Ingresos para terceros bajo Estándares Internacionales: esta es la forma de identificarlos

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 19 diciembre, 2018

Ingresos para terceros bajo Estándares Internacionales: esta es la forma de identificarlos

Los ingresos recibidos para terceros no se deben incluir en los resultados de la entidad. Al momento en que el profesional contable deba identificar los ingresos, su juicio deberá ser aplicado. En el siguiente editorial, a través de un par de casos, se ilustra este tema.

“ la clasificación de una transacción como ingreso propio o ingreso para terceros significará todo un reto para los profesionales contables”

Tanto la sección 23 del Estándar para las Pymes como la NIIF 15 establecen que los ingresos recibidos para terceros no hacen parte de los resultados de la entidad y, en vez de esto, deben contabilizarse como pasivos. Frente a lo anterior, la clasificación de una transacción como ingreso propio o ingreso para terceros significará todo un reto para los profesionales contables.

Cuando una entidad tiene un contrato con el cual recibe ingresos para terceros, generalmente cumple una función de agencia, mandatario, recaudador u otra similar. Por el contrario, cuando la entidad no tiene una labor como las mencionadas en el párrafo anterior, debe reconocer los recursos provenientes de sus transacciones como ingresos propios.

¿Cómo determinar si una entidad actúa como principal o agente?

Para determinar si una entidad actúa como principal o agente se deben evaluar una serie de aspectos, los cuales, solos o combinados, ayudarán a la gerencia a determinar su papel dentro de un contrato:

  • La entidad asume por cuenta propia la obligación de proporcionar bienes o servicios a un cliente y responder, entre otros aspectos, por las garantías y los servicios posventa.
  • La entidad asume los riesgos asociados con el inventario o con los servicios prestados. Por ejemplo: el riesgo de devolución, de no aceptación, de daño, entre otros.
  • La entidad tiene autonomía en la negociación del precio con el cliente final, y esta negociación no depende de un tercero involucrado en el contrato.
  • El riesgo de crédito es asumido por la entidad.

Cabe señalar que cuando una entidad no está expuesta a los riesgos asociados a la transacción, la entidad actúa como un simple agente (recaudador, mandatario, etc.).

Empresa de transporte actúa como principal

Una empresa de transporte presta el servicio de transporte de carga en el territorio nacional. Para hacerlo, subcontrata propietarios de camiones de diferentes tamaños para cubrir las rutas.

La empresa negocia el precio de los fletes con cada uno de sus clientes, y subcontrata a los transportadores (que constituyen el costo de su actividad), negociando con ellos, por separado, el precio de cada servicio. De acuerdo con lo anterior, la empresa transportadora actúa como principal.

Empresa de transporte actúa como agente

Una empresa de transporte presta el servicio de transporte de carga en el territorio nacional. La entidad ha pactado con los propietarios de los vehículos sobre los precios que se deben cobrar a los clientes; estos han establecido una distribución del 80 % del precio para el transportador y 20 % para la empresa de transportes.

La empresa tiene autonomía para negociar el precio de los fletes con los clientes finales, pero de cada $100 cobrados al cliente final, $80 están comprometidos para el transportador y $20 para la empresa transportadora.

Debido a las anteriores condiciones, la entidad no está actuando como principal, sino como agente, ya que existe un contrato previo, en el cual se ha pactado la distribución de los ingresos para las dos partes.

Se debe tener presente que en caso de existir una negociación previa con los transportadores, pero el precio final contratado no influye en esta negociación, la entidad no actúa como agente, sino como principal, ya que los transportadores siguen siendo simples contratistas.

Si quiere ampliar la información sobre este tema, lea nuestro análisis ¿Cómo identificar los ingresos para terceros bajo Estándares Internacionales?

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…