Estudio de la NICC 1 (parte 3) – Carlos Humberto Sastoque


13 febrero, 2019
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

En la primera y segunda parte de este editorial abordamos las políticas de calidad y los requerimientos éticos aplicables que deben atender los contadores y firmas de auditoría con relación a la Norma Internacional de Control de Calidad –NICC 1–, así como los aspectos relacionados con los elementos del control de calidad (aceptación y continuidad de clientes y recursos humanos). En esta tercera parte continuamos con el estudio de esta norma.

Ejecución del trabajo a realizar

La firma tiene que dar instrucciones claras y precisas a cada uno de sus trabajadores sobre qué funciones va a desempeñar y cómo debe cumplirlas. De igual manera, debe definir cómo se harán las labores de supervisión y revisión de los trabajos de revisoría fiscal, auditoría externa, entre otros, así como quién o quiénes se encargarán de tal supervisión y de dicha revisión.

Se recomienda tener los siguientes documentos disponibles para atender las visitas de la Junta Central de Contadores –JCC–:

  • Evaluación del riesgo inherente.
  • Carta de envío y recepción de informes.
  • Carta de manifestaciones.
  • Solicitud al cliente para permitir acceso de los nuevos colaboradores al servicio de la firma.
  • Autorización del cliente a favor del revisor fiscal, del auditor principal o del socio que deberá responder por el trabajo.
  • Registro de consultas técnicas.

Seguimiento

Para conseguir seguridad razonable de que en la ejecución de cada trabajo (como revisor fiscal, como auditor externo, o en otra condición) el personal cumplirá las políticas y directrices establecidas por la firma, es indispensable que exista una persona específica que se encargue de hacer el oportuno y adecuado seguimiento de la realización de cada trabajo. Esta persona debe ser alguien con suficiente capacidad y experiencia, que, en lo posible, no intervenga en la ejecución del trabajo. La persona seleccionada para esto podría no pertenecer a la firma, sino ser contratada externamente. El responsable de este seguimiento tendrá que realizar actividades como entrevistas, pruebas de revisión, inspección de documentos y otras que considere necesarias para obtener evidencia válida y suficiente que le permita presentar un informe sobre los resultados del proceso de seguimiento.

TAMBIÉN LEE:   El Estado debe purificarse antes que ocuparse del comportamiento de los habitantes

Se recomienda tener los siguientes documentos disponibles para atender las visitas de la JCC:

  • Programa de seguimiento.
  • Informe de no conformidades.
  • Informe de acciones correctivas y preventivas.
  • Encuesta de satisfacción.
  • Resultados del seguimiento.
  • Plan cíclico del seguimiento.
  • Diferencia de opinión entre miembros del equipo.

Documentación

Es necesario que las firmas de contadores establezcan procedimientos que conduzcan a elaborar y mantener evidencias documentales tanto del trabajo de revisoría fiscal o de auditoría externa u otros para cada cliente, al igual que evidencias documentales sobre el debido seguimiento y la revisión del funcionamiento del sistema de control de calidad y del cumplimiento del Código de Ética por parte de sus integrantes.

Dentro de los documentos mínimos que ha solicitado la JCC a las pequeñas y medianas firmas de contadores públicos están:

  • Historial de cambios en procedimientos.
  • Listado de documentación externa.

Excepciones especiales para tener en cuenta en la implementación del control de calidad de pequeñas y medianas firmas de contadores públicos, y de quienes ejercen la profesión de forma independiente

El apartado 14 de la NICC 1 establece que:

La firma de auditoría cumplirá cada uno de los requerimientos de esta NICC salvo que, teniendo en cuenta las circunstancias de la firma de auditoría, el requerimiento no sea aplicable a los servicios prestados relativos de auditorías y revisiones de estados financieros, ni a otros encargos que proporcionan un grado de seguridad”.

El párrafo A3 de la guía de aplicación indica que: “las políticas y procedimientos de documentación y de comunicación en las firmas de auditoría de pequeña dimensión pueden ser menos formales y exhaustivas que en las firmas de mayor dimensión”.

El párrafo A29 de la guía de aplicación de esta NICC aclara que:

TAMBIÉN LEE:   Riesgos no asegurables

“El tamaño y las circunstancias de la firma de auditoría influyen en la estructura de su proceso de evaluación del desempeño. Las firmas de auditoría de pequeña dimensión, en concreto, pueden emplear métodos de evaluación del desempeño de su personal menos formales”.

Por su parte, el párrafo A50 dice que:

“Cabe la posibilidad de que no resulte factible, en el caso de que firmas de auditoría que cuentan con un número reducido de socios, que el socio del encargo no participe en la selección del revisor del control de calidad. Cuando un profesional ejerciente individual o una firma de auditoría de pequeña dimensión identifique encargos que requieran una revisión de control de calidad, se pueden contratar personas externas debidamente cualificadas. Como alternativa, algunos profesionales ejercientes individuales o las firmas de auditoría de pequeña dimensión pueden considerar adecuado recurrir a otras firmas de auditoría para efectuar las revisiones de los controles de calidad de los encargos”.

Las excepciones anteriormente transcritas y otras que los socios de la firma consideren que es indispensable hacer se aplicarán al implementar el plan de calidad, el sistema de control de calidad y el Código de Ética específicos.

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 13 febrero, 2019
    (hace 3 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace