Descuentos condicionados, reconocimiento según el Estándar Internacional

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 24 febrero, 2016

Descuentos condicionados, reconocimiento según el Estándar Internacional

Para determinar el reconocimiento de los descuentos condicionados en el Estándar Internacional para Pymes, debe evaluarse el principio de materialidad y lo establecido al respecto en las políticas internas de la compañía. Por regla general, el Estándar castiga la mala gestión financiera.

En la práctica comercial es habitual que los proveedores que realizan ventas a crédito diseñen sistemas de descuentos por pronto pago, a fin de incentivar el recaudo anticipado de los recursos, aumentar su liquidez y tener mayor oportunidad de explotación del costo de oportunidad. Así pues, aquellas operaciones comerciales en las cuales el proveedor propone una escalabilidad de descuento según la fecha de pago se denominan descuento condicionado.

Cuando se presentan este tipo de acuerdos en la relación comercial se tienen dos cantidades de dinero en dos períodos de tiempo que también son disímiles; supongamos que por la compra de una máquina con costo de $1.000.000 el proveedor anunció un valor preferencia de $950.000 si el pago se efectúa en los 30 días siguientes a la entrega del activo; la diferencia entre el millón y los 950 mil pesos genera el denominado componente financiero.

El reconocimiento dependerá de la evaluación de materialidad

“tanto el vendedor como el comprador, deben hacer una evaluación para reconocer y medir el ingreso y el costo, respectivamente; el comprador evalúa si el descuento que le están ofreciendo es material dentro de los estados financieros”

Las dos partes del acuerdo, tanto el vendedor como el comprador, deben hacer una evaluación para reconocer y medir el ingreso y el costo, respectivamente; el comprador evalúa si el descuento que le están ofreciendo es material dentro de los estados financieros; es decir que evaluará qué impacto tiene optar por la habitualidad de acceder a todos los descuentos ofrecidos sobre la utilidad del período, pues es posible que la utilidad de la empresa sea generada muchas veces por dichos descuentos por pronto pago.

En los casos en que se determine que los descuentos efectivamente no son materiales, puede realizarse el respectivo reconocimiento solo por el valor de la factura; pero cuando por el contrario se determine que dicha operación es material, el costo de la compra será el valor neto de todo descuento.

La Sección 13 del Estándar Internacional para Pymes indica que los costos de adquisición de los inventarios comprenderán el precio de compra, los aranceles de importación y otros impuestos no recuperables, el transporte, la manipulación y otros directamente atribuibles a la adquisición de la mercancía; además menciona que los descuentos comerciales, las rebajas y otras partidas similares se deducirán para determinar el costo de adquisición; es decir que si se tienen descuentos comerciales y se paga menos por pronto pago, el costo del inventario es menor.

En los casos en que la entidad como compradora no pueda acceder al pago anticipado y por tanto pierda el beneficio de descuento, ese valor que dejó de percibir como beneficio se entenderá como un costo por préstamos y así deberá reconocerse en la información financiera, puesto que el valor del bien contado será el valor descontado.

Reconocimiento de rebajas y otras partidas similares

Las rebajas obtenidas en la negociación comercial se reconocen por el valor final acordado. Cuando haya lugar a una operación similar, debe analizarse a qué figura se asemeja más; veamos un ejemplo:

La entidad XXY le compró a Proveedores de Colombia un lote de inventario con costo de $10.000.000 pagaderos a 6 meses; sin embargo, pasados 2 meses después de la compra XXY no ha logrado vender el mínimo de unidades disponibles, y la demanda en el mercado está por un valor inferior a su costo de adquisición. Ante esta situación XXY se comunica con el proveedor con el ánimo de realizar una devolución de la mercancía, pero Proveedores de Colombia le propone en cambio cancelar solo $8.000.000 por el mismo lote.

Este acuerdo constituye una disminución del costo de dicha mercancía, y por tanto se asemeja a la figura de rebaja, pues no se está negociando la cuenta por pagar, sino el mismo inventario. En ese caso, como se indicó más arriba, el reconocimiento debe hacerse por el valor final acordado, lo que implica que XXY realice un ajuste al valor en libros del inventario previamente reconocido.

Ejemplos de otras partidas similares a las que se refiere la Sección 13

  • Aprovechamientos: estos casos se presentan cuando se realiza la compra de un inventario y este viene acompañado de otros elementos que pueden ser vendidos; dichos elementos añadidos constituyen un menor costo del inventario principal.

Ahora bien, si el valor de los añadidos no es material, el día que se vendan se obtendrá un ingreso. Pero si se consideran importantes en la información financiera de la compañía, deben reconocerse como menor valor del inventario principal.

  • Promociones: tal es el caso de las famosas ofertas pague X y lleve XX. Cuando se realice una compra en la que se ofertaba por ejemplo un pague 10 y lleve 12; las dos unidades adicionales no constituyen un ingreso; la interpretación que debe hacerse es que se están comprando 12 unidades al costo de 10 y por tanto se deben redistribuir los costos unitarios de las 12 unidades adquiridas.
  • Bonificaciones: cuando se accede a una oferta en la cual por la compra de X unidades en el año, se recibe una bonificación de Y cantidad de unidades adicionales, los elementos recibidos a título de bonificación disminuyen el costo de las unidades previamente compradas.

Cuestión diferente ocurre cuando efectivamente se recibe un regalo; puede ocurrir que un proveedor decida premiar a sus clientes más fieles y al final del período contable, por ejemplo, decida regalar algunas unidades adicionales del producto que vende. En ese caso sí se tiene un ingreso, se aumentan los activos y se aumenta el patrimonio.

Ese regalo obtenido no puede asociarse con la mercancía previamente adquirida, ni se había negociado previamente y por eso no cuenta como menor costo.

En síntesis, cuando se accede al beneficio de un descuento condicionado se disminuye el costo del bien inmediatamente; en caso de que no se pague a tiempo y se pierdan los descuentos, la entidad tendrá financieramente un costo por préstamos.

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…