El “Doctoritis”, un flagelo para el profesional colombiano – Daniel Olaya

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 7 febrero, 2011

En Colombia a diferencia de otros países del mundo (USA, México, España, Alemania, Francia, Malaysia, etc) al profesional se le llama con la denominación de Doctor, como sinónimo de tener un título profesional; cayendo en un tremendo error, puesto que, el grado de DOCTOR, es el máximo nivel que se obtiene dentro de la educación formal.  Al denominar en Colombia, a todo profesional, sin importar su nivel académico alcanzado (profesional, especialista, magister o doctor) como doctor, estamos presentando una confusión a nivel internacional y a nuestros profesionales que sí han alcanzado dicho grado académico, no se diferencian en ningún momento frente a los demás profesionales.  Llegando a ser muy común la frase “a cualquier . . . . . . se le dice doctor”.  De esta forma estamos convirtiendo el tema del doctoritis en un flagelo dentro de nuestros profesionales.  Por lo tanto, debemos propender por llamar a nuestros profesionales según el nivel académico alcanzado, para de esta forma hacer resaltar aún más sus esfuerzos y los logros obtenidos.  Es el caso que los médicos, abogados, contadores, ingenieros, arquitectos, etc; deben estar orgullosos de su profesión y por ende, se les debe denominar como el título que obtuvieron en cada una de sus facultades; el médico es médico, el abogado es abogado, el contador es contador, el ingeniero es ingeniero y así sucesivamente.  En el evento de tener grado de especialista o magister, hacerlo notar puntualmente; por ejemplo si es un profesional especializado en un área del saber será: médico especialista, contador especialista, abogado especialista o en su defecto; Magister contador, Magister ingeniero, etc.  Y de esta forma solo utilizar la denominación de DOCTOR, al profesional que realmente ha alcanzado este nivel académico, es decir al Doctorado o PhD.  De esta forma nos vamos a sentir más orgullosos de nuestras respectivas profesiones y a su vez, no presentamos confusiones a nivel internacional, ya que con la denominación equivocada que estamos utilizando en estos momentos, por fuera de nuestras fronteras se cree que todos nuestros profesionales han alcanzado el nivel de doctorado, puesto que en las comunicaciones escritas, noticias de todos los medios, sin ningún tipo de diferenciación se utiliza el término de “doctor” de forma indistinta.

DANIEL OLAYA
Doctor en Economía Financiera y Contabilidad.
Magister en Ciencias Financieras y de Sistemas.
E-mail: daniel_olaya@hotmail.com

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…