Dividendos recibidos: cómo reconocerlos bajo NIIF


12 agosto, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Para determinar la forma correcta de realizar el reconocimiento bajo NIIF de dividendos recibidos, debe analizarse qué tipo de inversión se tiene y qué clase de dividendos se recibieron.

Existen tres tipos diferentes de inversiones que pueden hacerse; aquellas que no son significativas, las asociadas, y las controladas. El primer caso se presenta cuando se tiene una inversión con un bajo porcentaje de participación y que por lo general planea tenerse en el corto plazo y venderla cuando su costo aumente; tales deben reconocerse bajo NIIF como un instrumento financiero y como tal, se revisará si esas acciones cotizan en bolsa; cuando sea así, entonces se medirán al valor razonable, de lo contrario se dejan al costo; como puede observarse, ya no se utiliza el ajuste al valor intrínseco que se utilizaba antes, se dejan al costo.

En esta primera categoría en la cual las inversiones se reconocen como instrumentos financieros, se indica que cuando se reciben dividendos, esos deben ir directamente al estado de resultados, sin afectar la medición de la inversión e independientemente de si está medida a valor razonable o al costo.

En segunda instancia, encontramos las inversiones en asociadas que es el tipo de inversión en la cual se tiene influencia significativa, aquella que se adquirió con el fin de participar en los procesos de toma de decisiones y con un interés a largo plazo; en estos casos, el estándar permite escoger para su medición, entre el valor razonable, el método de participación, o el costo.

Si se miden al valor razonable o al costo, los dividendos recibidos se reconocerán en resultados; pero si se miden de acuerdo con el método de participación, los dividendos recibidos son menor valor de la inversión; eso está restablecido en la Sección 14 de la NIIF para pymes (Decreto 3022 del 2013) que aborda el tema de las inversiones en asociadas.

TAMBIÉN LEE:   Obligaciones de desempeño según la NIIF 15

Finalmente, si se trata de una inversión en controlada, debe medirse al costo en los estados financieros separados, y posteriormente consolidar.

“no existe un tratamiento genérico en este aspecto; cuando se reciben dividendos, algunos van a resultados y otros como menor valor de la inversión”

Como puede verse, no existe un tratamiento genérico en este aspecto; cuando se reciben dividendos, algunos van a resultados y otros como menor valor de la inversión.

¿Qué pasa cuando los dividendos se reciben en acciones?

Cuando los dividendos recibidos por una inversión se reciben en acciones, no hay ningún cambio en la situación patrimonial del inversionista; si se tenía una inversión del 100% en una empresa cualquiera que obtiene utilidades y en lugar de distribuirlas se capitalizan, eso no crea valor ni genera un cambio en el valor de la inversión; el inversionista sigue teniendo la misma inversión, y la entidad sigue teniendo el mismo patrimonio.

Recibir acciones como pago de dividendos no genera ningún reconocimiento contable, no debe realizarse ninguna transacción, reconocimiento de ingresos o modificación de la estructura financiera; en revelaciones se indicará la variación de las acciones en posesión, pero el tema patrimonial no se afecta para nada, pues no puede decirse que se obtuvo ganancia o se fortaleció el patrimonio.

En síntesis, una capitalización de utilidades no va a generar ningún registro contable en los estados financieros del inversionista.

También puede consultar:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 12 agosto, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace