“Criptomonedas deben reglamentarse pronto y así evitar que se conviertan en un problema a futuro”


16 agosto, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Julio César Alonso Cifuentes, economista y director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas de la Icesi afirma que, claramente, la regulación alrededor del tema de las criptomonedas no se está moviendo con la rapidez que se requiere a nivel mundial, y Colombia no es la excepción.

El 25 de julio de 2018 se radicó en el Congreso de la República el proyecto de Ley 028 de 2018, mediante el cual se espera regular las transacciones y operaciones civiles y comerciales realizadas entre personas a través de monedas virtuales. Según el proyecto de ley, las criptomonedas se definen como “activos de carácter virtual”, los cuales presentan un valor que se registra de forma electrónica y que pueden ser usados como forma de pago a través de medios electrónicos. Para hablar sobre esta moneda virtual, Actualícese entrevistó a Julio Cesar Alonso Cifuentes, director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas –Cienfi– de la Universidad Icesi.

Supersociedades y Superfinanciera envían advertencias sobre las criptomonedas, pero ¿piensa que a estas entidades les ha faltado iniciativa para expedir una reglamentación sobre el tema?

El mundo de las llamadas criptomonedas es cambiante y muy dinámico. Claramente, la regulación alrededor del mundo no se está moviendo con la rapidez que se requiere, y Colombia no es la excepción. Es importante que los colombianos conozcan los riesgos asociados al invertir en criptomonedas; necesitamos más trabajo de los reguladores tanto en el frente de divulgación de los riesgos cómo en la reglamentación.

¿Qué tipo de beneficios se pueden perder si no se trabaja en una regulación sobre el tema?

“Las criptomonedas pueden ser riesgosas, pero la tecnología del blockchain puede ser de mucha utilidad para los negocios formales y, en especial, para el sistema financiero tradicional”

Es importante que rápidamente se regule y quede clara la diferencia entre las criptomonedas y la tecnología del blockchain. Estas están relacionadas, pero no son lo mismo. Las criptomonedas pueden ser riesgosas, pero la tecnología del blockchain puede ser de mucha utilidad para los negocios formales y, en especial, para el sistema financiero tradicional. Es importante que se regule cuanto antes, de tal manera que la tecnología en mención, la cual tiene grandes potencialidades, no se vea salpicada y pierda confianza del público en general por asociación con los problemas que traen consigo las criptomonedas.

TAMBIÉN LEE:   Personas naturales obligadas a presentar la declaración de renta por el año gravable 2021

Hay que rescatar esta tecnología. El caso de las criptomonedas es diferente; estas, como cualquier otro activo, tienen riesgos desde el punto de vista del inversionista, y desde el punto de vista del regulador tienen un riesgo muy delicado, ya que pueden servir para lavar activos dada la dificultad para rastrearlas. Así mismo, debido a esta complejidad será muy difícil cobrar impuestos sobre las ganancias derivadas de estas transacciones.

¿Cómo favorece al escenario económico nacional una reglamentación a favor de las criptomonedas?

Las criptomonedas deben reglamentarse lo más pronto posible y así evitar que estas se conviertan en un problema en el futuro próximo. Es importante que se aclare bajo qué escenarios será viable invertir en ellas.

¿Qué tipo de cuidados debe tener una persona que piensa ingresar a este tipo de negocio?

Como cualquier activo, las criptomonedas pueden valorizarse o desvalorizarse. El valor de una moneda está soportado básicamente en dos fenómenos: primero, por su capacidad de hacer transacciones, es decir, por la utilidad de la moneda para ser intercambiada por bienes y servicios. En el caso colombiano, las criptomonedas no son aceptadas ni serán aceptadas masivamente en vez del peso para hacer transacciones; son contadas las excepciones de los lugares que las aceptan para hacer transacciones. En otras palabras, el valor de una criptomoneda en Colombia no depende de su capacidad de comprar bienes y servicios.

El segundo fenómeno corresponde a la confianza de los tenedores de que la moneda sirva como depósito de valor. En los últimos meses del 2017 parecía que el valor del bitcoin no tenía techo y eso estaba generando un aumento de la demanda. Los agentes querían comprar antes de que siguiera subiendo. Después de la euforia y al hacerse evidente que los gobiernos alrededor del mundo estarían dispuestos a intervenir, la demanda cayó y esto hizo caer el precio.

TAMBIÉN LEE:   El IAASB está trabajando actualmente en un proyecto para revisar la NIA 240

Ahora no es claro que el bitcoin sea un buen activo para mantener su valor y este depende de la confianza que tengan los tenedores de la comunidad respecto a otros tenedores de dicha criptomoneda. Así, y en consecuencia de que el precio depende de la confianza en el bitcoin es importante tener en cuenta que esta última puede cambiar drásticamente con las determinaciones que tome un país grande. Esto hace muy incierto el futuro del precio de esta moneda virtual.

¿A qué se debe el sube y baja del Bitcoin? ¿Barreras que le han impuesto en los países? ¿Volatilidad?

Básicamente, la caída del precio del bitcoin se debe a que cada vez más países dejan claro que no aceptarán que esta moneda virtual circule libremente. Esto hace que la demanda por esta criptomoneda disminuya y su precio caiga. Por otro lado, la volatilidad depende de fenómenos de la oferta y demanda de este activo, lo cual es normal.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 16 agosto, 2018
    (hace 4 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace