Implementación de estándares internacionales; miles de contadores aún ignoran cómo hacerlo

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 9 diciembre, 2015

Implementación de estándares internacionales; miles de contadores aún ignoran cómo hacerlo

Mary A. Vera Colina, directora del Grupo de Estudios interdisciplinarios sobre Gestión y Contabilidad –INTERGES– de la Universidad Nacional de Colombia, piensa que el temor por parte de profesionales contables frente a la convergencia hacia NIIF, se debe en parte a que llegó una reforma contable radical, y aquí es donde deben aparecer estrategias que disminuyan la incertidumbre.

Mary A. Vera Colina piensa que el temor a lo desconocido es una emoción humana frecuente, “aunque prefiero describirlo como una sensación de angustia y preocupación”. Para ella, una reforma contable radical puede generar este tipo de emoción si un profesional contable viene trabajando en un marco normativo estable por más de dos décadas, con base en parámetros tributarios predefinidos. “En la medida en que se comprende mejor la dinámica del modelo normativo internacional y se asocia a los conocimientos alcanzados por cada persona sobre contabilidad financiera, se identifican las debilidades que deben ser atendidas en la formación del profesional; pero también se detectan fortalezas que se tienen en algunos temas y que permiten avanzar en su aplicación, se puede superar esa preocupación inicial y lograr mayor confianza en el mediano plazo”, argumenta.

Por esto, estrategias apropiadas de capacitación contribuirían significativamente a disminuir la incertidumbre a la que se enfrentan los profesionales responsables de la implementación de NIIF.

Idealmente, las estrategias de capacitación deberían ser una responsabilidad compartida entre los organismos gubernamentales que aprueban los cambios normativos, las instituciones educativas que tienen las competencias para liderar procesos formativos, y los profesionales que individualmente deben asumir su responsabilidad en su propia actualización disciplinar, no solo normativa.

“Tales estrategias han debido diseñarse considerando su viabilidad y las principales restricciones que se presentan en el país: un horizonte temporal relativamente corto para completar la capacitación de decenas de miles de profesionales, una limitada disponibilidad de profesionales expertos en el modelo NIIF que pudieran liderar tal actualización, y el costo que representa el acceso a los programas de capacitación de mayor reconocimiento y calidad, costo que generalmente debe ser asumido por cada profesional dentro de su presupuesto personal”, dice Vera Colina.

Para ella, no se implementaron los programas de capacitación con base en un análisis previo de esta viabilidad, por lo que hoy seguimos encontrando miles de contadores que desconocen cómo implementar la reforma, y esto sigue generando preocupación en ellos si no logran el acceso a un buen mecanismo de actualización.

Cabe destacar que no es suficiente con desarrollar jornadas masivas de divulgación, donde se presentan los temas a grupos de 200, 400 o más profesionales en forma simultánea, que puede ser útil como un nivel introductorio de sensibilización, pero debe ir acompañando de jornadas de profundización e interacción en grupos más pequeños. “Para esto, el horizonte temporal sigue siendo limitado para alcanzar a la mayoría de los profesionales que esperan realizar su actualización en forma adecuada, y seguramente es uno de los aspectos que sigue generando preocupación”, recalca.

Actualización profesional: ¿suficiente, deficiente o insuficiente?

“En el corto plazo podremos analizar si la actualización profesional ha resultado suficiente, deficiente o insuficiente para estos primeros años de implementación”

Los organismos reguladores en Colombia han decidido implementar la reforma contable basada en NIIF y en NIA, con vigencia desde el año 2012. El avance en este proceso dependerá significativamente de los encargados de su ejecución en las diferentes entidades y de su nivel de comprensión del modelo normativo internacional. En el corto plazo podremos analizar si la actualización profesional ha resultado suficiente, deficiente o insuficiente para estos primeros años de implementación de la reforma, aunque se percibe como un proceso que ha tenido limitaciones.

Uno de los argumentos que se presenta frecuentemente desde los organismos reguladores consiste en que la profesión contable ha tenido una escasa participación en las consultas que se realizan sobre la conveniencia de la reforma normativa para las entidades. “Esto es lógico si se analiza que no se puede opinar sobre lo que no se conoce. Por tanto, se esperaría que en la medida en que los profesionales y administradores de las entidades logran mayor comprensión de las dinámicas del modelo internacional puedan incidir de manera determinante en la discusión sobre futuras modificaciones que se quieran incorporar a la normativa”.

“En este sentido, los impactos de adecuados programas de capacitación y actualización profesional no solo se reflejarían en la aplicación inercial del modelo NIIF – NIA, sino que se verían reflejados en discusiones más incluyentes y decisivas de las próximas reformas a incorporar”. De allí la importancia de no limitar estos programas a la simple repetición de contenidos de los estándares, sino a comprender la importancia de generar reflexiones que contextualicen su aplicación en el país.

Desde el punto de vista de los estudios universitarios en niveles de pregrado y posgrado, tendría gran impacto la inclusión de modelos de aprendizaje que consideren una contabilidad financiera basada en principios y no en reglas, y su necesaria relación con las diversas disciplinas que deben interactuar para una comprensión integral de los fenómenos estudiados por la contabilidad. “Una formación integral en las universidades contribuirá, sin dudas, al desarrollo de profesionales interesados en su actualización permanente y en participar en las discusiones que impactan en su desempeño”, dice.

Finalmente, “creo importante señalar que la actualización profesional en cualquier disciplina no debe ser un proceso que dependa solo de reformas normativas coyunturales, sino ser permanente para fortalecer las capacidades de los expertos y potenciar su rol como asesores en las diferentes entidades”. En este sentido, es recomendable que cada profesional desarrolle sus habilidades para el aprendizaje autónomo de nuevos contenidos, tan necesario como su participación en actividades de capacitación con facilitadores expertos en una área temática; ambas estrategias deben combinarse continuamente para la mejora continua del desempeño profesional.

Material Relacionado

SUSCRIPCIONES ACTUALÍCESE
La biblioteca más grande de conocimiento para el contador público en Colombia



$150,000/año

$350,000/año

$999,000/año