Evidencia fiable obtenida de procedimientos de confirmación externa


10 diciembre, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

En el proceso de auditoría es fundamental la ejecución y planeación de procedimientos que permitan la recolección de la información suficiente y verídica para que se constituya en la evidencia del proceso de auditoría.

Frente a la evidencia es importante indicar que el auditor y todo el equipo debe certificar que la evidencia de auditoría sea fiable y para ello se requiere de considerar dos aspectos fundamentales, tales como: el origen y la naturaleza.

La NIA 505 indica que la fiabilidad de la evidencia de auditoría se ve afectada por su origen y naturaleza, y depende de las circunstancias concretas en las que se obtiene.

En la norma señalada se indican las características que se deben tener en cuenta para determinar la fiabilidad de la evidencia. Por tanto, la auditoría es más fiable cuando:

  • Se obtiene de fuentes independientes externas a la entidad.
  • Es lograda directamente por el auditor.
  • Existe en forma de documento, ya sea en formato papel, soporte electrónico u otro medio.
“la evidencia de auditoría en forma de confirmaciones externas recibidas directamente por el auditor, procedentes de terceros, es probablemente más fiable que la evidencia generada internamente por la entidad”

Todo lo anterior denota que dependiendo de las circunstancias, la evidencia de auditoría en forma de confirmaciones externas recibidas directamente por el auditor, procedentes de terceros, es probablemente más fiable que la evidencia generada internamente por la entidad.

Para evaluar la fiabilidad de la evidencia que es obtenida por el profesional contable durante la ejecución del proceso de auditoría, se deben tener en cuenta elementos abordados desde otras NIA en las que se reconoce la importancia de las confirmaciones externas como evidencia de auditoría para nombrar algunas:

TAMBIÉN LEE:   Ineficacia de las declaraciones de retención en la fuente: aspectos importantes para considerar

Responsabilidad del auditor en procedimientos para afrontar los riesgos

La NIA 330, en la cual se aborda la responsabilidad que tiene el auditor de diseñar e implementar respuestas globales para responder a los riesgos valorados de errores materiales en los estados financieros, y de diseñar y aplicar procedimientos de auditoría posteriores cuya naturaleza, momento de realización y extensión, estén basados en los riesgos valorados de errores materiales en las afirmaciones, y les den respuesta adicionalmente.

En esta NIA se requiere que, con independencia de los riesgos valorados de error material, el auditor diseñe y aplique procedimientos sustantivos para cada tipo de transacciones, saldos contables e información a revelar.

Además, se requiere que el auditor considere si deben realizarse procedimientos de confirmación externa como procedimientos de auditoría sustantivos.

La NIA 330 demanda que el auditor obtenga evidencia de auditoría más convincente cuanto mayor sea su valoración del riesgo, por lo que el auditor puede incrementar la cantidad de la evidencia, obtener evidencia que sea más relevante o más fiable, o ambas cosas.

Publicidad

Diseño de solicitud de confirmaciones

La NIA 240 señala que el auditor puede diseñar solicitudes de confirmación para obtener información corroborativa adicional, como respuesta a los riesgos valorados de errores materiales debidos a fraude en la información.

Seguridad en la evidencia de auditoría

La NIA 500 determina que la información corroborativa que se obtiene de una fuente independiente de la entidad auditada, tales como confirmaciones externas, pueden incrementar la seguridad que el auditor obtiene de la evidencia existente en los registros contables o de manifestaciones realizadas por la Gerencia.

Resultados de los procedimientos de confirmación externa

Fiabilidad de las respuestas a las solicitudes de confirmación:

En los casos en los que el auditor identifique factores que originen dudas sobre la fiabilidad de la respuesta a una solicitud de confirmación, obtendrá evidencia de auditoría adicional para aclarar dichas dudas.

TAMBIÉN LEE:   Pruebas de auditoría: controles y procedimientos sustantivos según la NIA 330

Si el auditor determina que una respuesta a una solicitud de confirmación no es fiable, evaluará las implicaciones de esta circunstancia sobre la valoración de los correspondientes riesgos de errores materiales, incluido el riesgo de fraude, y sobre la naturaleza, el momento de realización y la extensión de otros procedimientos de auditoría relacionados.

Sin contestación

En caso de falta de contestación, el auditor está facultado para realizar procedimientos de auditoría alternativos con el fin de obtener evidencia de auditoría relevante y fiable.

Si el auditor ha determinado que es necesaria una respuesta a una solicitud de confirmación positiva para obtener evidencia de auditoría suficiente y adecuada, y en caso de que los procedimientos de auditoría alternativos no resulten suficientes para proporcionar la evidencia de auditoría que el auditor necesita, el auditor determinará las implicaciones de esta circunstancia sobre la auditoría y sobre la opinión del auditor de conformidad con la NIA 705.

Contestación no conforme

El auditor investigará las contestaciones en disconformidad para determinar si son indicadores o no de riesgos de errores materiales.

Confirmaciones negativas

Las confirmaciones negativas proporcionan evidencia de auditoría menos convincente que las confirmaciones positivas. Por consiguiente, el auditor no utilizará solicitudes de confirmación negativa como único procedimiento de auditoría sustantivo para responder a un riesgo valorado de error material en las afirmaciones, a menos que se presenten las siguientes condiciones:

Publicidad

1. El auditor ha valorado el riesgo de error material y ha obtenido evidencia de auditoría suficiente y adecuada con respecto a la eficacia operativa de los controles relevantes para la afirmación.
2. Los elementos sometidos a procedimientos de confirmación negativa comprenden un gran número de saldos contables, transacciones pequeñas y homogéneas.
3. Se prevé un porcentaje muy pequeño de contestaciones en disconformidad.
4. El auditor no conoce las circunstancias o condiciones que puedan ser causa de que los destinatarios de las solicitudes de confirmación negativa desatiendan dichas solicitudes.

TAMBIÉN LEE:   Nuevos modelos de trabajo en la auditoría: ¿cómo están impactando al auditor y a la organización?

Material Relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 10 diciembre, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas: