarrollo de auditorías, aunque en algunas oportunidades esto no significa que sean 100% confiables como se constata en los escándalos que se conocen de los grandes fraudes en las organizaciones en el ámbito mundial.

En el caso del Grupo 3, que aún no es claro quiénes lo componen, no les es fácil porque muchos de ellos no cuentan con los recursos para contratar auditorías externas y mucho menos a una persona exclusiva que realice auditorías a esta función. Pero, para aquellos que la realicen, las problemáticas son el desconocimiento de las NIIF, las políticas contables de las entidades que sí las realizaron, los tiempos de revisión y de presentación en las fechas establecidas por los entes de control, incluyendo la información exógena que no hay que desconocer que se debe integrar a esta información.

¿Cuáles son los impactos en la confiabilidad de los estados financieros, derivados del desconocimiento de las nuevas dinámicas que parecerían ser tendencia a nivel nacional, debido a la falta de reglamentación de las prácticas de auditoría?

Los impactos o riesgos son altos, en especial porque aún se sigue trabajando con una contabilidad con los PCGA (Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados), establecidos en los Decretos 2649 y 2650 de 1993 exigidos por la DIAN, donde hay aspectos que no se manejaron, y ahora con las NIIF, de los Decretos 3022 y 3023 del 2013hay un gran desconocimiento de ellas, tanto en la implementación como en el manejo y en el cambio brusco de desaprender para aprender nuevas formas de manejar una contabilidad financiera que no es lo mismo que digitar paquetes de contabilidad, es decir una «doble contabilidad», porque una se le presentará a la DIAN y la otra a los usuarios, como lo establece en la Ley 1314 de 2009. Sin embargo, hay que seguir llevándolas, aunque la información no es congruente porque aparte de ello hay que tener el comparativo entre los Estados Financieros de Apertura con las NIIF y los de Cierres con los PCGA, y continuar manejándolos hasta los años 2019 y 2020.

Además de lo anterior, las políticas establecidas para ello: registros contables, flujo de efectivo, el estado de situación financiera, el estado de resultados y la discriminación de cada una de ellas, la elaboración de las notas a los Estados Financieros y otros aspectos que hacen dispendioso el trabajo operativo y de información para los usuarios y aún para el Estado. Si esto es con la preparación y presentación de los Estados Financieros, se imagina cómo será el aseguramiento de la calidad de esa información y cuánto tiempo le llevará presentar su informe como auditor y el dictamen en el caso de los Revisores Fiscales.

¿Es pertinente auditar los Estados Financieros elaborados bajo NIIF con las NAGA, teniendo en cuenta que el Marco Técnico Normativo de las Normas de Aseguramiento de la Información es todavía un proyecto de decreto?

“Lo importante aquí es la experiencia y el conocimiento que se tenga de las NIIF en Colombia por parte de quienes ejercen la auditoría a los Estados Financieros”

Sí es pertinente auditarlos y estimo que esto no depende tanto de si está o no normatizado. Lo importante aquí es la experiencia y el conocimiento que se tenga de las NIIF en Colombia por parte de quienes ejercen la auditoría a los Estados Financieros elaborados bajo estas normas y de cómo se planea; que los objetivos sean claros, también el desarrollo de los papeles de trabajo con las evidencias y pruebas, y el informe que se emita satisfaga la confianza de los usuarios que estén esperando dicha información en los Estados Financieros y en el realce de unas Notas, lo más claras posibles, porque de ello depende la toma de decisiones y más aun cuando se habla de un negocio en marcha.

Más aún, para que dominemos el manejo de la preparación de los Estados Financieros, la revelación de esa información y para el aseguramiento de la calidad de la misma, pasarán como mínimo, en mi opinión 10 años, porque aún todos los días o todos los meses hay modificaciones, actualizaciones y discusiones de manejos e impactos de las Normas Internacionales de Información Financiera – NIIF -, en especial si no nos capacitamos, leemos, investigamos y discutimos con fundamento la aplicabilidad o no de aspectos de estas normas que afectan e impactan la contabilidad financiera, como es el caso del deterioro y de los riesgos en cada una de las operaciones que realizan las organizaciones empresariales. Hace falta más compromiso y orden para aplicar la preparación, revelación y el aseguramiento con los Estándares Internacionales en la contabilidad y en la auditoría.

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…