“Discusión del mínimo podría ser diferente este año gracias a la posición de la ministra del trabajo”

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 10 diciembre, 2018

“Discusión del mínimo podría ser diferente este año gracias a la posición de la ministra del trabajo”

Iván Daniel Jaramillo afirma en entrevista con Actualícese que el enfoque de la ministra del trabajo, de considerar “bajito” el salario mínimo, puede contribuir a orientar el debate en la Comisión de Concertación hacia la corrección histórica de la pérdida progresiva de poder adquisitivo.

Para Jaramillo, director del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, el acercamiento entre las partes involucradas en la discusión del salario mínimo se forja entre la confianza por el cumplimiento de compromisos de formalización y diálogo social en los espacios de la Comisión de Concertación, lo que condiciona el ambiente en el proceso de fijación del salario mínimo.

¿Cuál sería la situación ideal para que este año la cifra del salario mínimo se concertara y no fuera por decreto?

La situación contextual resulta adversa a la posibilidad de un acuerdo para la concertación del salario mínimo de 2019, ya que factores como el trámite de la denominada ley de financiamiento, la pérdida de poder adquisitivo del salario mínimo con ajustes imperfectos como reconoció el Consejo de Estado en el incremento del 2016, y la conflictividad social determinan un ambiente poco favorable ante un posible acuerdo en la Comisión de Concertación de Políticas Salariales y Laborales.

El PIB, IPC y la inflación son algunos ítems que maneja el Gobierno antes de establecer la cifra. ¿Qué tan acertado es contar con estos y más conceptos a la hora de definir la cifra?

“el no contar con indicadores consolidados genera espacios de desconocimiento de estándares para la fijación del salario mínimo”

Los indicadores macroeconómicos constituyen las variables para la fijación del salario mínimo. Sin embargo, tal como se ha verificado en la práctica, el no contar con indicadores consolidados genera espacios de desconocimiento de estándares para la fijación del salario mínimo, siendo deseable trasladar la fecha de debates en la Comisión de Concertación para marzo, fijando en forma retroactiva el salario mínimo con la batería de indicadores del año precedente.

Los gremios empresariales comienzan a decir que el aumento debería estar entre el 4 y 5 %; los trabajadores, el 10 %. ¿Qué puntos se deben tener en cuenta para que exista un acercamiento entre las partes?

El acercamiento entre las partes deriva de la confianza en el cumplimiento de compromisos de formalización y diálogo social en los espacios de la Comisión de Concertación que condicionan el ambiente en el proceso de fijación del salario mínimo. Es deseable incluir en la mesa la visión equilibrada de control de la inflación, en concordancia con los estímulos a la capacidad de consumo y el reconocimiento de la productividad laboral.

¿Que la ministra del trabajo piense que el mínimo en Colombia es «bajito» es un buen indicio para lo que podría venir?

El salario mínimo en Colombia ha perdido poder adquisitivo como consecuencia de la fijación prevalentemente unilateral del Gobierno, a través de los 21 años de funcionamiento de la Comisión de Concertación de Políticas Salariales y Laborales.

El enfoque de la ministra del trabajo, al considerarlo “bajito”, puede contribuir a orientar el debate en la Comisión de Concertación hacia la corrección histórica de la pérdida de poder adquisitivo progresiva del salario mínimo en Colombia. Que la ministra del trabajo piense que el mínimo es bajito podría hacer que la discusión de este sea diferente este año.

¿Qué opina sobre el proyecto de ley que existe para subirlo de forma extraordinaria?

En realidad, el proyecto de ley incorpora una prestación legal complementaria del esquema de acreencias laborales denominado “prima de la canasta familiar”, para trabajadores del sector público y privado que devenguen hasta tres salarios mínimos legales mensuales vigentes. El proyecto se orienta a reducir el impacto fiscal sobre los trabajadores con ingresos medios de carácter prestacional equivalente a 15 días de salario, pagaderos el 30 de marzo y el 30 de septiembre, que contribuye a la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores en Colombia, siempre que no se neutralice por efecto de la reforma tributaria.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…