Contratos de distribución: concepto, características y clases


7 marzo, 2016
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Uno de los aspectos en que coinciden la mayoría de los contratos de distribución, tanto típicos como atípicos, es que son de ejecución sucesiva, es decir, que tienen larga duración y la ejecución de las obligaciones de las partes se prolonga en el tiempo a través de varios actos escalonados.

“existe el riesgo para los contratantes que las condiciones pactadas inicialmente varíen por situaciones ajenas a ellos, haciendo difícil el cumplimiento de las obligaciones para una de las partes.”

La mayoría de contratos de distribución se caracterizan por ser de larga duración; de esta manera existe el riesgo para los contratantes que las condiciones pactadas inicialmente varíen por situaciones ajenas a ellos, haciendo difícil el cumplimiento de las obligaciones para una de las partes.

¿Qué son los contratos de distribución?

Estos contratos son utilizados por los productores para efectos de comercializar sus productos en distintos territorios y conquistar clientes a través de otras empresas que tienen la infraestructura –locales comerciales–, medios de producción –equipos tecnológicos– y el recurso humano suficiente para cumplir dicho objetivo de manera autónoma e independiente.

Clases

Algunos de estos contratos han sido regulados por el Código de Comercio y son conocidos como típicosTambién existen contratos de distribución que no han sido reglamentados de manera precisa por la ley. Sin embargo, las prácticas de los empresarios, junto con el estudio continuo de la jurisprudencia y la doctrina, han delineado las características que permiten su empleo por los comerciantes. Estos son contratos atípicos y aquí se encuentran los contratos de concesión mercantil, de distribución en sentido estricto y de franquicia en la modalidad de distribución, entre otros.

TAMBIÉN LEE:   Desempleo en Colombia en junio fue de 14,4 %

Uno de los aspectos en que coinciden la mayoría de los contratos de distribución, tanto típicos como atípicos, es que son de ejecución sucesiva, es decir, que tienen larga duración y la ejecución de las obligaciones de las partes se prolonga en el tiempo a través de varios actos escalonados.

Requisitos a tener en cuenta en estos contratos

El artículo 868 del Código de Comercio y la jurisprudencia de la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia fija los siguientes requisitos:

  1. Que el contrato exista y sea válido.
  2. Que el contrato sea de ejecución sucesiva, escalonada, periódica o diferida.
  3. Que las circunstancias que afectaron el equilibrio prestacional sucedan luego de celebrado el contrato, durante su ejecución y antes de su terminación.
  4. Que los hechos sobrevinientes al contrato sean extraordinarios, imprevistos, imprevisibles y extraños al contratante afectado.
  5. Que el desequilibrio prestacional sea cierto, grave, fundamental, enorme o significativo, y no cualquiera.

Si quiere ampliar este tema, lea nuestro análisis Reajuste del precio en un contrato de distribución: conozca cómo lograrlo legalmente.

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 7 marzo, 2016
    (hace 6 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace