Desempleo en Colombia, lo sufren los que más estudios tienen

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 7 agosto, 2012

Desempleo en Colombia, lo sufren los que más estudios tienen

Si los jóvenes colombianos que estudian e invierten años capacitándose sufren por oportunidades laborales, ¿se imaginan cuál es la realidad para los que son pobres? Así el Gobierno diga que las tasas de desempleo disminuyen, la juventud se ve muy afectada.

El desempleo en nuestro país sigue tocando a los más jóvenes. Así lo revela el Ministerio de Trabajo cuando se afirma que el desempleado promedio, durante el año pasado, tiene 31,6 años de edad.

De igual manera, el Ministerio permite determinar que los desocupados son en promedio los que tienen mayores estudios. En promedio, cursaron 9,4 años de educación formal, mientras que los ocupados sólo cuentan con 8,4 años de educación formal.

Como lo publica Vanguardia, cerca de 52,5% de los cesantes en 2011 provenían de los sectores de hoteles, restaurantes, comercio y servicios. Además, 1,2 millones de desempleados, se desempeñaban como obreros o empleados de empresas particulares, y esto es la mayoría tanto en la zona rural y en la urbana.

La diferencia entre el número de personas desocupadas en área urbana del rural se debe principalmente a la afectación que se ha generado en el sector de agricultura, pesca, ganadería, caza y silvicultura, “más que por la minería, y presenta tiempos de búsqueda más cortos porque la información sobre posibilidades de empleo se difunde más fácilmente en comunidades más pequeñas”, agrega el estudio.

Y para los jóvenes pobres el panorama no se ve nada bien

El 27% de los jóvenes pobres, de los estratos 1 y 2, ni estudia, ni trabaja, ni busca empleo. A esta situación se le agrega que el desempleo en todo el país entre los jóvenes de 14 a 26 años fue de 19,4% en marzo-mayo.

Muchos de los jóvenes pobres que terminan el bachillerato no continúan con sus estudios y caen en delitos como el pandillismo, el microtráfico, las bacrim y el embarazo adolescente, uno de los problemas más sensibles en Colombia.

Cronología de números que afectan a los jóvenes

En 2007, uno de los años más productivos a nivel nacional, el mercado laboral tampoco permitió que los jóvenes ejercieran su derecho al trabajo. Aquí la tasa de desempleo juvenil se ubicó en 20.3%, 10 puntos por encima de la tasa de la población total nacional. Por parte de las mujeres, la tasa de desempleo llegó al 26.3%.

La tasa de desempleo juvenil entre 2008-2009 pasó de 20.9% a 21.7%, porcentaje que casi duplica el 11.9% correspondiente a la tasa de desempleo para el total de la población durante el trimestre marzo-mayo de 2009.

Llegando a este año, con 20,9%, el desempleo de los jóvenes colombianos entre 14 y 26 años para el primer trimestre del 2012 está 50% por encima del proyectado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina: 14,3%.

La desocupación juvenil femenina es casi el doble de la registrada por los hombres (29 y 15,3%, respectivamente). La suerte de los ocupados, sin embargo, no es la mejor en materia de ingresos: el 39,1 por ciento de ellos gana máximo un salario mínimo mensual.

La situación de los trabajadores por cuenta propia

Como lo publica Portafolio, los trabajadores por cuenta propia (TCP) registraron en 2011 una tasa de pobreza 20 veces superior a la de los empleados del sector público y del doble de aquellos vinculados con el sector privado.

En los TCP la pobreza marcó 45,5% y en los servidores estatales, 2,1%. Los TCP son la mayoría dentro del total de trabajadores clasificados por el Dane según su posición ocupacional. Su característica es la del rebusque y los ingresos precarios; por esto es que muchos de ellos no alcanzan a superar la línea de pobreza, que fue de $194.696 mensual para cada persona el año pasado.

La comunidad de actualicese.com opina

“Pienso que el problema laboral no pasa por la formación académica. En muchas ocasiones, la mayoría de los Contadores son informales porque no se trabaja directamente con la empresa, puesto que hay muchas que no está dispuestas a pagar lo que verdaderamente se debe ganar uno como profesional”, es lo que dice Leonardo.

Para María Claudia el problema pasa más por el medio contable en el cual los profesionales se desenvuelven. “Respecto con quien venda y preste sus servicios, el problema está en que este medio lo que ha hecho es desvalorar el ejercicio contable. Uno se encuentra en el mercado con respuestas como que, “hay contadores que me lo hacen mas barato y hasta gratis”… que decepción”.

Por supuesto, esa actitud le molesta a María Claudia quien prefiere buscar clientes que valoren la profesión. “Ese tipo de clientes hacen que la profesión y el Contador termine siendo mediocre. Dime con quién negocias y te diré quién eres”.

Por su parte, María Fernanda, manifiesta que es triste como a la juventud los de cuello blanco hablan de profesionalizarlos, pero las plazas laborales están ocupadas por cuotas políticas de quienes escriben y aprueban las leyes.

Finalmente, Ramiro Juárez tiene en la mira a quienes ya se han debido pensionar y siguen ejerciendo la profesión. “Como pueden existir ofertas laborales para los jóvenes profesionales si los pensionados con edades de 65 o 70 años siguen en las empresas ocupando cargos importantes, recibiendo doble salario y no le dan la posibilidad a personas recién egresadas de las Instituciones de Educación Superior para ocupar estos cargos”, afirma.

Material Relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…