Generar empleo en zonas rurales pasa por articular dinámicas económicas del campo con la ciudad


29 mayo, 2017
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Gobierno tiene tres retos para implementar estrategias que mejoren las condiciones laborales del sector rural. Desde el 2015, el SPE ha impulsado programas de empleo rural temporal que han beneficiado más de 8 mil trabajadores rurales. En una segunda etapa se busca beneficiar a 1.200 más.

Con el propósito de aportar a la construcción de una política de generación de empleo rural que permita el desarrollo económico y social de los territorios rurales afectados por el conflicto armado, el Servicio Público de Empleo –SPE– realizó el foro Empleo rural en un contexto de Postconflicto.

Entre las personas que participaron del foro realizado a inicios de este mes, se destacan la directora del Servicio Público de Empleo, Claudia Camacho; el investigador del Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, Juan Mauricio Ramírez; el director de Estructuración de Proyectos de la Agencia de Renovación del Territorio –ART–, Juan Carlos Zambrano; y la gerente nacional de reducción de pobreza e inequidad del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo –PNUD–, Lina Arbeláez.

Claudia Camacho, directora del Servicio Público de Empleo, dijo que el foro permitió plantear tres grandes retos que tiene el Gobierno Nacional a la hora de implementar estrategias para mejorar las condiciones laborales del sector rural.

«Hay que fortalecer las estructuras productivas, porque es donde se generan las oportunidades laborales; contar con una política de generación de ingresos y empleo que tenga en cuenta factores redistributivos al interior del territorio; y la articulación de todas las iniciativas de las entidades públicas y privadas del orden nacional y local para llegar a las regiones con programas integrales que solucionen de manera efectiva las problemáticas del sector rural”, explicó Camacho.

“el éxito de una política de desarrollo productivo y de generación de empleo en las zonas rurales pasa necesariamente por el grado de articulación de las dinámicas económicas del campo con la ciudad”

En el foro se hizo énfasis en la importancia de no desligar las zonas urbanas de las zonas rurales, y se resaltó que, por el contrario de cómo se ha venido asumiendo, el éxito de una política de desarrollo productivo y de generación de empleo en las zonas rurales pasa necesariamente por el grado de articulación de las dinámicas económicas del campo con la ciudad.

Publicidad
TAMBIÉN LEE:   Salario mínimo para 2022: hubo acuerdo y será de un millón de pesos

Camacho también dijo que para hacer sostenible una política de empleo rural son necesarios puntos como el diálogo con los habitantes del territorio para priorizar las iniciativas a ejecutarel desarrollo de las capacidadesuna adecuada gobernanza local, y el fortalecimiento del recaudo tributario en los municipios como una fuente de financiamiento de proyectos a nivel local.

La directora del Servicio Público de Empleo resaltó los programas de empleo rural temporal que ha adelantado el Gobierno Nacional.

“Desde el 2015, el Servicio Público de Empleo ha impulsado programas de empleo rural temporal, mientras la primera etapa benefició a más de 8 mil trabajadores rurales, en la segunda etapa, en articulación con la Alta Consejería para el Posconflicto, se pretende beneficiar a 1.200 personas del sector rural, a través del programa Manos a la Obra para la Paz».

De igual manera, Camacho dijo que el Gobierno Nacional destinará recursos adicionales para programas de cara al postconflicto, como Construyendo Paz, con el objetivo de mejorar las condiciones laborales de la población rural a través de la generación de empleos temporales mediante la ejecución de proyectos de infraestructura que permitan el desarrollo económico de la región y el fortalecimiento del tejido social. Así mismo, dentro de las miras del Gobierno está priorizar las zonas que han sido afectadas por el conflicto armado y aquellas definidas por el Gobierno Nacional para la implementación del Plan Nacional de Vías Terciarías y el Programa Nacional de Sustitución de Cultivos Ilícitos.

El foro permitió identificar las principales apuestas y retos para mejorar la empleabilidad en el sector rural, tales como el fortalecimiento de la asociatividad, la articulación entre nodos regionales y la generación de empleo enfocado a las estructuras productivas de cada zona.

TAMBIÉN LEE:   ¿Por qué el ecosistema de las criptomonedas no debe ser ajeno para los contadores públicos?

Material relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 29 mayo, 2017
    (hace 5 años)
Categorías:
Etiquetas: