La Indiferencia de la DIAN Frente a los Estándares Internacionales – Edmundo Flórez


9 noviembre, 2011
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Edmundo FlorezColombia ha empezado desde el 2009, con la promulgación de la ley 1314, el proceso de convergencia hacia Estándares Internacionales de Información Financiera (NIIF). Durante casi dos (2) años, el Consejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP) ha realizado un proceso participativo y de divulgación dirigido tanto a contadores como a empresarios, sobre los objetivos pretendidos al ingresar a una corriente mundial de la cual Colombia no puede ser ajena.

El CTCP ha utilizado la metodología de entregar a consideración su direccionamiento estratégico en el cual tuve la oportunidad de participar con algunos aportes junto a un grupo de profesionales y colegas que denominamos SALON CONTABLE.

La baja participación del gremio contable no ha sido impedimento para que el proceso haya continuado y conformado comités sectoriales para analizar el impacto de la implementación de estos estándares, liderados por las Superintendencias Financiera y de Sociedades. Se han realizado debates, aportes y distintas consideraciones por parte de empresas del sector privado, las cuales han mostrado su firme interés en este proceso.

Pero el gran ausente de este proceso participativo es la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), quien con su silencio irradia un misterio sobre su punto de vista y la forma en la cual el Ente Fiscalizador requerirá que se soporten las operaciones que dan origen a la liquidación y pago de tributos, sabiendo que la contabilidad es prueba fehaciente de la ocurrencia de hechos económicos.

Esperamos que en esta ocasión haya una previsión del impacto que podría acarrear suministrar información entendible bajo las dispares ópticas financieras y tributarias, de tal manera que no se improvise como en tantas ocasiones lo han hecho con el proyecto MUISCA, así como los métodos de conciliación de la información contable versus la información tributaria, de tal manera que el contribuyente no se desgaste innecesariamente en la justificación de las diferencias, o incluso, si la DIAN no entiende la disparidad de las cifras esto podría ser causal de abrir un proceso que obligue al contribuyente a someterse a un vía crucis en la sustentación de cifras.

TAMBIÉN LEE:   Afirmar que se responderá, pero no tener con qué, significa o equivale a ser irresponsable

Acaso se nos olvida, que las declaraciones tributarias electrónicas y el envío de archivos con información exógena se han convertido en el dolor de cabeza permanente donde la paciencia se pone a máxima prueba por los continuos bloqueos o lentitud del sistema implantado, o cuantas horas pasamos esperando la anhelada conformidad sobre el envío de la información debidamente firmada y presentada.

Publicidad

Estará la DIAN preparada para entender conceptos tales como ESENCIA SOBRE FORMA, DETERIORO, CAMBIOS EN ESTIMACIONES Y POLITICAS CONTABLES, VALOR PRESENTE, y otros tantos nuevos conceptos que hacen que la información sea preparada para fines financieros y en especial de los usuarios de éstas.

Seguimos esperando que opina la DIAN sobre este nuevo modelo financiero

Edmundo Flórez Sánchez.
*Investigador sobre Estándares Internacionales en admin.actualicese.co
BLA Ltda. Edmundo Florez
Email: edmundo.florez@blacolombia.com

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 9 noviembre, 2011
    (hace 11 años)
Categorías:
Etiquetas: