Control de detalle exigido a los contribuyentes obligados a llevar contabilidad a partir de 2018

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 24 mayo, 2018

Control de detalle exigido a los contribuyentes obligados a llevar contabilidad a partir de 2018

El Decreto 1998 de noviembre de 2017, que regula la conciliación fiscal del artículo 772-1 del ET, indica que la Dian puede llegar a exigir, a partir de 2018, la “transmisión electrónica” de únicamente los registros que componen el “control de detalle”, ¿sabe a qué se refiere este requerimiento?

La norma del artículo 772-1 del ET, relacionada con la conciliación fiscal obligatoria para los declarantes de renta que deben llevar libros de contabilidad, fue reglamentada a través del Decreto 1998 de noviembre 30 de 2017 (el cual modificó los artículos 1.7.1 hasta 1.7.6 al DUT 1625 de octubre de 2016), estableciendo así, que dicha conciliación fiscal estaría compuesta de dos elementos especiales, a saber:

a. Control de detalle

b. Reporte de conciliación fiscal

En relación con el primer elemento, citamos solo los textos pertinentes:

Artículo 1.7.1. Conciliación fiscal. La conciliación fiscal constituye una obligación de carácter formal, que se define como el sistema de control o conciliación mediante el cual los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementario obligados a llevar contabilidad, deben registrar las diferencias que surjan entre la aplicación de los marcos técnicos normativos contables y las disposiciones del Estatuto Tributario.

La conciliación fiscal contendrá las bases contables y fiscales de los activos, pasivos, ingresos, costos, gastos (deducciones) y demás partidas y conceptos que deban ser declarados, así como las diferencias que surjan entre ellas. La (sic) cifras fiscales reportadas en la conciliación fiscal corresponden a los valores que se consignarán en la Declaración del impuesto sobre la Renta y Complementario.

La conciliación fiscal está compuesta por los siguientes elementos:

1. El control de detalle. Corresponde a una herramienta de control implementada de manera autónoma por el contribuyente, la cual contiene las diferencias que surgen entre los sistemas de reconocimiento y medición de la aplicación de los marcos técnicos normativos contables y las disposiciones del Estatuto Tributario y detalla las partidas conciliadas a que se refiere el numeral 2 de este artículo.

El control de detalle deberá contener como mínimo:

a. Su diligenciamiento, deberá reflejar de manera consistente el tratamiento fiscal de las transacciones o hechos económicos que generen diferencias de reconocimiento y medición entre lo contable y fiscal.

b. Deberá garantizar la identificación y detalle de las diferencias, a que se refiere el inciso 1° de este artículo; así como el registro o registros contables a los cuales se encuentra asociadas.

c. Registrar las transacciones en pesos colombianos de conformidad con lo establecido en el artículo 868-2 del Estatuto Tributario.”

“Artículo 1.7.3. Conservación y exhibición de la conciliación fiscal. La conciliación fiscal deberá conservarse por el término de firmeza de la declaración de renta y complementario del año gravable al cual corresponda, de conformidad con el artículo 632 del Estatuto Tributario, modificado por el artículo 46 de la Ley 962 de 2005 y el artículo 304 de la Ley 1819 de 2016, y ponerse a disposición de la Administración Tributaria, cuando ésta así lo requiera. La conciliación fiscal tendrá pleno valor probatorio en los términos de los artículos 772 a 775 del Estatuto Tributario.

Parágrafo. La Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales –Dian–, en uso de las facultades otorgadas por el parágrafo del artículo 684 del Estatuto Tributario, podrá solicitar la trasmisión electrónica del control de detalle a que se refiere el numeral 1 del Artículo 1.7.1. de este Decreto.

El Director General de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales –Dian–, prescribirá los términos y condiciones para estos efectos.”

“Artículo 1.7.4. Prescripción del reporte de conciliación fiscal.

(…)

Las condiciones y requisitos del control de detalle a que se refiere el numeral 1 del Artículo 1.7.1. de este decreto, aplicarán a partir del año gravable 2018. En todo caso para el año gravable 2017, los contribuyentes deberán probar las diferencias que resulten entre lo contable y lo fiscal bajo los sistemas que tengan implementados y los medios de prueba idóneos.”

(El subrayado es nuestro)

De acuerdo con lo anterior, podemos entender y destacar lo siguiente:

“El control de detalle es una base de datos especial, separada de la contabilidad oficial”

a. El control de detalle es una base de datos especial, separada de la contabilidad oficial, en la cual solo se deben volver a registrar las mismas notas contables que se hayan utilizado en la contabilidad oficial para hacer reconocimientos y mediciones propios de las normas internacionales. Así, por ejemplo, si en la contabilidad oficial se utilizó una nota contable en diciembre 31 para reflejar el mayor valor de un activo contra un ingreso en el estado de resultados producto de hacerle a dicho activo, al final del año, su respectiva medición al valor razonable, esa misma nota contable se tendrá que registrar otra vez, pero dentro de la base de datos que se llamará control de detalle.

b. La base de datos del control de detalle debe llevarse forzosamente a partir del año 2018.

c. Si el control de detalle es una base de datos extracontable, en la cual se recopilan las mismas notas contables con las cuales se hicieron ajustes propios de las normas internacionales a cualquiera de las partidas de la contabilidad oficial (ajustes a los activos, o a los pasivos, o a los ingresos, o a los gastos), la Dian puede pedir la transmisión electrónica de ese control de detalle (es decir, puede pedir que le transmitan solamente esa base de datos extracontable). Para pedir dicha transmisión electrónica, la Dian tendría que expedir una resolución especial que, hasta el momento, no ha sido expedida.

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…