Empleo en Colombia, mucha demanda y poca oferta

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 28 febrero, 2012

Empleo en Colombia, mucha demanda y poca oferta

Es un hecho que los recién egresados no se pueden quedar con los conocimientos adquiridos en la Universidad, se tienen que seguir preparando para ser competitivos en el mundo laboral. Sin embargo, esta situación ha hecho que muchos de los futuros profesionales para evitar quedarse sin empleo, busquen oportunidades en áreas que no tienen nada que ver con lo que han estudiado.

Los portales Universia y Trabajando.com consultaron a más de 2.000 personas a nivel nacional. En la encuesta se determinó que el 66% de los encuestados no trabaja en áreas que se relacionen a lo que estudiaron en la universidad.

La dinámica de la demanda y la oferta ha obligado a que ya no sea suficiente ser un buen profesional. Se requieren estudios complementarios como diplomados, posgrados, maestrías, que aumenten las posibilidades a la hora de aspirar a un cargo en un empleo determinado.

En consecuencia, muchos colombianos en vez de continuar siendo cesantes, pues aceptan otro tipo de trabajo así no tenga que ver con lo que se ha estudiado. El estudio indica que sólo el 34% de los encuestados trabaja en su campo de formación.

Quienes dijeron que estaban trabajando en su campo se le indagó por el área en el que está su profesión y los resultados fueron: el 32% lo hace en el área de operaciones, el 30% en finanzas y administración, el 18% en el área comercial y de ventas, el 12% en el de tecnología e informática, el 7% en el de marketing y publicidad, y el 1% restante en el área de telemárketing.

Buscando una primera oportunidad laboral

Muchos de los jóvenes que se graduan chocan con el mundo laboral porque hay empresas que exigen experiencia y se convierte en un proceso complejo. De igual forma, muchos de los estudiantes que se logran ubicar, terminan no adaptándose.

Para Fernando de Vicente, presidente del patronato de la Fundación Know How para el Desarrollo Directivo, y como lo dice en Universia el miedo escénico al mercado laboral sigue existiendo entre los jóvenes: «Es una especie de síndrome que ha existido a lo largo de los 17 de historia que tiene este estudio. Uno de los motivos que lo explican es la desconexión que hay entre el mundo universitario y el laboral».

Carlos Alfonso Cabrera, uno de nuestros usuarios, piensa que el problema pasa por formalizar el empleo. «El Gobierno tiene que meterle la mano al sistema de contratación que se utiliza actualmente, inclusive dentro del mismo Estado (sector público) donde se contrata por meses, sin pago de prestaciones sociales, ni seguridad social, ni pensiones. Se contrata por prestación de servicios, pagando al necesitado lo que se les venga en gana».

Como espaldarazo a lo que dice Carlos Alfonso, el 87% de los jóvenes trabajadores se encuentran por fuera del sistema de seguridad social en salud, pensiones y riesgos profesionales, y no tiene un contrato laboral formal. El 75% del anterior porcentaje trabajan por cuenta propia bajo relaciones informales, sin acceso a la seguridad social.

Cabe recordar que la legislación laboral colombiana impide a miles de jóvenes gozar de derechos de asociación y libertad sindical contemplados en el Convenio 87 de la OIT, ya que el Código Sustantivo del Trabajo no considera como trabajadores a los miles de jóvenes aprendices del Sena, ni a los afiliados a cooperativas de trabajo asociado.

Bondades de la Ley de Primer Empleo

Como contraparte a lo anterior, el Gobierno asegura que la Ley de Formalización y Generación de Empleo ha tenido un gran impacto en los jóvenes menores de 28 años. Gracias a ella 44.000 empresas emplean hoy a casi 400.000 personas menores de 28 años. El 51,2% se encuentra trabajando en grandes compañías con más de 200 trabajadores.

Las empresas dedicadas a los servicios tanto personales como a empresas, son las que más emplean a jóvenes. El 37,7 % de ellos se encuentran trabajando en dicha área. Hay un 10,1% que se encuentra en el rubro comercial, un 8,8% empleado en la construcción y otro tanto en la administración pública.

Cabe recordar que la ley establece incentivos tributarios también para quienes contraten a poblaciones vulnerables como discapacitados o a mujeres de 40 años que no hayan trabajado en los últimos 12 meses.

Estudian una cosa, trabajan en otra

En junio del año pasado, la firma ManPower, comprobó que un factor importante del desempleo y el subempleo es la falta de correspondencia entre las competencias que las personas tienen y lo que demanda el mercado de trabajo.

La firma encuestó a 39.641 empleadores en 39 países, 750 de ellos colombianos, con el propósito de conocer qué tipo de empleos son los más difíciles de cubrir y qué tipo de profesionales hacen falta en el mercado laboral.

A nivel mundial, las posiciones más difíciles son: técnicos, representantes de ventas, ingenieros, obreros, gerentes, asistentes personales, personal contable y de finanzas, operarios de producción y personal de tecnología de la información.

En Colombia, los puestos más difíciles de cubrir son los de operarios de producción, personal asistencial, gerentes ejecutivos, conductores, contadores, operarios calificados y de maquinarias.

Material Relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…