Desde la Casa de Nariño se están apretando el cinturón con el plan de austeridad inteligente


28 enero, 2016
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

La Ley de Presupuesto obligó a todas las entidades a hacer recortes del 10%, lo que generó un ahorro adicional de 220 mil millones de pesos. También se emitió una directiva con la instrucción de ahorrar otro 10%, lo que se tradujo el año pasado en nuevos ahorros por 207 mil millones de pesos.

El presidente Santos reveló que el Plan de Austeridad del Gobierno continuará en el 2016 y no habrá ampliación de nómina ni reclasificaciones. Solo la congelación de la nómina significó un ahorro de 991.000 millones de pesos, con todos los sectores aplicando recortes en viáticos, impresos y publicaciones.

“Este año mantendremos los planes de austeridad. No ampliaremos la nómina ni habrá reclasificaciones. Todos los sectores han recortado sus gastos en viáticos, impresos y publicaciones, y queremos que sean los mismos funcionarios los que den ejemplo. Queremos evitar que los más vulnerables, los sectores más débiles de la sociedad sean los sectores afectados. Debemos focalizar las acciones del Gobierno para mejorar estos sectores”, expresó el Primer Mandatario durante el Consejo de Ministros.

El Jefe del Estado indicó que únicamente la congelación de la nómina representó un ahorro de 991.000 millones de pesos, que se suman al medio billón de pesos ahorrados por la Directiva Presidencial 06 sobre austeridad y en la programación del Presupuesto General.

En Ministerios como el de Cultura, el ahorro en viáticos fue de un 60% y en la Cancillería de un 45%. Igualmente, en impresos y publicaciones, el Ministerio de Minas y Energía redujo el gasto en un 59% y el Ministerio de Comercio en un 58%.

“Hace más de un año, en diciembre del 2014, iniciamos un plan de austeridad para disminuir los gastos del Estado porque sabíamos que la baja en los precios del petróleo nos iba a afectar. Eso es lo que los mercados internacionales han reconocido, que el Gobierno Nacional ha reaccionado oportunamente y con medidas concretas, para ajustarnos a las nuevas realidades”, expresó el Jefe de Estado.

TAMBIÉN LEE:   Bitcoin batió nuevo récord luego de debutar en Wall Street

El presidente Santos presentó los lineamientos de una directiva presidencial para el manejo de las comunicaciones, la cual busca conseguir las metas de austeridad preservando la eficiencia en la gestión.

“Dentro de esta política, sólo se autorizarán los planes de comunicaciones, publicaciones, publicidad y eventos que sean prioritarios. No habrá campañas que no sean relevantes, como las de promoción de entidades o aniversarios; no habrá publicaciones de lujo; no habrá eventos suntuarios y no habrá ‘merchandising’ como gorras y regalos”, agregó.

La Presidencia de la República asumirá directamente el estudio y la aprobación de los gastos e inversiones en estos rubros para que cumplan con los parámetros de austeridad, pertinencia y eficiencia. “Así seguimos ahorrando, manteniéndonos en la senda de la austeridad inteligente”, dijo Santos.

“con la Ley de Presupuesto todas las entidades se recortaron un 10%, lo que representó un ahorro de $220.000 millones”

Según cifras oficiales, con la Ley de Presupuesto todas las entidades se recortaron un 10%, lo que representó un ahorro de $220.000 millones. Además, mediante otra directiva, se hizo un recorte adicional de 10%, que representó ahorros de $207.000 millones.

Austeridad, palabra de moda en el Gobierno

Desde el lunes 18 de enero se viene escuchando la palabra austeridad entre los diversos miembros que rodean al presidente Santos, cuando este dio la orden a su equipo de gobierno de ahorrar más luego de entregar un balance positivo de la política de “austeridad inteligente” emprendida por su administración.

“Aunque los resultados fueron buenos, esto no es suficiente. Cada entidad tiene el compromiso de seguir haciendo una austeridad inteligente y seguir ahorrando recursos, porque infortunadamente se nos han disminuido demasiado los ingresos, por eso hemos dado unas instrucciones para seguir con la austeridad este año e inclusive hacer más esfuerzos y vigilar con todo el cuidado cada uno de los rubros”, señaló.

TAMBIÉN LEE:   MinCIT designó a Carlos Molano como su representante ante el Tribunal Disciplinario de la JCC

“Los viajes se han disminuido en forma importante, se pueden ahorrar más recursos en materia de viajes. Las comunicaciones, los eventos que hacen los ministerios y las entidades, que son costosos, también los vamos a disminuir. Se van a permitir los que sean justificables y que merezcan la pena invertir recursos en esos eventos”, indicó.

Agregó que le pidió especialmente a los Ministros viajar en clase económica para que den ejemplo de austeridad.

Al siguiente día, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quiso demostrar que el Gobierno está profundizando en la política de “austeridad inteligente” y está vigilando cada uno de sus rubros. En redes sociales, el funcionario compartió su tiquete en clase económica con rumbo a Suiza, donde participó en el Foro Económico Global.

El mismo Cárdenas ha manifestado que el apretón fiscal en todas las entidades del Estado es necesario frente al desplome en el precio del petróleo en los mercados internacionales. “Estamos en una época que no es fácil, esta descolgada del precio del petróleo tiene consecuencias globales, tenemos que ser muy realistas y reconocer que hay retos nuevos”, dijo en los micrófonos de Caracol Radio.

Santos, por su parte, recordó que en el 2013 el petróleo, entre impuestos y utilidades de Ecopetrol, le generaba al Gobierno cerca del 20% de los ingresos, pero este año, con el nuevo precio del petróleo, dicha cifra bajará prácticamente a cero.

Aseguró que el equipo económico del Gobierno viene adelantando un informe detallado del plan de austeridad inteligente que se pondrá en marcha en todas las entidades del Estado para enfrentar la reducción en los ingresos generada por los bajos precios del petróleo. El apretón implica desde ya una reducción de viáticos, publicidad, comunicaciones, celulares, gasolina y viajes.

TAMBIÉN LEE:   Conferencia: Balance de inclusión financiera en Colombia

¿Por qué se esperó hasta la crisis para tomar la decisión?

Esta es la gran pregunta que se plantea en el editorial del 22 de enero de El Espectador. De igual manera, el medio de comunicación cuestiona los criterios empleados anteriormente para contratar eventos y publicidad. Queda la sensación de que en época de bonanza se abrió la puerta para gastos, si no innecesarios, sí de cuestionable eficiencia en el manejo de los recursos.

Mario Alejando Valencia afirma en Las2Orillas, que entre 2010 y 2013 el gobierno Santos dilapidó $55,5 billones de ingresos petroleros desfinanciando a Ecopetrol, y el Banco de la República se gastó USD 18.393 millones de forma inútil tratando de contener la caída del precio del dólar. “Para colmo, los colombianos soportaron dos reformas tributarias, una contra los trabajadores en 2012 y la otra contra los pequeños y medianos empresarios en 2014”, dice el economista.

Desde el punto de vista de Valencia, lo que se necesita no es austeridad al estilo griego, sino medidas que impulsen actividades productivas, que generen empleos de calidad y proporcionen más ingresos disponibles a los hogares, para lo cual es indispensable revisar los acuerdos económicos internacionales vigentes.

Es necesario que no se afecten los programas sociales, pero en años pasados los gastos del Gobierno demuestran una generosidad en contratar programas de necesidad cuestionable. Por ejemplo, los que se han contratado bajo el concepto de “pedagogía para la paz” y las inversiones monumentales que se requerirán para el cumplimiento de lo que se viene acordando en La Habana.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 28 enero, 2016
    (hace 6 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace