¿Cuáles son las ventajas para los contadores públicos al conocer el Estándar Pleno?

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 24 octubre, 2018

¿Cuáles son las ventajas para los contadores públicos al conocer el Estándar Pleno?

Carlos Arturo Rodríguez y Alexandra Peñuela, contadores públicos y expertos en Estándares Internacionales opinan que entender el Estándar Pleno es complejo, por lo cual se debe tener un plan de estudios. De igual forma, estas normas son más robustas, extensas y complejas.

En nuestro país, donde más del 90 % de las empresas se caracterizan por ser pymes, ¿será importante y tendrá ventajas conocer el Estándar Pleno? Los contadores públicos y expertos en Normas Internacionales de Información Financiera, Carlos Arturo Rodríguez y Alexandra Peñuela, nos entregan sus puntos de vista.

Carlos Arturo Rodríguez, socio de IFAS SAS afirma en Actualícese que para las entidades del grupo 1, y para aquellas que pertenecían naturalmente al grupo 2 y que voluntariamente migraron al grupo 1, es fundamental presentar sus estados financieros con base en los Estándares Internacionales.

“Lo anterior les permite acceder a nuevos mercados y competir en ellos, por cuanto su información financiera es comparable con la de otras entidades radicadas en otras jurisdicciones”, dice Rodríguez.

Rodríguez explica que para las entidades del grupo 2 es importante conocer el Estándar Pleno debido a que la jerarquía normativa del Estándar para Pymes (ver párrafos 10.3 y siguientes) permite utilizar excepcionalmente (cuando el tema no sea tratado en el Estándar para Pymes) el Estándar Pleno. Por lo tanto, el desconocimiento de este último podría limitar las alternativas de tratamiento contable en una entidad del grupo 2.

“Entender el Estándar Pleno es una tarea compleja, para la cual se debe tener convicción, tiempo y recursos, de manera que cada contador pueda decidir cuál estándar es más beneficioso. Es necesario contar con un plan de estudios”, concluye este contador público.

Por su parte, Alexandra Peñuela, gerente senior NIIF para el sector público y O&G de BDO International Colombia explica en Actualícese que, en estricto sentido, el Estándar Pleno es la base del Estándar para Pymes:

“Estas normas han sido modificadas y simplificadas a las necesidades de las pequeñas y medianas empresas. De conocer el Estándar Pleno se podría tener un entendimiento más amplio de las normas que aplican a entidades que cotizan en mercados de capitales (con transacciones más complejas), y se podría entender de una forma más rápida el Estándar Pymes”, explica.

Para ella, si se entiende lo complejo primero, se tendrá un avance significativo cuando se adopte o aplique a nivel de una pyme.

Peñuela afirma que el Estándar para Pymes se creó con el propósito de que las medianas y pequeñas empresas también contaran con Estándares Internacionales de alta calidad. “Son una modificación del Estándar Pleno y más simplificadas, además pueden ser utilizadas en la elaboración y presentación de estados financieros, que son fundamentales en la toma de decisiones económicas para un amplio sector de partes interesadas sobre dicha información”, argumenta.

“El Estándar Pleno se crea con el propósito de ser aplicado principalmente por compañías que coticen en un mercado de capitales, y donde los usuarios de información son inversionistas de capital en dichas compañías”

El Estándar Pleno se crea con el propósito de ser aplicado principalmente por compañías que coticen en un mercado de capitales, y donde los usuarios de información son inversionistas de capital en dichas compañías. Estas normas son más robustas, extensas y complejas.

El hecho de conocer y aplicar las Normas Internacionales de Información Financiera, plenas o pymes según corresponda, brindará la oportunidad a las entidades de ser más competitivas en mercados locales e internacionales.

“Es hablar el mismo «lenguaje» contable y de reporte en cualquier lugar del mundo que al igual aplique este tipo de normas con la misma calidad, transparencia y comparabilidad; puntos indispensables a la hora de tomar decisiones económicas en y sobre estas entidades”, dice Peñuela.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…