«Hablar de Estándares Internacionales es cambiar el chip y adaptarse a nuevas formas de ver el negocio»

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 29 noviembre, 2017

«Hablar de Estándares Internacionales es cambiar el chip y adaptarse a nuevas formas de ver el negocio»

Julián Viracachá, líder del equipo de trabajo de Terpel que realizó la transición a Normas Internacionales de Información Financiera de la empresa, dice que el área financiera no fue la única que sufrió un impacto en este proceso y que el cambio afectó y necesitó de la participación de todos.

En el año 2015, Terpel presentó los primeros estados financieros bajo Normas Internacionales de Información Financiera: en estos se recogió todo el análisis y la aplicación de las normas desarrolladas desde el 2010. Julián Viracachá, director de operaciones contables y consolidación de la compañía, lideró este proceso y debió enfrentarse a situaciones como la fuga de talento. «El conocimiento adquirido por los miembros del equipo los convirtió en talento humano atractivo para otras empresas, circunstancia que generó que varias personas decidieran apostarle a otras organizaciones», dice Viracachá.

Y es que Terpel desarrolló todo un proceso interno soportado en el área de talento humano.

«El proyecto se denominó Evolución NIIF, mediante el cual se activaron herramientas y se habilitó sistemas para cumplir con tres temas: el reporte a su nuevo dueño, adoptar estas normas en Colombia y continuar con el cumplimiento de la normatividad contable y tributaria», dice Viracachá.

La empresa inició este proceso en el 2010 cuando fue adquirida por el grupo chileno Copec, pues debía reportar bajo estos estándares a la casa matriz, la transición fue compleja, pero el reto estaba planteado y había que cumplirlo.

«Colocar en sintonía a todos los miembros de la empresa alrededor de las Normas Internacionales de Información Financiera no fue tarea fácil para el equipo que llevó a cabo este proceso en Terpel. Sin embargo, hoy las personas que hicieron parte de esta transformación se sienten satisfechas de la labor realizada y de haber logrado que todos en la compañía se comuniquen en el mismo lenguaje», recalca Viracachá.

La compañía contrató un grupo especializado de profesionales con el conocimiento específico en este tipo de normatividad.

«Este grupo se unió al equipo del proyecto para interactuar y profundizar en el conocimiento de las normas, de los procesos de la compañía y desarrollar las herramientas necesarias para toda la implementación. Así mismo, contó con el apoyo del área de tecnología», explica Viracachá.

Dentro de las acciones que llevó a cabo Terpel se destaca la iniciativa de involucrar a todas las áreas de la compañía. «El área financiera no era la única que sufriría un impacto con todo este proceso. El cambio afectaba y necesitaba de la participación de todos. De esta forma fue como se definió un plan de capacitación dirigido a todos los niveles”, dice el director de operaciones contables y consolidación de Terpel.

“Fue precisamente este aspecto uno de los más complejos, ya que era necesario hacer cambios en la cultura de los colaboradores y directivos”

Fue precisamente este aspecto uno de los más complejos, ya que era necesario hacer cambios en la cultura de los colaboradores y directivos. «Como quien dice que para hablar de estándares internacionales había que cambiarles el chip y adaptarse a nuevas formas de trabajar y de ver el negocio», resalta Viracachá.

Personal clave de la compañía e involucrado en el proyecto recibió formación técnica. La consultora EY los asesoró en este punto y se trabajó en una certificación internacional para diversos miembros del equipo.

Cuando se llegó a la etapa de adoptar las normas, se vio como el patrimonio de Terpel se redujo. Viracachá indica que el mayor impacto se presentó en propiedad, planta y equipo, inversiones en compañías controladas, intangibles y gastos e impuestos diferidos.

Viracachá es consciente que el proceso todavía no ha terminado, ya que deben estar atentos a los pronunciamientos del Comité de Normas Internacionales de Contabilidad –IASB–, así como de las entidades nacionales, frente a cambios o actualizaciones para la aplicación de las normas.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…