ESAL: Presentación de información relacionada con contribuciones, fondos o reservas


30 agosto, 2017
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

En vista de la confusión y las discusiones a las que ha dado lugar la aplicación de los Estándares Internacionales entre los profesionales contables, en este editorial trataremos de esclarecer lo relativo al tratamiento contable en las ESAL con algunos conceptos y orientaciones que aporta el CTCP.

Frente al advenimiento de los Estándares Internacionales al entorno normativo colombiano han surgido diversas dudas respecto a cómo debe llevarse la contabilidad en las entidades sin ánimo de lucro –ESAL–. Uno de los inconvenientes que ha dado pie a tales discusiones tiene que ver con que en el proceso de elaboración de estos marcos normativos el IASB no estaba diseñando las normas para su aplicación en este tipo de entidades, sino más bien para entidades con fines de lucro (normas que contienen un enfoque financiero, el cual en algunos términos no se acomoda al objeto social de las ESAL).

“las ESAL deberán clasificarse conforme a los tres grupos que estableció el Gobierno y aplicar la norma correspondiente, ya sea Estándar pleno, el de pymes o microempresas”

En atención a lo anterior, uno de los aspectos que conviene esclarecer, es que se requiere que las ESAL lleven contabilidad, esto se evidencia, entre otros, en el artículo 364 del ET, que expresa lo siguiente: “Las entidades sin ánimo de lucro, deberán llevar libros de contabilidad, en la forma que indique el Gobierno Nacional”. De acuerdo a esto, las ESAL deberán clasificarse conforme a los tres grupos que estableció el Gobierno y aplicar la norma correspondiente, ya sea Estándar pleno, el de pymes o microempresas.

Así mismo, cabe anotar que el CTCP aclara en su Concepto 393 de abril de 2017 que independiente de si la entidad sin ánimo de lucro tiene o no movimientos de dinero o de si solo recibe donaciones en especie, o cualquier otra característica que lleve a su administrador a hacer caso omiso frente al acto de llevar contabilidad, esta entidad deberá buscar a qué grupo pertenece y como mínimo presentar su contabilidad al menos bajo el marco normativo del grupo 3.

TAMBIÉN LEE:   Políticas contables: ¿deben actualizarse por aplicación del Decreto 1311 de 2021?

Aparte del requerimiento normativo, llevar contabilidad en este tipo de entidades se convierte en una herramienta que apoya el negocio en marcha, gracias a que la organización de la información permite que los administradores tomen buenas decisiones respecto al destino de aportes y donaciones, y permite que la comunicación de la ESAL con los aportantes, donantes y el Estado sea mejor y se genere un cierto grado de confianza entre los usuarios. De igual modo, cabe resaltar que, el hecho de que estas entidades no tengan fines de lucro no quiere decir que su enfoque no sea la eficiencia, por el contrario, el ideal es que estas empresas puedan obtener excedentes que puedan reinvertirse en la operación.

Presentación de información financiera

“Entre estas partidas encontramos contribuciones, fondos restringidos y subvenciones que requieren de otro tipo de revelación”

Conforme al documento de orientación técnica 014 emitido por el consejo técnico, no existe diferencia entre los elementos de los estados financieros de una entidad con ánimo de lucro versus los de las ESAL, lo que sucede es que, dada su naturaleza, este tipo de entidades pueden presentar partidas que no sean utilizadas por las sociedades comerciales, industriales o de servicios. Entre estas partidas encontramos contribuciones, fondos restringidos y subvenciones que requieren de otro tipo de revelación.

Por su parte, los estados financieros son un resumen de la estructura de la empresa y se espera que, así como en otro tipo de entidades, para su presentación las ESAL acojan el principio de revelación plena. En sintonía con esto, un ejemplo de la importancia de este principio en la información a revelar por las ESAL podría ser la revelación de las restricciones que se tengan o no en el patrimonio o el activo, ya que las contribuciones o donaciones recibidas por la entidad en algunos casos pueden estar supeditadas por condiciones o limitantes que obliguen a la entidad, en el peor de los casos, a devolver el recurso recibido. Por lo tanto, incluir en detalle el origen de los recursos recibidos por la entidad y el manejo que debe asumir para conservarlos, permite conocer el nivel de riesgo que enfrenta la ESAL.

TAMBIÉN LEE:   Pymes podrán pagar renta hasta noviembre de este año

De lo anterior se puede concluir que las formas de presentación y revelación utilizadas tradicionalmente en las empresas no se acomodan totalmente a la necesidad de las ESAL, por esto se requiere estudiar la orientación técnica 014 que incluye otros formatos de presentación que contribuyen a que la información emitida por las ESAL sea útil para los usuarios. Entre los temas incluidos está el método de contabilidad de fondos y el método del diferido, los cuales no se alejan de los lineamientos de los nuevos marcos técnicos contables.

Contabilidad de fondos

La contabilidad de fondos permite que la estructura del estado financiero cambie y que las restricciones que se presentan a los fondos se evidencien de una mejor manera, que incluir una revelación a la estructura tradicional.

Por lo general se utiliza el método de la contabilidad de fondos para crear fondos individuales, y separar grupos de actividades relacionadas a una misma clase de recursos (todo esto en función de las restricciones asociadas al recurso recibido), en los que cada fondo tendrá sus propios ingresos, gastos, activos, pasivos y respectivos saldos; bajo este método la entidad debe presentar al menos un fondo general (también llamado fondo operativo) y un fondo restringido.

En cambio, se recomienda el método de diferido en entidades donde el origen de los fondos no evidencie fuentes muy variadas, ya que puede ser más sencillo que el anterior y continúa respondiendo a los requerimientos de los Estándares Internacionales.

En síntesis, los nuevos marcos normativos bajo los cuales debe presentarse la información financiera permiten que la estructura de presentación cambie y que la información revelada sea más útil en la toma de decisión.

TAMBIÉN LEE:   Tratamiento de datos personales a través de servicios de computación en la nube

Material relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 30 agosto, 2017
    (hace 5 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace