Cualquier exceso en la fijación del salario mínimo podría elevar el desempleo hacia dos dígitos

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 23 noviembre, 2015

Cualquier exceso en la fijación del salario mínimo podría elevar el desempleo hacia dos dígitos

Alejandro Vera Sandoval, vicepresidente de Anif, asegura que aumentar el salario mínimo más del 6% podría agravar la situación del desempleo en Colombia, y podría llevar al país a hablar de cifras entre el 9.5% y el 10% al cierre del próximo año.

A medida que se acerca el fin de cada año, se escuchan diversas cifras alrededor del tema del aumento del salario mínimo. La Asociación Nacional de Instituciones Financieras –Anif– ya opinó sobre el tema y propuso un incremento del 6%. Dialogamos con Alejandro Vera Sandoval, vicepresidente de la entidad, sobre el tema.

¿Por qué desde la entidad se asegura que el incremento del salario mínimo no puede ser mayor al 6%?

Anif recomienda un ajuste del salario mínimo del 6%, teniendo en cuenta la inflación, la cual se perfila hacia valores cercanos al 6% al cierre del 2015; y la tendencia declinante de las ganancias en productividad, donde el indicador de Productividad Total de los Factores, incluyendo tanto el efecto del capital como del trabajo, muestra ganancias de solo el 0.1% anual durante 2012-2016.

“Un aumento del salario mínimo por encima del 6% podría estar agravando la situación de desempleo, probablemente llevándolo al umbral del 9.5%-10% al cierre del 2016.”

Un aumento del salario mínimo por encima del 6% podría estar agravando la situación de desempleo, probablemente llevándolo al umbral del 9.5%-10% al cierre del 2016. Esto debido a que la sola desaceleración económica –bajando del 4.8% anual de 2010-2014 hacia un promedio del 2.5% anual durante 2015-2016– ya lo está perfilando hacia el umbral del 9%-9.5%. Adicionalmente, el mercado laboral estará enfrentando otro desafío por cuenta del acercamiento de la tasa de desempleo hacia los niveles de largo plazo del 9%, lo cual implica que cualquier exceso en la fijación del salario mínimo avivaría nuevamente el desempleo hacia la franja 9.5%-10%.

Anif considera que se debe seguir reduciendo la tasa de desempleo para llegar a un 8,5%. El Gobierno viene cumpliendo con que cada mes se mantenga un solo dígito. ¿Va por buen camino sobre esa tarea?

Efectivamente, la tasa de desempleo se ha mantenido en niveles de un dígito en lo corrido del año 2015. Sin embargo, si bien el mercado laboral había exhibido un buen desempeño durante la primera mitad del año, hacia el segundo semestre ha empezado a mostrar señales de tensión (incrementándose en promedio 0.1pps en el tercer trimestre). Por ejemplo, la tasa de desempleo se ubicó en un 9% en septiembre del 2015, superior al 8.4% de un año atrás. Ello indica que seguramente la tasa de desempleo estará promediando una cifra del 9.1% en el 2015, similar a la del 2014, y podría estar rebotando hacia el 9.4% al cierre del 2016 por cuenta de la mencionada desaceleración económica.

La caída en las exportaciones, la situación del dólar y del petróleo, ¿de qué forma interfiere para que no se pueda pasar de ese 6%?

Todos esos factores repercuten en un menor crecimiento de la economía, promediando expansiones del 2.5% anual en 2015-2016 (vs. 4.8% en 2010-2014), agravando las posibles consecuencias que puede generar un incremento elevado del salario mínimo sobre la tasa de desempleo.

¿De qué forma se deben aprovechar los TLC y los temas alrededor de la parafiscalidad para lograr estabilidad económica y que esto no afecte el salario mínimo?

En el frente de los TLC, los cuales ya cobijan cerca del 70% de nuestra canasta exportadora, el tema crucial es la competitividad. Allí hemos identificado precariedad en la dotación de infraestructura y los problemas de logística, que generan elevados sobrecostos de transporte, educación, donde los incrementos recientes en cobertura no han estado acompañados por mejoras en la calidad, facilidad para hacer negocios, lo cual refleja la actual parálisis institucional de la justicia en Colombia, y sobrecostos no salariales cercanos al 50%, aun con las reducciones de 13.5pps logradas en la Ley 1607 del 2012.

Todos estos lastres en competitividad opacan el alivio de la devaluación cambiaria 35% promedio 2015–, que nos dejan el fin del auge minero-energético y las perspectivas de la normalización monetaria del Fed en Estados Unidos.

En relación con la parafiscalidad, Anif ha venido sugiriendo el desmonte de la contribución del 4% sobre la nómina destinada a las Cofamiliares. Solo de esta manera resultará posible continuar reduciendo la tasa de desempleo por debajo del 9% y elevando la relación Contribuyentes Activos PILA/PEA del actual 40% hacia el ansiado 70%-90% que se observa en países como Chile y España.

Material Relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…