Bases para un Programa de Trabajo hacia un Plan Único de Cuentas Empresarial (PUCE) con estándares IFRS (NIIF) – Hernán A. Rodriguez


Hernán RodríguezUna vez contextualizado el concepto de “convergencia”, y definido el ente emisor de los estándares de información financiera al cual seguir en este proceso, se debe llegar un acuerdo sobre  la  agenda de discusión clasificando los temas por contenidos similares y por temas divergentes de nuestra normatividad con los estándares IFRS(NIIF). Con los temas similares se debería preparar una sola ronda de discusión muy informativa para así llegar a las recomendaciones con ahorro de esfuerzos. Con los temas divergentes se deben hacer varias rondas de discusión con las autoridades respectivas para estudiar ya sea el impacto de su adopción, el de mantener la norma divergente o proponer una tercera vía hacia la convergencia.

Un tema paralelo dentro de la agenda activa debe ser el de las normas de contabilidad y más específicamente la que tiene que ver con los Planes Únicos de Cuentas (PUC). El objetivo con este tema es proponer la integración de los diversos PUCs para el sector empresarial con ánimo de lucro en un solo Plan Único de Cuentas Empresarial (PUCE) que sea consistente con las necesidades legales de preparación de estados financieros de propósito general y con los estándares internacionales  aceptados.

Para integrar el PUCE propuesto con los estándares IFRS (NIIF), este se debería conceptualizar a partir de dos modelos de registros, uno para la preparación y presentación de libros contables, y otro para la preparación y presentación de información financiera.

El primer modelo incluiría la guía de dinámica contable para facilitar el registro contable cumpliendo estándares de reconocimiento y medición de los elementos de los estados financieros.  El segundo modelo incluiría la guía de dinámica contable para facilitar la presentación y revelación de los estados financieros.

Esta estrategia permitirá seguir contando con el nivel de desagregación a que estamos acostumbrados, y así no perder el sentido del suministro de información a nivel de cuentas hacia las autoridades, y para que a la vez se pueda, con base en información a nivel de cuentas, cumplir con la obligación de emitir estados financieros con todas las cualidades de información  y estándares que permiten reflejar la situación  económica y financiera.

Hay que tener en cuenta que todos los PUCs existentes están estructurados en una serie numérica que forman un código de 6 dígitos. El primer nivel de un solo digito identifica los elementos de los estados financieros 1 Activo, 2 Pasivos, 3 Patrimonio, 4 Ingresos,  5, 6 y 7  Gastos, 8 y 9 Cuentas de Orden y SN las Notas de Revelación. El segundo nivel (dos primeros dígitos) identifican  el primer nivel de los rubros de los estados financieros (11 Efectivo, 12 Inversiones etc…) donde se agrupan las cuentas para ir totalizando los valores finales de los elementos de los estados financieros. El tercer nivel (cuatro digito) identifica la agrupación de cuentas con que se facilita la impresión del libro mayor. El otro nivel (cuarto) se utiliza para representar las diferentes subcuentas que le dan sentido a la información a nivel de cuenta, permite clasificación diversa como de funcionalidad o naturaleza. A partir del quinto nivel del código las empresas deben conformar su plan de cuenta especifico (nivel de cuentas auxiliares) que se utiliza en el soporte contable.

Esta estructura, Elemento-Rubro-Cuenta-Subcuenta-Auxiliar, es presentada en varios documentos emitidos por diferentes autoridades llamados todos PUC,  donde además se incluye la descripción conceptual de cada nivel y se prescribe la dinámica de doble partida a nivel de subcuentas (seis dígitos).

Para la reformulación del PUCE se debería conservar la anterior estructura Elemento-Rubro-Cuenta-Subcuenta-Auxiliar pero unificando las descripciones que los diferentes PUCs hacen de un mismo nivel, respetando las descripciones generales que se le hacen a estos niveles en el marco conceptual y en las normas generales del reglamento general de la contabilidad, o las que se hacen en las normas especiales. Por otra parte la obligación de redactar la dinámica de doble partida debería ser trasladada al ente contable para cuando haga la formulación de su plan de cuenta específico al momento de formular sus políticas contables.

En cumplimiento de lo anterior nos quedaría un nomograma básico para el PUCE el cual se analizaría por temas asociándolos con el nivel jerárquico de los estándares IFRS (NIIF).

Autor:

CP. Hernan A. Rodriguez G.
globaliconta.blogspot.com
Email:herodri@gmail.com

Actualícese es un centro de investigación donde producimos y distribuimos conocimientos en temas contables y tributarios a través de revistas, cartillas, libros y publicaciones digitales, seminarios, foros y conferencias.
Miles de profesionales reciben estos y más beneficios con nuestra Suscripción Actualícese.

Horarios de atención Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. jornada continua. Sábados de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.

Únete a nuestras redes sociales



Los logos y nombres comerciales pertenecen a su respectivo dueño.
Respetamos tu privacidad, todos tus datos están seguros con nosotros.

Si deseas darte de baja, puedes administrar tus preferencias de correo aquí

Escríbenos por Whatsapp  Ver líneas de atención
Hay mucho más para ver en Actualícese al iniciar sesión... Iniciar sesión Registro gratuito