“El RPM se convirtió en una carga para todos los colombianos y una fuente de profunda desigualdad”

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 17 diciembre, 2018

“El RPM se convirtió en una carga para todos los colombianos y una fuente de profunda desigualdad”

Santiago Montenegro, presidente de Asofondos afirma en entrevista con Actualícese que es inadmisible que en el RPM el sistema se financie con los recursos de los más pobres, a una tasa de interés de 0 % real para otorgarle un subsidio a quienes tuvieron ingresos más altos y vidas laborales más formales.

El presidente de Asofondos asegura que la entidad propone construir un sistema de protección integral para la vejez, basado en el ahorro de los trabajadores, el cual sería sostenible y eliminaría los altos subsidios que se dan a las pensiones de las personas de mayores ingresos en el régimen de prima media –RPM–.

¿Qué estrategia se puede implementar para que más personas coticen al sistema pensional?

Colombia presenta hoy una tasa de informalidad alarmantemente alta, ya que el 64 % de los ocupados no está cotizando a pensiones, lo cual impacta directamente en la calidad de vida que tendrá la población en la vejez. Para mejorar esta situación es necesario hacer varios ajustes, entre estos: combatir la informalidad laboral, que el salario mínimo crezca por factores objetivos y no por discusiones políticas, incentivar la creación de empresas, aumentar la productividad del trabajador colombiano con educación pertinente y de calidad, y fortalecer la provisión de bienes públicos por parte del Estado.

¿Por qué se presenta tanta desigualdad en el sistema pensional?

“el sistema se financia con los recursos de los más pobres, a una tasa de interés de 0 % real para otorgarle un subsidio a quienes tuvieron ingresos más altos y vidas laborales más formales”

La fuente de desigualdad en el sistema pensional colombiano se encuentra en el régimen público. Primero, solo un 10 % de los afiliados al régimen de prima media se va a jubilar, y por mucho tendrán una indemnización sustitutiva de 4 millones de pesos (cifra de 2017). Como contraste, los que no se jubilaron en ahorro individual recibieron 35 millones de pesos en promedio. Segundo, hoy en día alguien que cotiza por 19 millones de pesos al mes puede tener en promedio un subsidio que supera los mil millones de pesos, mientras que a la gran mayoría que no logra cumplir con las condiciones para pensionarse no les devuelven ningún tipo de interés real por sus aportes. Lo anterior quiere decir que el sistema se financia con los recursos de los más pobres, a una tasa de interés de 0 % real para otorgarle un subsidio a quienes tuvieron ingresos más altos y vidas laborales más formales. Esto es inadmisible y es uno de los elementos que se debe afrontar en una reforma pensional.

¿Qué ventajas y desventajas presentan el RPM y el RAIS? ¿Cómo afectan al sistema pensional?

El RPM únicamente beneficia a las personas con ingresos más altos en Colombia, las cuales tienen trabajos estables en el sector formal y logran cotizar por las 1.300 semanas que exige este régimen. Así, este sistema les garantiza a los más ricos una tasa de reemplazo más alta, calculada como un porcentaje del salario de los últimos 10 años. No obstante, las mesadas en el RPM son financiadas con las cotizaciones de los trabajadores más vulnerables y con un tercio de los ingresos tributarios del país. La existencia de este régimen se ha convertido en una carga para todos los colombianos, y en una fuente de profunda desigualdad.

Por su parte, el régimen de ahorro individual con solidaridad –RAIS– beneficia a la gran mayoría de trabajadores colombianos; al 95 % de los trabajadores para ser más exactos. En este, los trabajadores con ingresos entre uno y dos salarios mínimos pueden acceder más fácilmente a una pensión, debido a que solo tienen que cotizar por 1.150 semanas y cumplir con el monto del capital requerido. Por su parte, las personas de ingresos medio-altos y altos pueden acceder a una pensión de vejez con su propio ahorro, independientemente de las edades y las semanas cotizadas.

Además, las personas que no alcanzan a pensionarse también se benefician en el RAIS, debido a que la devolución de saldos promedio en este régimen es cerca de 8 veces más alta a la indemnización sustitutiva que se otorga en el RPM, gracias a la rentabilidad que ha logrado la administración de los fondos de pensiones. Todo lo anterior, teniendo un sistema que es sostenible a largo plazo, debido a que está basado en el ahorro de cada individuo y que incluye solamente un subsidio para las pensiones de salario mínimo, subsidio financiado por los mismos afiliados y no por el Estado.

¿Se debe seguir presentando la eterna discusión sobre aumentar las edades?

En Asofondos consideramos que la discusión sobre el cambio de edad de pensión no es prioritaria en este momento. Consideramos que hay otros problemas de mayor magnitud y, por lo tanto, es necesario que se construya un sistema de protección integral para la vejez basado en el ahorro de los trabajadores, que sea sostenible y que elimine los altos subsidios que se dan a las pensiones de las personas de mayores ingresos en el RPM.

Lo anterior no quiere decir que no se deba discutir técnicamente un posible aumento de la edad de pensión en las siguientes décadas. Por ejemplo, la esperanza de vida de las personas mayores de 60 años se habría aumentado cerca de 4 años entre 1995 y 2015, ubicándose en 23 para las mujeres y 20 para los hombres. No obstante, en este período la edad de pensión se incrementó en solo dos años. De mantenerse esta tendencia en el futuro, sin implementar modificaciones para la edad de retiro, se generarán fuertes presiones financieras en el sistema pensional, debido a que habrá más personas que recibirán pensión por más de 26 años, es decir, por más tiempo del requerido para pensionarse.

¿Cómo terminar con el tema de las pensiones tan altas que favorecen a pocos, pero perjudican a muchos?

En el gremio consideramos que para poder eliminar los subsidios tan altos que hoy se otorgan en el régimen público de pensiones es necesario hacer una reforma al sistema pensional, respetando los derechos adquiridos de los pensionados y las expectativas de aquellos trabajadores que se encuentran próximos a jubilarse. Para esto es necesario que el sistema pensional esté basado en el ahorro individual. Por lo tanto, desde Asofondos proponemos que exista una AFP pública que compita en las mismas condiciones de las administradoras privadas. De esta manera, los subsidios que hoy tienen las pensiones más altas del régimen público puedan ser utilizados para garantizar la protección en la vejez de las personas más vulnerables por medio de programas como Colombia Mayor y BEPS.

¿Por qué se han demorado en trabajar en una reforma pensional? ¿Cuáles son los primeros pasos que se deberían dar?

Sin lugar a dudas, la reforma pensional es un tema muy importante que nos afecta a todos los colombianos. Es por esto que una reforma de este tipo requiere del liderazgo del Gobierno nacional, especialmente del mismo presidente de la República. Debemos trabajar en una reforma que busque un sistema con mayor cobertura, más equitativo y que sea sostenible en el tiempo. Estos tres pilares son precisamente el punto de referencia que debe tenerse en cuenta para avanzar hacia la creación de un verdadero sistema de protección integral para la vejez.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…