Evidencias documentales del revisor fiscal (parte III)

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 27 febrero, 2019

En la primera y segunda parte de esta serie de editoriales sobre evidencias documentales del revisor fiscal abordé qué debe tener en cuenta un revisor fiscal cuando se dispone a realizar su trabajo de auditoría y cómo debe hacer su planeación. En esta tercera parte trataré la planeación de las labores de la revisoría fiscal desde el punto de vista de las Normas Internacionales de Auditoría –NIA–.

NIA 300 y planeación del trabajo

Esta NIA trata de la responsabilidad del auditor de planificar la auditoría de estados financieros, principalmente cuando ya se han hecho auditorías a la misma entidad. Para aplicarla, el revisor fiscal tiene que considerar que debe planear labores de vigilancia independiente (no de auditoría) continua, con cobertura sobre todas la áreas de actividad de la empresa (no solamente la contable y la tributaria), con carácter preventivo y para por lo menos 12 meses (normalmente de abril del año 1 hasta marzo del año 2), a la vez que debe planear la presentación de su dictamen (no opinión) sobre los estados financieros y los diversos informes a los que lo obligan las normas legales vigentes, así como los que él estime convenientes.

La planificación (planeación en términos usados en Colombia) implica establecer una estrategia global en relación con la auditoría a realizar. En el caso de la revisoría fiscal, la planeación se debe referir al cumplimiento de todas las funciones y responsabilidades establecidas por Código de Comercio, la Ley 222 de 1995, la Ley 43 de 1990, la Ley 45 de 1990, la normatividad legal tributaria, de información financiera y de aseguramiento; el Código de Ética profesional y otras normas legales complementarias. Realizar una revisión de estas normas permite al auditor y al revisor fiscal que logren:

  • Prestar adecuada atención a las áreas importantes.
  • Identificar y resolver oportunamente problemas potenciales.
  • Organizar y dirigir con eficiencia las labores a desarrollar.
  • Seleccionar su equipo de trabajo, asignándole a cada integrante las labores adecuadas para que respondan con competencia ante los riesgos previstos.
  • Aplicar adecuadas medidas de control de calidad en sus trabajos y de aplicación del Código de Ética Profesional.

Requerimientos

Los principales requerimientos que cita esta NIA 300 son:

Participación de miembros clave del equipo de trabajo

Los integrantes clave del equipo de trabajo deben participar, junto con el auditor (o el revisor fiscal), en la planificación de su trabajo.

Actividades preliminares

Cuando se ha realizado auditoría para un ente durante un período y se hará también en el siguiente período, el auditor deberá aplicar procedimientos requeridos en la NIA 220 Control de calidad de la auditoría de estados financieros), teniendo en cuenta la continuidad en sus relaciones con los clientes y el nuevo encargo específico de auditoría. Así mismo, velará por el cumplimiento de los requerimientos de ética (independencia y otros), de acuerdo con lo establecido en la citada NIA 220 y en el Código de Ética. De manera similar lo hará el revisor fiscal cuando haya ejercido como tal en el período anterior o en varios períodos anteriores.

Actividades de planificación

De acuerdo con la NIA 300, El auditor establecerá una estrategia global de auditoría que determine el alcance, el momento de realización y la dirección de la auditoría, y que guíe el desarrollo del plan de auditoría”. Estolo adecuará el revisor fiscal, siguiendo la línea de los objetivos específicos de su misión. Para ello, el auditor o el revisor fiscal identificará la labor a realizar según el alcance del trabajo y definirá los objetivos y los informes a emitir, para así fijar el momento de ejecución de sus labores, la profundidad de los procedimientos por aplicar y las comunicaciones que sean necesarias.

Además, establecerá los aspectos que, a su juicio, sean más importantes para una adecuada dirección de su equipo de trabajo, y determinará qué recursos y en qué magnitud necesitará utilizar.

El plan de auditoría (o el plan de la revisoría fiscal) incluirá una descripción de la naturaleza, el momento de la realización y la extensión de los procedimientos para la valoración del riesgo, como lo indica la NIA 315 Identificación y valoración de los riesgos de incorrección material mediante el conocimiento de la entidad y de su entorno. También incluirá el detalle de otros procedimientos que se requieran para cumplir con los objetivos de la auditoría o de la revisoría fiscal.

El auditor (o el revisor fiscal) actualizará y modificará la estrategia global y el plan de auditoría o de revisoría fiscal durante la realización del trabajo, si lo considera necesario.

Es igualmente importante que el auditor (o el revisor fiscal) planifique la dirección y supervisión de su equipo de trabajo.

Documentación

Dentro de la documentación se incluirán la estrategia global y el plan de auditoría (o de revisoría fiscal), así como las modificaciones importantes que se requieran durante el desarrollo del trabajo, indicando los motivos de estas modificaciones.

Aplicación de la NIA 300 a la revisoría fiscal

El revisor fiscal necesita hacer una oportuna y detallada planeación de su trabajo, mucho más detallada y de mayor cubrimiento que el que se indica para la auditoría de estados financieros, que le permita tener la certeza de que cumplirá oportuna y eficientemente con sus altas responsabilidades tanto profesionales como sociales, y que no expondrá a la empresa a riesgos innecesarios.

Deberá llevar a cabo una planeación que cubra todas las áreas de operación del ente económico y a lo largo de todo el año, con labores rutinarias todos los meses y con labores ocasionales en diferentes fechas, incluyendo comunicaciones frecuentes para la gerencia y la junta directiva de la empresa, y comunicaciones ocasionales sobre irregularidades importantes que halle en el desarrollo de las actividades.

Con base en todo lo mencionado, puedo decir que la planeación de la revisoría fiscal no es igual para todos los casos; puede haber una empresa que se parezca a otra en su forma de operación y en su objeto social y, en este caso, la planeación puede ser muy parecida entre las dos, pero con extensión y cubrimiento diferentes.

El revisor fiscal honesto y responsable, que tenga muy claro cuáles son sus funciones y responsabilidades, no puede incurrir en el mismo error de las grandes multinacionales de auditoría de aplicarle a todos sus clientes el mismo modelo de planeación de su trabajo al ejercer la revisoría fiscal. Sería como si el médico aplicara el mismo diagnóstico y tratamiento a todos sus pacientes.

CP. Carlos Humberto Sastoque
Contador público

Sobre el autor

Carlos Humberto Sastoque

Contador Público; coautor de los libros ‘Iniciación a las NIIF’ y ‘Valor Agregado de la Revisoría Fiscal’.

De igual manera, ha ocupado los siguientes cargos: Asesor del Consejo Técnico de la Contaduría y de la Junta Central de Contadores, miembro de la Junta Central de Contadores, Director Ejecutivo del Colegio de Contadores Públicos de Colombia, Vicepresidente Técnico de la Confederación Iberoamericana de Contadores Públicos; Director Ejecutivo y Secretario General de la Confederación de Asociaciones de Contadores Públicos de Colombia, CONFECOP.



Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…