Colombia, con ambiente complicado para que empresarios y emprendedores hagan su trabajo


5 septiembre, 2011
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Después de los resultados del más reciente informe de Doing Business, nuestro país no quedó en buena posición cuando a la hora de poner a rodar un negocio se trata. No es una sorpresa decir que la tramitología es la gran culpable de esta situación.

Según una investigación reciente realizada por la firma Doing Business para este año, en la que se califica de 1 a 183 el grado de dificultad que tienen los comerciantes, empresarios y emprendedores para hacer sus actividades, nuestro país ocupa el puesto 39.

La investigación también arroja resultados como que los colombianos tienen dificultades para comenzar empresa ya que Colombia se ubica en el escalafón 73 en el ranking mundial. Conseguir un permiso de construcción es más sencillo (32) que registrar una propiedad (55) u obtener un crédito bancario (65).

Además, Colombia ocupó el puesto 150 en el indicador que mide el cumplimiento de los contratos y el 118 por pago de impuestos. La categoría de protección de inversores es la única que tiene calificación de un dígito, ubicando al país en el ranking número 5 en el mundo. Así lo publica El Espectador.

Tramitología… culpable

«Para pedir una cita con un especialista, tomarme una topografía corneal debo realizar los siguientes pasos: pedir una cita con médico general, el médico te remite para optometría, el médico te remite para oftalmología, oftalmología solicita un examen, hay que pedir historia clínica a oftalmología y sacarle fotocopia, en la clínica donde te atendieron hay que dirigirse a una casilla para que llenen un formulario mediante el cual la EPS autoriza el examen, finalmente, hay que dirigirse a la EPS para que autoricen los examenes». Lo dice Diana, una de tantas colombianas que se muestra inconforme con las EPS.

TAMBIÉN LEE:   Emitida Norma Internacional de Contabilidad del Sector Público 43 sobre arrendamientos

Y es que el problema no solo aplica para quienes tienen en mente crear una empresa, en cualquier aspecto del diario vivir aparece la palabra tramitomanía. Juan Manuel Páez, un Contador Público, dice que hay Universidades que a la hora de los derechos de grado hacen procedimientos absurdos. «Solicitan copia original del acta de grado del título de Contador Público, algo que se sale de la lógica ya que si se trata de acreditar la condición de profesional graduado en Contaduría basta con copia de la tarjeta profesional o del certificado de vigencia de inscripción y de antecedentes disciplinarios o del diploma. Se nota como las Universidades quieren aumentar sus ingresos».

Finalmente, uno de nuestros navegantes que se hace llamar Jitorres nos cuenta que al crear una empresa hay que centralizar toda incripción que se necesite como seguridad social, ARP, cajas de compensación, bienestar familiar, Sena, EPS, pensión. «Actualmente, al hacerlo entidad por entidad se gasta mucho tiempo, filas, hay una demora en el proceso como de dos semanas, diligencias un formulario, un certificado de Cámara de Comercio, RUT, en fin», dice.

Como lo expresa el columnista de Semana, Germán Uribe, las más insensatas y engorrosas vueltas que debe adelantar el ciudadano común, están concentradas «casualmente» en las entidades o empresas cuyo mayor afán no es precisamente el de ofrecer un servicio inmejorable y ágil, sino el de optimizar con rapacidad desenfrenada sus utilidades: las EPS, los bancos, las notarías y el tránsito.

Para ellas, dice Uribe, el que alguien tenga que atravesar la ciudad para retirar un certificado sin sentido ni utilidad alguna, por el que además le cobran un precio exagerado, no es nada. No saben, o sí lo saben les importa un higo, del desgaste sicológico y el deterioro emocional de la gente mientras se ve obligada a hacerle caso a sus traumáticas y estériles ocurrencias.

TAMBIÉN LEE:   Pago del Registro Nacional de Turismo por parte de plataformas digitales fue reglamentado

El tiempo corre y corre… por ciudades

El número de trámites y el tiempo que tardan en realizarse varían según la ciudad. Manizales es en la que más se facilita desarrollar negocios, Ibagué es la segunda y Pereira la tercera. Bogotá, por su parte, está en el puesto 12, Barranquilla en el 17, Bucaramanga en el 18, Cali en el 20 y Cartagena ocupa el último lugar.

Como lo publica El Espectador, en Neiva un empresario tarda 8 días en crear una empresa, mientras que en Tunja el procedimiento puede durar 43. En cuanto al número de trámites para registrar propiedades, oscila entre 7 en Bogotá y 13 en Barranquilla, Bucaramanga y Cúcuta.

Material Relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 5 septiembre, 2011
    (hace 11 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace