Créditos de colocación, cómo obtener los mejores beneficios – Parte I


6 julio, 2017
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

El buen manejo de su historial crediticio, su nivel de endeudamiento y otra serie de pautas que presentaremos en este editorial, le permitirán obtener todos los beneficios que ofrece el sector financiero; aprovechar esto le será muy útil en el manejo de sus finanzas.

El sector financiero ofrece productos de colocación y de captación. Se incluyen entre los productos de captación los que permitan obtener recursos del público como CDT, CDAT, cuentas de ahorro, cuentas corriente, entre otros; y los de colocación, que permiten poner dinero en el mercado como las tarjetas de crédito, créditos de libre inversión, créditos hipotecarios, entre otros. En este artículo presentaremos una serie de pautas a tener en cuenta cuando se desee solicitar y manejar productos de colocación.

Pautas para solicitar y manejar productos de colocación

“Evalúe lo que usted requiere y si la entidad puede atender sus necesidades a plenitud, recuerde que pagar más por un mejor servicio puede generarle un gran ahorro de tiempo y dinero”

Antes de solicitar el producto, compare tasas y condiciones: es importante que usted conozca los cargos que tiene asociado cada producto financiero; tenga presente que como cualquier empresa, los establecimientos bancarios pueden presentar mejores condiciones en unos productos que en otros como estrategias para captar clientes; por ello, por más atractiva que le parezca la publicidad, deténgase un momento a analizar los siguientes aspectos:

  • Credibilidad: investigue si la entidad que ofrece el servicio está autorizada por la Superintendencia Financiera. Averigüe la estabilidad y reconocimiento de esta en el mercado; en ocasiones, algunos establecimientos pueden ofrecerle “el cielo y la tierra”, pero es mejor ir a paso seguro con una entidad seria.
  • Tasa: los intereses que vienen asociados, en el caso de productos de consumo, pueden ser determinantes a la hora de elegir. Por lo general, y por exigencia del Banco de la República y la Superintendencia Financiera, las entidades financieras exponen estas tasas a sus usuarios, entonces procure investigar al menos 5 entidades y comparar estos costos.
  • Seguros: los seguros siempre son importantes, sobre todo considerando el nivel de riesgo que manejan los empleados o independientes en Colombia; consulte las condiciones para cobrarlos, los documentos que debe presentar y los costos que debe pagar por ellos.
  • Beneficios y calidad en el servicio: no siempre los costos son lo único que determina elegir un establecimiento bancario. Para cada tipo de clientes existen innumerables beneficios, lo cual no quiere decir que esto coincida por lo general con lo que usted requiere; en ese sentido, evalúe si los servicios y beneficios que le ofrecen por pertenecer a la entidad son relevantes para usted; por ejemplo, existen entidades que asignan un gerente o asesor para resolver las inquietudes de sus clientes, esto puede ser relevante para alguien a quien le interese la atención personalizada. En cambio, otras entidades pueden brindarle el servicio desde una excelente plataforma tecnológica, siendo este un aspecto relevante para las personas que no gustan de acercarse a menudo a un banco y que no desean interactuar de manera directa con ningún asesor. Evalúe lo que usted requiere y si la entidad puede atender sus necesidades a plenitud, recuerde que pagar más por un mejor servicio puede generarle un gran ahorro de tiempo y dinero.
“existe una línea muy delgada entre tener una buena experiencia crediticia y estar sobreendeudado, recuerde que como en cualquier negocio, si usted desea comprar, nadie le va a restringir hacerlo”

Así como usted evalúa la entidad financiera, estas también lo evalúan a usted, por lo tanto tenga presente lo siguiente para acceder a mejores tasas y beneficios en el mercado financiero.

  • Buen manejo de su historial crediticio: el manejo que usted tenga de sus créditos y el pago oportuno de los mismos generan una especie de carta de presentación. Tener un manejo adecuado de sus créditos le permitirá disponer de financiación en cualquier momento y aprovechar oportunidades de descuentos o importante negocios.
  • Tenga cuidado al servir de codeudor: existen muchos casos en que los usuarios de productos financieros, a pesar de tener un buen manejo de sus créditos, se ven en inconvenientes por asumir deudas de terceros que no son canceladas en los tiempos establecidos o, en el peor de los casos, se van a carteras de difícil cobro; recuerde que como codeudor usted debe asumir esa obligación como suya, por lo tanto, debe estar pendiente del manejo que se le da a esta y, en caso de que el tercero no cancele, usted debe asumir con responsabilidad esta obligación.
  • Llevar una contabilidad organizada: en cualquier momento, un asesor puede llegar a la puerta de su oficina o negocio a ofrecerle productos y para que usted pueda acceder a ellos le solicitará una serie de documentos; por esto, es importante que tenga a la mano, y de forma organizada, todas sus cuentas y los documentos que soporten sus ingresos. Así, la evaluación de la entrevista será satisfactoria para el banco en relación con el origen de sus fondos y le será mucho más fácil acceder a créditos, evitando reprocesos para el banco por cambio de papelería o vencimiento de documentos.
  • Nivel de endeudamiento: existe una línea muy delgada entre tener una buena experiencia crediticia y estar sobreendeudado, recuerde que como en cualquier negocio, si usted desea comprar, nadie le va a restringir hacerlo; es por ello que debido a los atractivos sistemas de mercadeo de los bancos, muchas personas, “en un cerrar y abrir de ojos” cuentan con demasiados productos que, aunque no usen, elevan su nivel de endeudamiento y las perjudica en ocasiones para adquirir otros que sí requieren. Ante esta situación usted debe tener en cuenta estas 3 premisas: disponer de cupos moderados en los productos que le ocupan mayor capacidad de endeudamiento como tarjetas de crédito y créditos rotativos, evaluar constantemente el uso de los productos que tiene y cancelar los productos que definitivamente considere no va a usar, o disminuir el cupo disponible de estos.
  • Refinanciación o reestructuración: tenga presente que extender los plazos de sus deudas y modificar las condiciones inicialmente pactadas genera una huella en el informe de centrales de riesgo como Transunión y Datacrédito, esta huella es un tipo de alerta para otras entidades financieras con el fin de que se abstengan de otorgar créditos a clientes que presenten estas situaciones.
TAMBIÉN LEE:   Niños y jóvenes a aprender de educación financiera en la Global Money Week

Material Relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 6 julio, 2017
    (hace 5 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace