El Municipio de Cali le dio mal uso a los reportes de Medios Magnéticos

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 30 octubre, 2006

A finales del pasado año 2005, la secretaría de Hacienda municipal de Cali, mediante la resolución municipal 1612 de nov.28 de 2005 y en imitación de lo que ha hecho la DIAN desde hace ya mucho tiempo, entró a exigir que las grandes empresas y entidades que hubiesen ejecutado actividades industriales, comerciales o de servicios en el municipio de Cali durante los años 2001, 2002, 2003 y 2004, le suministraran lo que se conoce como “información exógena tributaria” (mas comúnmente conocida como “reportes de Medios Magnéticos”) con las operaciones de todos esos años juntos.

La intención de la exigencia era que con tal información se podrían rastrear a aquellas personas o empresas que habían percibido ingresos que los convertían en responsables por el impuesto de Industria y Comercio ante el municipio de Cali durante tales años y en consecuencia, si no tenían presentadas sus declaraciones anuales de tales vigencias, el municipio podría entrar a emplazarlos como “omisos” (según la norma vigente, el municipio puede exigir los impuestos de hasta 5 años atrás).

Pues bién, una vez le fue suministrada dicha información durante los primeros meses del presente año 2006, la Secretaría de Hacienda de Cali, tal parece que sin hacer ningún tipo de validación a la misma, procedió a emitir durante los primeros días de octubre de 2006 más de 23.000 emplazamientos, en especial a personas naturales, pues se las consideró como “omisas” de las declaraciones anuales del impuesto de Industria y Comercio por alguno (o varios) de los años 2001 a 2004.

Tal parece que se pretendía “pescar en río revuelto”

Y decimos que tales emplazamientos se hicieron sin hacer ningún tipo de examen previo a la información que le habían suministrado sus informantes (entre ellos la misma DIAN), pues resultó que la gran mayoría de las personas emplazadas eran personas que en tales años habían percibido ingresos por salarios o por actividades agrícolas y ganaderas, los cuales, según la norma vigente (ley 14/83), no pueden estar gravadas en ningún municipio con el impuesto de Industria y Comercio (consulta nuestra conferencia gratuita al respecto)

En consecuencia, han sido muchas las personas que han tenido que responder a tales emplazamientos para aclarar que sus ingresos en tales años no las convertían en responsables del Impuesto de Industria y Comercio (consúltese artículo reciente publicado en el diario El Pais).

Pero si alguna de tales personas no saben sustentar tales hechos, quizás por desconocimiento de las normas o por no buscar asesoría, van a terminar por liquidar un impuesto que no les corresponde y en tal caso se terminaría produciendo lo que comúnmente se conoce como “pescar en río revuelto”.

La inexperiencia se paga caro

Esta es entonces una mala experiencia para la administración de Hacienda del municipio de Cali, la cual, por no tomarse el tiempo necesario y examinar la información que le habían enviado sus reportantes (a quienes quizás también haya que culparlos por ser los que enviaron información que no correspondía a la exigida), terminan produciendo emplazamientos erróneos y con ello causando mucho malestar entre sus ciudadanos al igual que una pérdida de confianza de parte de los mismos en la calidad de la gestión tributaria de la administración municipal.

Igualmente, esta experiencia deja ver que si los municipios están entrando en la misma onda de la exigencia de información exógena en Medios Magnéticos como lo ha hecho la DIAN desde hace varios años (adviértase que Bogotá también lo hizo durante el presente año 2006; véase la resolución DDI 7459 de nov.1 de 2005), en tales casos deberán procurar ser más exactos a la hora de planificar la forma en que exigirán tal información, pues la inexperiencia que demostró tener el municipio de Cali en este asunto le terminará costando muy caro.

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…