Ética profesional: la responsabilidad no depende únicamente de los entes de control

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 4 octubre, 2017

Ética profesional: la responsabilidad no depende únicamente de los entes de control

Los contadores públicos Dujeyny Valencia y Fernando Niño señalan a los contadores como un eslabón en la cadena de evasión de impuestos y hacen un llamado a los profesionales para que cumplan con el código de ética profesional y recalcan que el interés general debe propender sobre el particular.

Dujeyny Valencia Mosquera, docente, contadora pública y magíster en tributación política y fiscal de la Universidad de Medellín, afirma que la profesión de contador público puede ser ejercida tanto en el sector público o privado, y brinda un campo muy amplio de aplicación, «pero a pesar de esa libertad el contador no puede desconocer su responsabilidad social, por ello sus actuaciones deben ser bajo normas y/o principios, obrando siempre bajo la legalidad».

Valencia Mosquera piensa que los contadores se enfrentan a una sociedad degradada ya que una gran mayoría de personas no atienden a las normas mínimas de convivencia, «y la falta de valores en muchos casos se hace evidente en el desempeño diario de nuestros profesionales en las diferentes áreas, lo que repercute en la actualidad en grandes escándalos de corrupción». Así las cosas, resulta inaplazable para los diferentes profesionales la aplicación de normas éticas al ejercer cualquier trabajo, independiente de la profesión y del sector en el que se encuentren laborando.

Esta docente piensa que la profesión contable es un elemento indispensable para el Estado, ya que por medio de la cuantificación de hechos económicos brinda las herramientas e información necesarias para determinar y analizar variables de los diferentes actores económicos que afectan las finanzas públicas. Por ello, no se debe desconocer la importancia que tiene la contabilidad en la relación Estado-economía, donde toma gran relevancia el rol del contador público.

«No se puede desconocer la responsabilidad que tienen los contadores públicos en la situación que enfrenta actualmente el país cuando se ve una alta evasión de impuestos, porque es uno de los problemas fiscales más delicados, donde se debe entrar a analizar la ética profesional de los contadores que dan fe pública de toda la información financiera, tanto de empresas públicas como privadas, ya que dicha información tiene repercusiones en la política fiscal», explica Valencia Mosquera.

Por su parte, Fernando Niño Niño, vocero del Instituto Nacional de Contadores Públicos –INCP–, dice que la confianza en el mundo de los negocios es uno de los principales activos que tienen los contadores públicos.

«Las empresas invierten con fluidez si las variables son favorables y generan confianza. Por el contrario, si existen escándalos financieros, administrativos, de índole ético, tráfico de influencias, en síntesis, si los índices de corrupción son altos, es difícil que un inversionista haga algún movimiento o recomiende trabajar en el país (…) En Colombia contamos con excelentes profesionales en diferentes áreas de conocimiento, sobresalientes y destacados contadores que cumplen funciones de auditores y revisores fiscales; coyuntura que genera y posibilita un alto nivel de exigencia en materia de prevención y detección oportuna de posibles vínculos, movimientos u operaciones sospechosos realizadas por parte de altos funcionarios de una organización, miembros de juntas directivas, u otros, de entidades tanto públicas como privadas”, afirma Niño Niño.

“Lo ético es hacer las cosas correctas sin impactar negativamente a los terceros, lo mismo sucede en la empresa”

Lo anterior debe ser evaluado por los principios generales tanto de la contabilidad, como de la ética. Lo ético es hacer las cosas correctas sin impactar negativamente a los terceros, lo mismo sucede en la empresa. La ética va desde el manejo del medio ambiente, los insumos y las relaciones con los proveedores, hasta la manera como se interactúa con los empleados y los clientes.

«Tanto los mecanismos de control de los negocios, como los profesionales y en general los empleados de todos los niveles de una organización, debemos tener conciencia de que una falla en la ética es intolerable razón por la cual debe prevenirse desde el principio», dice Niño Niño.

El vocero del INCP apunta también que la responsabilidad no es solo de los entes de control, sino de todas las personas que tienen visibilidad sobre las actuaciones. 

«Lo importante y esencial es que se trabaje de manera articulada y coordinada, compartiendo la información que permita entender lo que sucede en una empresa, de forma transparente y resolviendo temas comunes, desde las áreas de logística, hasta la de control financiero, jurídica, incluso la junta directiva, entre otros», afirma.

Finalmente, Valencia Mosquera hace un llamado especial a los contadores públicos para que cumplan el código de ética profesional:

«(…) ya que somos –los contadores públicos– depositarios de fe pública al momento de validar con nuestra firma y tarjeta profesional un documento. Por lo anterior, debemos mirar las repercusiones que tiene dicha información en la sociedad debido a que siempre debemos propender porque prime el interés general sobre el particular».

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…