Conceptos viejos y errados


Walter Sánchez Ch
Las publicaciones de “Contrapartida” son escritas por miembros de la comunidad académica del Departamento de Ciencias Contables de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Pontificia Universidad Javeriana.

En Contrapartida 6030, nuestro apreciado maestro Hernando Bermúdez, con toda la autoridad moral e intelectual, dice:

Mientras el mundo de los negocios está cambiando cada día al impulso de la investigación aplicada, los planes de estudio suelen mantenerse intactos durante períodos de 5 o más años. Muchos programas de pregrado siguen enseñando las mismas cosas que hace 20 años. Muchos profesores piensan que esa educación es adecuada y suficiente. Los egresados se enfrentan a nuevas concepciones desde los procedimientos de selección y al ingresar a trabajar advierten que varias tareas supuestamente propias de los contadores son realizadas por otras personas.

(El subrayado es nuestro).

Tiene toda la razón el profesor Hernando y hago énfasis en el subrayado. Veamos qué se enseñaba hace 20 años:

  • Que la partida doble es la igualdad entre débitos y créditos. Falso e impreciso.
  • Que la auditoría es un proceso de revisión. Falso e impreciso, elemental, liviano.
  • Que la auditoría financiera es la revisión de los EEFF. Falso, impreciso, elemental, liviano.
  • Que en la auditoría se aplican técnicas refiriéndose a las pruebas. Falso, impreciso, liviano.
  • Que el costo “es cuando un recurso se utiliza para algún fin” (Blocher-Stout). Liviano, elemental, impreciso.
  • Que la cuenta es “A systematic arrangement that shows the effect of transactions and other events on a specific element (asset, liability, and so on)” (Kieso). Falso, pobre, liviano, elemental.
  • Que el control interno es un proceso. Erróneo, falso, ni siquiera elemental.
  • Que el costo histórico es un método de valoración (Kieso). Horrible, elemental, incorrecto.
  • Que la depreciación es la disminución del valor de un activo. Básico, incompleto, elemental, liviano.
  • Que el control es un proceso y tiene como función controlar. Horrible. Erróneo, elemental, liviano.
  • Que la auditoría sirve para controlar. El colmo.
TAMBIÉN LEE:   Regimen de la contaduría pública: discusión en torno a las funciones del colegio profesional

No terminaría con la cantidad de ejemplos que se podrían citar. ¡Francamente esto raya en la denuncia social! No hay derecho a que suceda lo que plantea el Doctor Bermúdez.

Todas esas obsoletas “definiciones” son placebos cognitivos que reciben los incautos e ingenuos estudiantes, no solo de pregrado sino hasta de posgrado (quienes callan). Por otro lado, para nada producen operaciones metacognitivas, ni preguntas, ni dudas, nada. Son elementales definiciones funcionalistas o descriptivas, las cuales me enseñaron en mi pregrado por allá en la década del 80, del siglo pasado.

Walter Sánchez Ch. – Pedagogo conceptual
Tomado de Contrapartida – De Computationis Jure Opiniones.
Número 6058, agosto 23 de 2021.

 


 

Actualícese es un centro de investigación donde producimos y distribuimos conocimientos en temas contables y tributarios a través de revistas, cartillas, libros y publicaciones digitales, seminarios, foros y conferencias.
Miles de profesionales reciben estos y más beneficios con nuestra Suscripción Actualícese.

Horarios de atención Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. jornada continua. Sábados de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.

Únete a nuestras redes sociales



Los logos y nombres comerciales pertenecen a su respectivo dueño.
Respetamos tu privacidad, todos tus datos están seguros con nosotros.

Si deseas darte de baja, puedes administrar tus preferencias de correo aquí

Escríbenos por Whatsapp  Ver líneas de atención