Corrupción, un llamado urgente para erradicar este mal en la profesión

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 16 octubre, 2013

Corrupción, un llamado urgente para erradicar este mal en la profesión

Así lo han manifestado Contadores Públicos en diversos encuentros nacionales. Muchos afirman que la corrupción en la profesión es consecuencia de lo permeadas que están las instituciones nacionales. Otros le echan la culpa a los bajos salarios que hay en el gremio. Se coincide que todo comienza en el hogar de cada persona y la educación que ahí reciban.

La Cifra (haz click en la imagen para ampliar)

La Cifra (haz click en la imagen para ampliar)

Recientemente el Contador General de la Nación, Pedro Luis Bohórquez, habló del nuevo perfil del contador público, que se debe iniciar una cruzada desde la academia por depurar la idoneidad de los contadores públicos.

“Para evitar que los profesionales incurran en conductas que atenten contra la moralidad pública de este país, debe hacerse una cruzada desde la universidad con los futuros contadores que se están formando, porque en nuestro país hay un grave problema que es la inversión de valores», dijo.

«Los contadores públicos deben constituirse en barreras infranqueables para no permitir la corrupción en nuestro país, así les cueste el puesto, tienen que pararse en las organizaciones y no dejarse manosear por los gerentes de las organizaciones, donde los contadores se vuelven amanuences, firmantes y escribientes, eso hay que cambiarlo en este país”, agrego.

De igual manera, la semana pasada en un conversatorio realizado en Bogotá y donde participó el director de la DIAN, Juan Ricardo Ortega, el Dr. José Hernando Zuluaga, CEO de actualicese.com tomó la palabra y hablo de la corrupción en el gremio.

“Es evidente que la fe pública vulnerada por aquellos Contadores Públicos que se prestan a componendas con corruptos nos afecta, y a quienes somos parte de organismos del Estado nos duele”, dijo.

Son numerosas las quejas ante el Tribunal Disciplinario de la profesión, de las cuales hoy por hoy en un porcentaje cercano al 33% son de la misma DIAN, y se relacionan con faltas de ética de Contadores Públicos y Revisores Fiscales.

En gran parte se refieren a declaraciones con saldo a favor tanto en renta como en ventas y certificaciones firmadas por estos profesionales solicitándolas, las cuales son aceptadas por funcionarios del organismo de control impositivo, entregando los recursos de los contribuyentes a personas que hábilmente valiéndose de conocimientos procedimentales y operativos de la institución, utilizan recursos del bien común para fines personales.

Lo que piensa la comunidad de actualicese.com

«La falta de ética y profesionalismo siempre va a existir en este país que toda la vida ha sido corrupto. Hasta los mismos que reglamentan las leyes no tienen buena conducta»: Luis Javier Carbal Vásquez.

«No es sólo la falta de ética y profesionalismo, por lo cual algunos colegas caen en eso. Pienso que la culpa la tiene el mismo Gobierno, ya que a través de sus altos impuestos, algunas empresas se ven obligadas a pagar salarios bajos a los colegas»: Luis Duarte Villarreal.

«Los bajos salarios. Además de téccnico se pasa a ser profesional muy rápido. No deberían homologar tanto. La ética de las universidades se pierde en esas personas»: Juan Sebastián.

«Tenemos un Gobierno donde la corrupción es el pan de cada día. Debemos cambiarlo desde casa, enseñando a nuestros hijos para que sean profesionales honestos»: Janette Robayo Aldana.

«La corrupción está por todos lados, hasta en los grandes niveles del Estado. Eso depende de la formación que la persona ha tenido en su hogar por parte de su familia y a trabajar honradamente en el bienestar de la comunidad en general. Hay muchos contadores entre ellos me incluyo que fuimos formados con ética y honestidad, transparencia, sinceridad, honrados, pero a este grupo no se le tiene en cuenta para socializar una reforma tributaria, para que despues a punto de decretos se trate de corregir los horrores cometidos»: Jairo José Ávila Hernández.

Recuerde, actos de corrupción deben ser denunciados por Revisores Fiscales

El art. 7 de la Ley 1474 de julio 12 de 2011, Estatuto Anticorrupción, adicionó un numeral 5 al art. 26 de la Ley 43 de 1990 donde indica que los Revisores Fiscales que no denuncien oportunamente los actos de corrupción cometidos por los entes jurídicos a los que están vinculados enfrentarán un proceso de cancelación definitiva de su inscripción (tarjeta profesional) ante la Junta Central de Contadores.

La norma da a entender que los Revisores Fiscales que deben denunciar los actos de corrupción son tanto los vinculados a entes del sector privado como los vinculados a entes del sector público, sin importar si el Revisor Fiscal está vinculado bajo prestación de servicios o relación laboral.

Debe destacarse que el numeral adicionado al artículo 26 de la Ley 43 de 1990 hace referencia a la obligación de denunciar los actos de corrupción “que haya conocido” o “que tuviera la obligación legal de conocerlo”.

“se sobreentiende que un Revisor Fiscal tiene facultades y libertades para revisar todos los actos llevados a cabo por los administradores y empleados de la empresa.”

Esta frase es muy delicada pues da a entender que el Revisor Fiscal no puede alegar que no conocía ciertos casos, pues se sobreentiende que un Revisor Fiscal tiene facultades y libertades para revisar todos los actos llevados a cabo por los administradores y empleados de la empresa.

El problema se presenta porque muchos llevan demasiadas Revisorías Fiscales al mismo tiempo y en ese caso no les alcanza el tiempo para hacer las pruebas de todas las áreas de la empresa con la debida profundidad y con ello detectar posibles casos de fraudes o corrupción.

Por otro lado, son muchos los casos en que un mismo Contador o Firma de Contadores permanecen por mucho tiempo en el cargo de Revisor Fiscal en la misma empresa por lo cual hasta la misma Supersociedades ha dado entender que lo mejor sería rotarlo cada cierto tiempo para que no se comprometa la independencia profesional pues obviamente, si esa independencia está comprometida, es muy difícil que el Revisor salga a denunciar los actos de corrupción.

Colombianos, con muchas ganas de denunciar

Más de la mitad de los colombianos encuestados en el Barómetro Global de la Corrupción 2013 de Transparencia por Colombia, cree que la corrupción ha aumentado en los dos últimos años. Frente a este panorama, la nota positiva la ofrecen los ciudadanos, quienes afirman que quieren actuar: el 97% de los colombianos encuestados dicen estar dispuestos a involucrarse activamente en la lucha contra la corrupción.

Las opiniones sobre la ineficiencia de las medidas del gobierno para combatir la corrupción, algo observado por el 56% de los colombianos, y la percepción de la gravedad del problema en el sector público por parte de un 62% de los encuestados, parecen activar la corresponsabilidad de los ciudadanos.

Las maneras en que los colombianos manifestaron querer actuar contra la corrupción van desde la presión social a sus gobernantes suscribiendo peticiones (87%), hasta el activismo en redes sociales (80%). Por otro lado, se destaca el interés en reportar hechos de corrupción. En Colombia, en 2010 el 86% de los encuestados afirmaron estar dispuestos a hacerlo y en 2013 el porcentaje se elevó a 91%.

Pero cuando se pregunta ante quién haría la denuncia, el 33% de los encuestados asegura que ante medios de comunicación, mientras que un 21% recurriría directamente a la institución pública, o a una línea de atención del gobierno.

El Barómetro evidencia la poca confianza de los ciudadanos en las instituciones encargadas de representarlos y de diseñar políticas para combatir la corrupción. Los partidos políticos y el Congreso de la República son percibidos como muy corruptos, con una calificación de 4.3 (siendo 1 nada corrupto y 5 muy corrupto). Le siguen el sistema judicial (3.8), los servicios médicos (3.8) y las fuerzas militares (3.4).

Material Relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…