Cambios que el IESBA propuso para el Código de Ética de los contadores públicos


7 agosto, 2019
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Mejorar la solidez de los principios de integridad, objetividad y comportamiento profesional, la responsabilidad del contador de actuar sobre el interés público y la mente investigativa al aplicar el marco conceptual, son algunos puntos que se debatirán y podrían modificarse en el Código de Ética.

El 31 de julio de 2019, la Junta de Normas Internacionales de Ética para Contadores –IESBA, por sus siglas en inglés– propuso algunos cambios al Código de Ética de estos profesionales, cambios enfocados en mejorar su mentalidad.

Los cambios están planteados en el borrador Revisiones propuestas para promover el rol y la mentalidad esperada de los contadores profesionales, el cual responde al llamado de las diferentes partes interesadas, que le solicitaron a la Junta de Ética que explorara si el Código podría contribuir al fortalecimiento del escepticismo profesional y de qué forma lo haría.

“Se espera que la comunidad contable aporte sus puntos de vista hasta antes del 31 de octubre de 2019”

Se espera que la comunidad contable aporte sus puntos de vista hasta antes del 31 de octubre de 2019. Además, la Junta de Ética planea organizar un seminario web en el mes de septiembre, para proporcionar una visión general de las revisiones propuestas.

Cambios propuestos para el Código de Ética

Las propuestas incluyen una discusión sobre el papel de los contadores públicos en la sociedad y la relación entre el cumplimiento del Código de Ética y la responsabilidad del contador de actuar sobre el interés público.

También incluyen mejoras en la solidez de los principios fundamentales de integridad, objetividad y comportamiento profesional.

TAMBIÉN LEE:   Elección y papel del revisor fiscal suplente

Por otro lado, trabajan el fortalecimiento del Código de Ética, al requerir que los contadores tengan una mente investigativa para aplicar el marco conceptual.

Las propuestas, a su vez, destacan la importancia de ser conscientes de los prejuicios y tener una cultura organizacional adecuada.

Código de Ética en línea

El 26 de junio de 2019, el IESBA lanzó el Código Electrónico –eCode–, herramienta digital para que los contadores públicos accedan y conozcan el Código de Ética Internacional para Contadores Profesionales (incluidos los Estándares de Independencia Internacional). Los contadores públicos interesados en conocer esta nueva herramienta pueden ver este video tutorial que explica cómo utilizarla. Cabe recordar que el Código de Ética reestructurado y revisado entró en vigor el 15 de junio de 2019.

“Además de las características y funcionalidades de tipo ‘aplicación’, esta nueva plataforma demuestra mejor la arquitectura y la escalabilidad de los ‘bloques de construcción’ del código”, indica la página web del IESBA.

El Código Electrónico es el resultado de una iniciativa estratégica para aprovechar las tecnologías modernas, incluido el acceso a documentos a través de teléfonos móviles, a fin de que el contenido del Código sea lo más accesible, visible y fácil de usar posible.

Además de una búsqueda y navegación mejoradas, el eCode incluye enlaces a recursos que brindan información contextual o explican las razones de las disposiciones particulares del mismo Código.

La mayor retroalimentación se tuvo antes de reestructurar el Código, pues el IESBA trabajó durante cinco años en esa tarea, y es que en muchas jurisdicciones los organismos miembros de la IFAC buscaban que el fuese más claro, sencillo y fácil de traducir.

TAMBIÉN LEE:   Personas naturales e importancia de informar correctamente el patrimonio fiscal a diciembre de 2020

La estructura del Código de Ética se ha vuelto más clara y mucho más sencilla, no solo en términos de los contenidos, sino también en cuanto a separar los principios, requerimientos y el material de aplicación.

Otra característica importante es que el Código ha sido reescrito con un estilo diferente, con frases simples y una sintaxis sencilla para que sea más fácil de traducir. Así que la claridad, traducibilidad e implementación mejorarán con la versión reestructurada. La idea es que el Código también sea más fácil de aplicar con fines de cumplimiento.

Material relacionado

Así te actualizaremos:

Nuestros productos