«Envejecimiento de población es inminente y una gran amenaza a los sistemas pensionales de reparto»

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 1 mayo, 2017

«Envejecimiento de población es inminente y una gran amenaza a los sistemas pensionales de reparto»

* Foto: flickr.com

Richard Jackson, director del Global Aging Institute, da el visto bueno al programa de ahorro del gobierno BEPS, ya que es sinónimo de ahorro voluntario de cuentas individuales con subsidios para quienes más lo necesitan. En Colombia las tasas de contribución son demasiado bajas.

Richard Jackson, director del Global Aging Institute, da el visto bueno al programa de ahorro del gobierno BEPS, ya que es sinónimo de ahorro voluntario de cuentas individuales con subsidios para quienes más lo necesitan.

Los pasados 20 y 21 de abril se llevó a cabo en la ciudad de Cartagena el X Congreso Fiap Asofondos, donde se tocó, entre otros, el tema de las pensiones. Uno de los invitados fue Richard Jackson, experto en vejez, cambios demográficos y su impacto sobre la seguridad social.

¿Cómo puede una sociedad mantener una alta calidad de vida cuando una parte importante de su población es vieja? ¿Cómo puede mantenerse el crecimiento económico para países envejecidos? o ¿Cómo podemos prepararnos para dicho envejecimiento y qué acciones de política pública pueden efectuarse? Fueron algunos de los cuestionamientos planteados por el profesor Richard Jackson, director del Global Aging Institute, organización a través de la que se dedica a investigar sobre la vejez global.

“en Colombia, por ejemplo, pasamos de una expectativa de vida de 53 años a mediados del siglo pasado, a 73 años en 2015”

Su presentación en el primer día del X Congreso Fiap Asofondos Módulo sobre cambio demográfico, informalidad y pensiones, reveló cifras sobre el rápido envejecimiento de la población global; en Colombia, por ejemplo, pasamos de una expectativa de vida de 53 años a mediados del siglo pasado, a 73 años en 2015. «Este fenómeno no es exclusivo de Colombia, en Corea del Sur, por ejemplo, en 2050, un número más grande de personas cumplirá 90 años que el número de nacimientos que habrá en ese país», aseguró el experto.

Para él, el acelerado incremento en la fracción de adultos mayores plantea un gran problema social y económico, y hace que un sistema de reparto en el que la población joven financia las pensiones de los más viejos sea inviable.

Al referirse a América Latina, el investigador asegura que su actual composición demográfica y sus proyecciones de envejecimiento, sumadas al valor promedio del crecimiento del salario real y las tasas de retorno observados en la región en los últimos años, muestran que, en la mayoría de escenarios posibles, es preferible un sistema de cuentas individuales a uno de reparto.

Jackson, añade además, que:

“(…) los sistemas de cuentas individuales fondeadas (es decir, con plata en las cuentas), permiten el desarrollo del mercado de capitales mediante el que se canaliza la inversión hacia proyectos rentables y se fomenta el crecimiento económico de los países».

El director del Global Aging dice que en el caso colombiano no se debe “caer en la tentación que el régimen de reparto absorba los recursos del régimen de cuentas individuales”; según este, tal posibilidad es una tentación latente, pues permitiría al régimen público recibir en el corto plazo un gran volumen de recursos; sin embargo, en el mediano y largo plazo, dado que el envejecimiento de la población es inminente, si se mantienen las tasas de contribución actuales, el régimen público seguiría siendo insostenible financieramente.

Es por esto que los países con sociedades más envejecidas que la colombiana, como Suecia, han migrado hacia sistemas de cuentas individuales nacionales con pilares solidarios para quienes más lo necesitan.

En la mayoría de países latinoamericanos, incluyendo Colombia, las tasas de contribución son, según sus estudios, demasiado bajas. Para hacerle frente a esta situación, el profesor recomienda incrementar las tasas de contribución, pues solamente así podrá incrementarse el monto de las mesadas a la hora de pensionarse.

Por otra parte, también recomienda que los gobiernos se esfuercen por incrementar las contribuciones voluntarias de la población.

«Se recomienda el otorgamiento de subsidios por cada aporte voluntario –como se hace en los BEPS-, y reconoce que, para sociedades con altas tasas de informalidad como la colombiana, los trabajadores informales puedan entrar al sistema y contribuir voluntariamente para la financiación de su pensión», explica.

En tal sentido, y como conclusión de sus estudios, Jackson sugiere seguir el modelo de estímulo al ahorro del programa BEPS, ya que representa exactamente un mecanismo de ahorro voluntario de cuentas individuales con subsidios para quienes más lo necesitan. Sin embargo, reconoce que dicho programa es todavía demasiado pequeño y debe expandirse.

* Con información de Asofondos.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…