«Gobierno debe pensar en el bitcoin con mayor sentido de urgencia e importancia, y no reactivamente»

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 18 julio, 2019

«Gobierno debe pensar en el bitcoin con mayor sentido de urgencia e importancia, y no reactivamente»

Boris Javier Barrera, CEO y fundador de Bitek SAS opina que el Gobierno no puede imponer normas arbitrarias para evitar abusos alrededor del tema de los criptoactivos, sino determinar los usos y ventajas de esta tecnología, para que el Estado y la sociedad se ajusten a estas armónicamente.

Luego de conocerse que en esta legislatura el proyecto de ley 028 de 2018, que busca la regulación de los criptoactivos dentro del sistema financiero nacional, no se aprobará, la pregunta que surge es cómo va encaminada la discusión de este tema, pensado ya para el próximo período de discusiones en el Congreso de la República. Para Boris Javier Barrera, CEO y fundador de Bitek SAS, y secretario de la Federación Colombiana de Mineros Electrónicos, el hecho de que dicho proyecto de ley haya sido archivado es lo mejor que le pudo haber sucedido al país en esta materia, porque es preferible tomarse un tiempo para hacer una buena normativa que “regular” mal un tema tan importante y frenar el desarrollo del país.

«No es absolutamente apremiante la necesidad de regular el bitcoin, los criptoactivos y las monedas virtuales. Ya están regulados bajo la figura de activos, solo hay que intervenir en dos aspectos adicionales. Uno, son una forma privada de dinero, y como tal pueden ser objeto de delitos como la captación de recursos del público por personas o entidades no reguladas. Para esto hay que reconocer primero que, aunque no sean de curso legal, son una forma de unidad de cuenta; como consecuencia, se convierten en instrumentos financieros y, por ende, pueden ser usados como dinero entre privados», explica Barrera en entrevista con Actualícese.

Dado que la ley ya contempla sanciones para los captadores ilegales de dinero, lo único que debe hacer el legislativo, «si en verdad le interesa la protección del usuario final», es reconocer que estas son formas de dinero privado e incluirlas como tal en dichas leyes.

El segundo punto a tener en cuenta es definir en qué momento el tenedor está obligado a pagar impuestos y por medio de qué mecanismo se calcula dicho pago. «Para conceptualizar esto hay que partir de un fundamento, y es que el Estado no es dueño de los ciudadanos y Colombia es firmante del tratado de neutralidad de la red. Por lo tanto, lo que tenga que ver con el libre movimiento de capitales a través de estos medios escapa del arbitrio del Estado colombiano. El Estado solo tiene capacidad de cobrar impuestos cuando el ciudadano realiza operaciones en moneda de curso legal, es decir, cuando enajena esos criptoactivos. Al respecto, lo único que hay que determinar es el concepto de tributación. Por ejemplo, los criptoactivos podrían ser ganancia ocasional y el porcentaje que se cobraría sobre dichas ganancias sería de un 5 %», explica Barrera.

En este momento está cursando un proyecto de ley del senador Horacio Serpa, que va por la Comisión VI de Tecnología no Hacienda, el cual pretende regular la operación de los exchanges que operan con criptoactivos; pero, desde el punto de vista de Barrera, es igual en su concepción al proyecto de ley 028, además de inútil, porque lo que no entienden es que la naturaleza tanto del internet como de los llamados criptoactivos es “sin fronteras”.

«Por lo tanto, y si Colombia sigue adscrita al tratado de neutralidad de la red, el Estado no tiene jurisdicción para regular las actividades de los ciudadanos en la red; al menos no mientras dichas actividades no tienen que ver con ilícitos», dice él.

Ajustes al proyecto de ley

Desde el punto de vista de Barrera hay que conceptualizar muy bien los fundamentos de una regulación. Para él, el término “regular” es generalmente malentendido, el deber ser de este es convertir un comportamiento nuevo en algo habitual, es decir, normal, entonces comienza a funcionar bajo unas reglas de juego determinadas que permitan a los ciudadanos ejercer libremente la actividad sin violar los derechos de otros.

«Eso debe suceder con bitcoin y los criptoactivos: actualmente la gente los ve como algo de cierta forma “ilegal” sin serlo; otros les restan importancia, pero lo que no entienden es que en una generación será lo normal para sus hijos y que la rapidez con la que adoptemos la tecnología determinará en gran medida el nivel de desarrollo que alcancemos en las siguientes décadas. Por lo tanto, es de vital importancia que los líderes del Gobierno piensen en bitcoin con mayor sentido de urgencia e importancia y no reactivamente», opina Barrera.

“Desde su concepción tenía múltiples errores y no solo en los conceptos tecnológicos, sino también en fundamentos económicos e ideológicos”

El proyecto de ley 028 contaba con numerosas fallas estructurales. Desde su concepción tenía múltiples errores y no solo en los conceptos tecnológicos, sino también en fundamentos económicos e ideológicos. El nuevo proyecto tiene las mismas falencias.

Para Barrera no se trata simplemente de imponer normas arbitrarias para evitar abusos; se trata de determinar la naturaleza, usos y ventajas de esta tecnología y cómo el Estado y la sociedad se ajustan a ellas de manera más armónica. «Pero el proyecto de ley 028 tuvo una cosa buena: abrió las puertas al debate sobre un tema tan importante y dejó un “esqueleto” que servirá de base para un nuevo proyecto. Habrá que corregir, complementar y lanzar nuevamente», recalca Barrera.

Material relacionado

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

$350,000*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

Precio regular: $999.000/año

Hoy $699,900*/año

Precio regular: $999.000/20 meses

Hoy $599,900/20 meses