En el 2050 el 85% de las personas mayores de 60 años no tendrá pensión en Colombia

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 5 octubre, 2015

En el 2050 el 85% de las personas mayores de 60 años no tendrá pensión en Colombia

Así lo explica Lucas Correa, investigador de la Fundación Saldarriaga Concha, quien junto a Fedesarrollo presentaron el estudio Misión Colombia Envejece. Para él, el Estado debe tomarse en serio la generación de empleo formal, de manera que las personas a lo largo de su vida laboral coticen permanentemente, de forma seria y segura, a los sistemas de protección social, para que cuando lleguen a la etapa de la vejez tengan garantizada su seguridad económica.

Lucas Correa, Líder de Incidencia de la Fundación Saldarriaga Concha, afirma que la informalidad es el problema más grave en perspectiva de futuro para la cobertura pensional. Para este abogado, magíster en Planeación Urbana y Regional, en Derecho Internacional y Derechos Humanos, se deben mejorar las condiciones laborales de las mujeres jóvenes, la estabilidad en el empleo y los niveles de remuneración, para que en un mañana se vea reflejado positivamente en su pensión.

El estudio presenta cómo la población mayor de 60 años está creciendo de forma acelerada. ¿Se hace necesario hablar de forma urgente de una reforma pensional?

Es fundamental hacer una reforma pensional en Colombia, pero no se debe hacer, como siempre se ha dicho, en donde se aumentan solamente las edades de cotización y de jubilación, y los montos.

“Hoy en Colombia solo el 23% de la población mayor de 60 años recibe pensión, el 77% no tiene un ingreso seguro en su vejez.”

Colombia tiene que tomarse en serio la protección económica de las personas mayores, lo que significa que hay que planear con perspectiva de futuro. Hoy en Colombia solo el 23% de la población mayor de 60 años recibe pensión, el 77% no tiene un ingreso seguro en su vejez.

Si todo sigue como está, según los cálculos de la Misión Colombia Envejece en el 2050 el 85% de las personas mayores de 60 años no tendrá pensión. Solo el 15% tendrá su seguridad económica garantizada.

El Estado tiene que tomarse en serio la generación de empleo formal, de manera que las personas a lo largo de su vida laboral coticen permanentemente, de forma seria y segura, a los sistemas de protección social, para que cuando lleguen a la etapa de la vejez tengan garantizada su seguridad económica.

Mientras más del 90% de los pensionados obtienen mesadas entre uno y dos salarios mínimos, existe un pequeño grupo de privilegiados -políticos- con pensiones millonarias. ¿Cómo cambiar esa visión de gastar muchos recursos en muy pocos?

Este es un reto frente al cual el Estado viene haciendo acciones concretas con el desmonte de las pensiones cuantiosas, el desmonte de los regímenes especiales. Vamos por el camino correcto.

Lo que es clave más allá de las grandes pensiones es ampliar la cobertura del sistema de pensiones. Las personas que hoy tienen 30, 40 o 50 años y tienen trabajos informales o aparentemente formales se tomen en serio la cotización a pensiones.

Los taxistas, manicuristas, peluqueros, son personas que tienen ingresos significativamente superiores al salario mínimo, pero que en general no cotizan a pensiones. Hay que cambiar la mentalidad del corto plazo donde las personas quieren tener más dinero hoy en el presente sin pensar en el futuro. Al tener más dinero en efectivo hoy mensualmente se está construyendo una vejez con precariedad económica.

¿Cuál es su opinión sobre programas como Colombia Mayor y los Beneficios Económicos Periódicos que tienen como objetivo llegar a la tercera edad?

Son buenas iniciativas. No hay que perder de vista que para abordar los temas de vejez hay que tener una perspectiva de futuro. En una cara de la moneda están los viejos de hoy, cuyas necesidades necesitan una respuesta a corto plazo. Si yo tengo hoy cerca del 77% de personas mayores que no acceden a una pensión, a estos hay que darles una asistencia contundente, y en ese sentido el programa Colombia Mayor es una buena estrategia que debe ampliarse en cobertura y crecer progresivamente en el monto económico que se le entregue a las personas mayores.

“Se necesita que los viejos del mañana que hoy son jóvenes, quienes están incluidos en el mercado laboral, aporten y se preparen efectivamente para garantizar su seguridad económica.”

Pero estos programas de asistencia por si solos no solucionan el problema, porque hay que atender la otra cara de la moneda, la perspectiva de envejecimiento. Se necesita que los viejos del mañana que hoy son jóvenes, quienes están incluidos en el mercado laboral, aporten y se preparen efectivamente para garantizar su seguridad económica.

No hacemos nada si hoy entregamos unos subsidios a las personas mayores si no atendemos y preparamos a la población joven para que cuando lleguen a la vejez no necesiten la asistencia del Estado.

El estudio confirma que una de cada cuatro personas mayores recibe pensión en Colombia y entre las mujeres mayores apenas una de cada siete la tiene. ¿Qué se debe hacer para que esta estadística cambie y traiga beneficios?

La cifra de la cobertura pensional de las mujeres es una radiografía del mercado laboral y la posición social que ocupaban las mujeres hace 30 y 40 años. La razón por la cual hoy las mujeres tienen menos pensión que los hombres es porque en el pasado ellas estaban sustraídas del mercado laboral y se dedicaban a labores no remuneradas, actividades del hogar que no conllevaban a una pensión.

Lo principal que se vive hoy es que en unos 30 años la situación pensional del futuro será un reflejo del mercado laboral de hoy; el cual incluye a las mujeres.

Se deben mejorar las condiciones laborales de las mujeres jóvenes, la estabilidad en el empleo y los niveles de remuneración. Colombia viene avanzando en la equidad de género y en la medida que lo haga de forma significativa habrá un buen impacto. Confío en que en el futuro el porcentaje de mujeres pensionadas sea similar al de los hombres.

Hay ciertos tratamientos diferenciales que aparentemente benefician a las mujeres, pero que económicamente está probando, las pone en desventaja en el futuro. Por ejemplo, las edades de cotización diferenciadas. Es impopular decir que se deben igualar las edades de jubilación de hombres y mujeres. En la medida que las mujeres puedan pensionarse a unas edades menores, significa que pueden acumular menos capital y se pensionarían con pensiones más bajas que los hombres.

Muchas personas mayores trabajan en la informalidad. ¿En cuáles estrategias debería pensar el Gobierno para que este sector entre en la formalidad?

La informalidad es el problema más grave en perspectiva de futuro para la cobertura pensional, porque en la medida que las personas tienen un trabajo informal pueden recibir, en el corto plazo, más dinero en efectivo para sufragar sus gastos, pero no construyen un futuro socialmente protegido.

Se debe mirar hacia la formalización. Se deben tener en cuenta experiencias como en Brasil donde se crearon instituciones públicas de nivel nacional donde se ha hecho un tránsito a la formalidad.

La informalidad no se puede enfocar solo en el trabajador. Hay que ver también al empleador informal. Que las personas tengan empleo informal no solo hace que los trabajadores tengan más dinero a corto plazo sino que hay que presionar para que exista una formalización por parte de los empleadores.

Material Relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…