Economía colombiana enfrentada a la pandemia

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 14 abril, 2020

El aparato productivo colombiano siente los efectos de la crisis causada por el coronavirus COVID-19. El Gobierno, a través de decretos y medidas encaminadas a fortalecer la economía, y a su vez a las organizaciones empresariales, intenta hacerle frente a la pandemia y evitar la pérdida de empleos. No será fácil.

A pesar de todos los fenómenos externos que desde el año anterior se venían presentando, como la guerra comercial entre EE. UU y China, así como la volatilidad en los precios del petróleo, la economía colombiana se mantenía con un crecimiento aceptable, lo cual permitía establecer pronósticos optimistas y mejores perspectivas hacia futuro.

¿Se avecinan cambios? El pico más alto de la pandemia ocurrirá, según se ha pronosticado, en las próximas semanas, por lo cual se tomó la decisión de prorrogar el aislamiento preventivo hasta el 27 de abril del año en curso. Aunque necesaria, no deja de ser una medida controversial; el sector empresarial ha manifestado su preocupación por la caída en la producción de bienes y servicios.

Las restricciones para evitar la propagación del virus traen consecuencias socio-económicas inesperadas. La economía formal, al igual que los informales, padece por la generación de ingresos; todos, de una u otra forma, terminan afectados.

Suspensión de contratos laborales, vacaciones anticipadas, horarios de atención reducidos, atención por medios tecnológicos, entre otras medidas, vienen siendo implementadas en organizaciones empresariales con la finalidad de no paralizar de un todo sus operaciones y poder mantenerse en el medio.

¿Podrán las organizaciones continuar con la hipótesis de negocio en marcha?

“En el momento actual, en el que la economía mundial atraviesa situaciones difíciles, las organizaciones empresariales deberán reinventarse. Esto debe centrarse en diseñar planes y programas a corto, mediano y largo plazo”

En el momento actual, en el que la economía mundial atraviesa situaciones difíciles, las organizaciones empresariales deberán reinventarse. Esto debe centrarse en diseñar planes y programas a corto, mediano y largo plazo, que permitan mitigar los efectos de la crisis; apostarle al mercado local, sin descuidar los actuales y potenciales mercados extranjeros; y establecer nuevos nichos de mercado que se conviertan en oportunidades de negocios.

Haz clic aquí para ver las recomendaciones que te interesarán y están relacionadas con la temática de este artículo.

Los riesgos y la incertidumbre siempre estarán presentes y en medio de las crisis se acrecientan, pero no tienen que convertirse en una barrera u obstáculo que paralice la producción, que aleje la inversión, que destruya el empleo, y no permita la consolidación de organizaciones empresariales rentables, perdurables y sostenibles en el tiempo.

Medidas económicas como las recientemente anunciada: suspensión de los aportes a pensión (empleadores y trabajadores) por tres meses, y la financiación con respaldo del estado, de nóminas para trabajadores con sueldos de hasta cinco salarios mínimos (5 smmlv) durante tres meses, encaminadas a brindar apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa, tienen que hacerse efectivas a manera de respaldo y en forma oportuna, para contener las distorsiones y daños colaterales que se pueden presentar en los diferentes sectores económicos.

La dependencia en gran porcentaje de los precios del petróleo para presupuestar los ingresos de la nación y carecer de una adecuada estructura diversificada de exportaciones tiende a complicar en cierta medida el desempeño de la economía colombiana; es aquí donde son necesarias las medidas de choque que permitan mantener un equilibrio y estabilidad laboral.

El buen manejo de la política macroeconómica y los ajustes que se efectúen a nivel del Gobierno central tienen que ser enfocados en la compensación de ingresos que se dejarán de recibir debido a la crisis. La organización fiscal que persiga la equidad al momento de imponer impuestos y gravámenes a personas jurídicas y personas naturales debe primar para constituir un Estado más activo en lo social.

Adicionalmente, deben generarse oportunidades en medio de la crisis, propiciar transformaciones al interior de las organizaciones empresariales, enfrentar los riesgos y activar la economía local aprovechando las ventajas competitivas y comparativas, convirtiéndolas en un factor diferenciador que permita generar valor agregado.

No son solo los servicios médicos y sanitarios los que se ponen a prueba al hacerle frente a la pandemia, es todo un país, lo cual obliga a no escatimar a esfuerzos para poder salir adelante. Las dinámicas impuestas por la globalización demandan políticas económicas que faciliten un margen de maniobra y garanticen soluciones a todo nivel, evitando el decrecimiento acelerado del PIB.

“Nada volverá a ser igual. Un nuevo orden económico puede surgir como resultado de la crisis, así como cambios en los mercados, estructuración de un capitalismo incluyente con dividendos sociales”

Nada volverá a ser igual. Un nuevo orden económico puede surgir como resultado de la crisis, así como cambios en los mercados, estructuración de un capitalismo incluyente con dividendos sociales, protección del medio ambiente y la recuperación paulatina del aparato productivo.        

Roberto Carlos Torres Aguas
Contador público
Especialista en finanzas

Sobre el autor

Roberto Carlos Torres Aguas

Contador público, especialista en finanzas, con diplomado en formación para la educación superior y diplomado en Normas Internacionales Contables e Información Financiera –NIIF–. Con conocimientos en sistemas informáticos; responsable y profesional en cada una de sus actuaciones, cumpliendo a cabalidad las normas legales vigentes y atendiendo los requerimientos emitidos por los organismos rectores.
Se ha desempeñado en la empresa privada y en la estatal, realizando actividades en las áreas contable, financiera, de auditoría y de revisoría fiscal. Dedicado a la investigación de temas contables, específicamente los relacionados con la implementación de NIIF en el entorno empresarial colombiano.



$199.900 /año

Quiero suscribirme

Recursos digitales PREMIUM: Análisis y Casos prácticos exclusivos.

Contenidos gratuitos sin límite

Boletín Diario

Modelos y formatos

Especiales Actualícese

Descuentos del 15% en capacitaciones propias

Descuentos del 15% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

$399.900 /año

Quiero suscribirme

Todos los beneficios de la Suscripción Básica

+

Descuentos del 30% en capacitaciones propias

Descuentos del 30% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

Revista Actualícese (Digital)

Cartilla Actualícese (Digital)

Libro blanco en versión digital de impuesto de renta de personas naturales

Libro blanco en versión digital de información exógena

Libro blanco en versión digital de cierre contable y conciliación fiscal

Libro blanco en versión digital de Retención de la fuente

$999.900/año

Quiero suscribirme

Todos los beneficios de la Suscripción Oro

+

Descuentos del 50% en capacitaciones propias

Descuentos del 50% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

54 Master Class en el año en temas tributarios, contables, laborales, comerciales y de auditoría y revisoría fiscal

Seminarios en línea seleccionados

Si deseas tener más información sobre nuestras suscripciones haz click
AQUÍ



Estos son los temas que sabemos te van a interesar:

Efectos del COVID-19 frente a los estados financieros 2019 y 2020

Conoce más

Medidas y excepciones laborales en caso de contingencia

Conoce más

Impactos de la crisis del COVID-19 en los estados financieros

Conoce más