Cheques girados no cobrados y cheques posfechados: tratamiento según los Estándares Internacionales

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 20 abril, 2016

Cheques girados no cobrados y cheques posfechados: tratamiento según los Estándares Internacionales

El reconocimiento y medición de partidas mantenidas en depósitos a la vista, como las cuentas bancarias o de ahorro, requiere un riguroso control por parte de la entidad, a fin de determinar el importe de estas partidas a la fecha de cierre.

Una de las actividades imprescindibles en cada cierre contable es la conciliación bancaria. En esta la entidad rastrea una a una todas las transacciones que hayan afectado cada una de sus cuentas bancarias.

La conciliación bancaria permite identificar diferencias entre las partidas registradas en el libro de bancos y las reportadas en los respectivos extractos enviados por la entidad financiera. Dos de los temas más frecuentes que se presentan en la conciliación bancaria tienen que ver con el tratamiento de cheques girados no cobrados y de cheques posfechados. Para el reporte de estas partidas en los estados financieros bajo los Estándares Internacionales, analicemos los siguientes aspectos:

Cheques posfechados

“El cheque es un título valor reconocido por el Código de Comercio. La finalidad de los cheques es ordenar al banco (girado) la entrega de recursos a un tercero (beneficiario)”

El cheque es un título valor reconocido por el Código de Comercio. La finalidad de los cheques es ordenar al banco (girado) la entrega de recursos a un tercero (beneficiario).

Los cheques posfechados han surgido como una forma de financiación con garantía, pues el emisor y el beneficiario del cheque acuerdan una fecha futura para el cobro del mismo.

El hecho de que el cobro del cheque haya sido acordado para una fecha futura, tiene las siguientes implicaciones:

  1. El girador del cheque conserva para sí la disponibilidad de los recursos depositados en su cuenta bancaria.
  2. El beneficiario del cheque no tiene aún el derecho contractual de cobrarlo (aunque sí tiene el derecho legal, pero este se considera subsidiario).
  3. Si existe alguna obligación de pago por parte del girador, no se entiende extinguida con la entrega del cheque, sino hasta la fecha acordada para su cobro.

Con estas consideraciones los cheques posfechados no extinguen obligaciones en los estados financieros, ni tienen implicación contable alguna. La entidad (girador y beneficiario) debe controlar los cheques posfechados de manera extracontable.

Cheques girados no cobrados

A diferencia de los cheques posfechados, los cheques girados no cobrados no están sujetos a una condición de cobro en una fecha futura, sino que pueden ser cobrados en cualquier momento por el beneficiario.

Si a la fecha de cierre la entidad ha entregado cheques a terceros, y estos no han sido cobrados, sucede lo siguiente:

  1. El girador del cheque ha transferido al beneficiario los derechos y ventajas sobre los recursos girados. Tal hecho implica que el girador se desprende de los recursos girados, y no debería contar con estos.
  2. El beneficiario del cheque adquiere el derecho de presentarse ante el banco y recibir la suma de dinero establecida en el cheque.
  3. Si el cheque es girado en virtud del pago de una obligación, esta obligación se entiende extinta, pues el cheque es uno de los medios de pago establecidos en la legislación colombiana.
  4. El banco (girado) se convierte en deudor respecto del beneficiario del cheque; esto quiere decir que a la presentación del título valor está obligado a entregar los recursos al beneficiario.
  5. El girador del cheque debe reconocer la disminución en sus cuentas bancarias a pesar de que los cheques aún no hayan sido cobrados.
  6. El beneficiario del cheque debe dar de baja la cuenta por cobrar (o reconocer el anticipo recibido), y como contrapartida reconocer una de las siguientes opciones:

a. Un mayor valor de la cuenta efectivo y equivalentes.

b. Una cuenta por cobrar a la entidad financiera a la cual corresponda el cheque.

De acuerdo con las anteriores consideraciones, en el momento de la entrega de los cheques el girador debe reconocer la implicación contable, por ejemplo, el pago de una obligación, o el anticipo a un proveedor para una futura compra.

Se aclara que si los cheques fueron elaborados, pero no han sido entregados, la entidad no debe reconocerlos aún en sus estados financieros.

Juan David Maya
Consultor de Normas Internacionales de Información Financiera

*Exclusivo para actualicese.com

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…