Cambio en política de depreciación según la NIIF para pymes


13 mayo, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Métodos de depreciación existen varios; sin embargo, lo más común en las organizaciones colombianas es el uso del modelo de línea recta, que en muchos casos desconoce la razón de ser de la deprecación. El Decreto 2649 de 1993 establece que la depreciación refleja la forma como el activo contribuye a generar beneficios económicos a la entidad.

El problema fundamental de la conceptualización de la depreciación responde a que en la realidad organizacional, en la mayoría de los casos, los profesionales optan por aplicar el método de línea recta, el cual establece simplemente una vida útil acorde con la normatividad fiscal y disminuye progresivamente el costo del activo hasta llegar a 0, al final de esa vida útil fiscal.

Con la entrada en vigencia de las NIIF, se busca determinar una forma acertada de depreciar activos, de tal manera que se cumpla con la verdadera razón de ser de la depreciación, esto es, reflejar la forma como el activo contribuye a generar beneficios económicos.

En este contexto y teniendo en cuenta que cada método de depreciación aplica a unas condiciones diferentes (particulares específicas en el comportamiento de cada tipo de activos), puede contemplarse la posibilidad de cambiar el método utilizado para la elaboración del ESFA, por otro más adecuado en la elaboración de los estados financieros de períodos posteriores, y en este aspecto la NIIF para pymes en los párrafos 10.15 al 10.18 establece que sí es posible cambiar el método de depreciación, cuando cambien los elementos que se evaluaron para escogerlo; es decir, si en algún momento, con previa evaluación, se considera que otro método es más acertado que el elegido inicialmente. Este es el tipo de decisiones que tienen que estar muy bien documentadas; la sección 10 establece que una política contable se cambiará cuando el efecto de ese cambio genere que la información sea más cercana a la realidad, más útil para la toma de decisiones de los usuarios.

TAMBIÉN LEE:   Tratamiento contable y fiscal de las deducciones en renta del 50 % del valor del GMF

En síntesis, sí es posible cambiar el método de depreciación y se tratará como un cambio en estimación contable, lo que implica afectar sólo períodos posteriores sin el requerimiento de ajustes en períodos anteriores.

También puede consultar:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 13 mayo, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas: