Empleados: sabe quiénes caben en esta definición según las NIIF


11 diciembre, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Aunque el Código Sustantivo del Trabajo e incluso la norma tributaria, tengan sus propias definiciones de empleados, para efectos de las NIIF deben considerarse otros aspectos.

De acuerdo con el glosario de las NIIF, los empleados son personas que prestan servicios personales a la entidad con una de las siguientes condiciones:

a. Son empleados para efectos legales.

b. Trabajan para la entidad bajo su dirección, de la misma forma que quienes tienen la consideración de empleados para efectos legales.

c. Los servicios prestados son similares a los que prestan los empleados.

En este sentido, si bien el término empleado, según el glosario de las NIIF, puede copar un espectro más amplio que el de la definición legal, llegando incluso a cobijar al personal de gerencia y a los miembros no ejecutivos del órgano de administración o a aquél personal de confianza y manejo, el término beneficios a empleados al que se refiere el estándar internacional no se limita al reconocimiento y medición de costos derivados de los empleados directos de la compañía, sino que puede incluir un abanico más amplio de formas de contratación, y debe tenerse en cuenta para poder determinar qué información debe llevarse a los estados financieros.

Observemos algunos ejemplos:

Caso 1. La empresa El encanto Ltda., tiene una planta de producción en la cual ocupa 100 empleados directos. En épocas en las cuales se presentan niveles de producción significativamente altos, la entidad contrata operarios a través de una Cooperativa de Trabajo Asociado. Estos empleados trabajan en iguales condiciones que los empleados directos, pero reciben su pago a través de la cooperativa, quien es la contratante.

TAMBIÉN LEE:   ¿El salario mínimo se convierte en un obstáculo para generar empleos formales en Colombia?

En este caso, las personas contratadas a través de la cooperativa se consideran empleados para efectos de la preparación de los estados financieros. Todos los costos derivados de su contratación se reconocerán como beneficios a empleados de acuerdo con las indicaciones de la NIC 19.

Caso 2. Linda Sonrisa es una famosa clínica odontológica de la ciudad de Cali. La entidad no contrata directamente los servicios de los odontólogos, sino que trabaja con la figura de cuentas en participación. Según el contrato, cada odontólogo recibe honorarios con base en el número de pacientes que atienda y a los procedimientos que realice.

Los odontólogos son autónomos en el manejo de su tiempo, aunque se comprometen semanalmente en el cumplimiento de citas con los pacientes de la clínica, y deben asumir unos protocolos y medidas mínimas se seguridad planteadas por la entidad.

Los odontólogos no se consideran empleados a efectos de la información financiera. Aunque deben cumplir unos requerimientos mínimos en la prestación de sus servicios, este hecho no es suficiente para concluir que trabajan bajo la dirección de la entidad.

Caso 3. La Clínica Linda Sonrisa mantiene una planta de 25 auxiliares de odontología, encargados de apoyar el trabajo de los odontólogos. Estos auxiliares son contratados por la modalidad de prestación de servicios. Sin embargo, deben cumplir horarios establecidos por la clínica, y trabajan a cuenta y riesgo de la entidad.

Publicidad

Los auxiliares de odontología sí se consideran empleados para efectos del reconocimiento, medición, presentación e información a revelar relacionada con los costos de sus servicios.

Material Relacionado:

TAMBIÉN LEE:   Modelo de cumplimiento tributario cooperativo: ¿de qué forma este programa puede reducir la evasión?

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 11 diciembre, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas: