La Auditoría y las técnicas de obtención de evidencia bajo NIA

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 5 noviembre, 2015

La Auditoría y las técnicas de obtención de evidencia bajo NIA

La evidencia de auditoría se obtiene principalmente de los procedimientos que el auditor considere necesarios aplicar en la ejecución de su trabajo, pero también puede recurrir a la información obtenida en auditorías anteriores o en circunstancias determinadas; sin embargo, es importante que para su uso el auditor analice la relevancia y fiabilidad.

Dentro del proceso coyuntural que atraviesa el país con la adopción de las Normas Internacionales de Información Financiera -NIIF-, se hace necesario hablar también de las Normas de Aseguramiento de la Información –NAI–, pues será bajo las directrices establecidas en ellas, que se podrá hacer un examen de la información consignada en los estados financieros elaborada bajo los nuevos marcos técnicos normativos.

Las NAI fueron adoptadas en Colombia como normas de obligatorio cumplimiento, por medio del Decreto 302 del 2015 a través del cual se dicta la disposición de expedir el marco técnico normativo de las NAI, dentro del cual se contempla: las Normas Internacionales de Auditoría -NIA-, las Normas Internacionales de Control de Calidad -NICC-; las Normas Internacionales de Trabajos de Revisión -NITR-; las Normas Internacionales sobre Trabajos para Atestiguar -ISAE- (por sus siglas en inglés); las Normas Internacionales sobre Servicios Relacionados -NISR- y el Código de Ética para Profesionales de la Contaduría.

“En la ejecución de su trabajo, el auditor debe hacer uso de información que le permita alcanzar las conclusiones en las que basa su opinión.”

Bajo las  –NIA–, se dictan directrices en diversos temas relacionados con la auditoría; uno de ellos es la evidencia de la auditoría. En la ejecución de su trabajo, el auditor debe hacer uso de información que le permita alcanzar las conclusiones en las que basa su opinión. Para la obtención de la información que le sirva de evidencia, el auditor debe aplicar procedimientos de valoración del riesgo y procedimientos de auditorías posteriores, que comprenden el uso de pruebas de controles, procedimientos que incluyen pruebas de detalle y procedimientos analíticos sustantivos, por lo que deberá aplicar diversas técnicas para que la obtención de la información sea útil y contenga un valor razonable que le permita ser usado como prueba.

Técnicas a aplicar en los procedimientos de valoración

  • Inspección, lo que implica realizar un examen minucioso de los registros y documentos, ya sean internos o externos, en papel, en soporte electrónico o en otros medios, o un examen físico de un activo.

Un examen cuidadoso de estos documentos proporciona evidencia, pero su grado de fiabilidad dependerá de la naturaleza y la fuente de los mismos para el caso de los registros y documentos internos, y de la eficacia en la aplicación de los controles para su elaboración. Un ejemplo de lo anterior, es la inspección de un contrato ejecutado que puede proporcionar evidencia relevante al auditor con respecto a la aplicación de las políticas contables por parte de la entidad, como el adecuado reconocimiento de ingresos.

  • Observación, la cual consiste en presenciar un proceso o procedimiento aplicado por otras personas; para citar ejemplos, la observación del auditor del conteo de inventarios realizado por parte del personal de la entidad, o la observación de la ejecución de actividades de control. Esta técnica proporciona evidencia de auditoría sobre la realización de un proceso o procedimiento, pero tiene una limitante, pues solo se puede realizar mientras se ejecuta la acción que es objeto de observación, y por tanto, no se puede llevar a cabo en ningún otro momento.
  • Confirmación externa, obtenida a través de la consulta por parte del auditor a un tercero; la respuesta del tercero debe ser por escrito y dirigida directamente al auditor, bien sea en papel, en soporte electrónico o en otro medio. Utilizando la confirmación externa el auditor puede obtener evidencia que corrobore, por ejemplo, los términos de acuerdos o de transacciones de la entidad con terceros, la ausencia de determinadas condiciones en la ejecución de un contrato, o los saldos contables y sus elementos.
  •  Reejecución, que implica la ejecución independiente por parte del auditor de procedimientos o de controles que inicialmente fueron realizados como parte del control interno de la entidad.

En cuanto a los procedimientos analíticos

Consisten en la realización de evaluaciones de información financiera mediante el análisis de las relaciones que deben existir entre los datos financieros y los no financieros, y los cuales también incluyen, la investigación de la existencia de coherencia entre las variaciones presentadas y otra información relevante, o si dichas variaciones difieren de los valores esperados en un importe significativo, el auditor podrá poner en práctica:

  • Indagación, que consiste en la búsqueda de información tanto financiera como no financiera, analizando las respuestas obtenidas mediante consultas hechas a personas bien informadas dentro o fuera de la entidad.
“aunque la evidencia de auditoría se obtiene principalmente de los procedimientos que el auditor considere necesarios aplicar en la ejecución de su trabajo, también puede recurrir a la información obtenida en auditorías anteriores”

Por último, aunque la evidencia de auditoría se obtiene principalmente de los procedimientos que el auditor considere necesarios aplicar en la ejecución de su trabajo, también puede recurrir a la información obtenida en auditorías anteriores o en circunstancias determinadas; sin embargo, es importante que para su uso el auditor analice la relevancia, entendida esta como la conexión lógica de la información con la finalidad del procedimiento de auditoría, o su pertinencia al respecto, y su fiabilidad, realizando una evaluación del origen y la naturaleza  de la información, así como de las circunstancias en las que se obtiene dicha información, incluidos los controles sobre su preparación y conservación.

Material Relacionado:

 

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…