La NIIF 9 y el reto que tienen por delante las entidades financieras para 2018

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 20 diciembre, 2017

La NIIF 9 y el reto que tienen por delante las entidades financieras para 2018

Los retos para las empresas frente a la NIIF 9 están en la categorización de sus modelos de negocio, obtención de información histórica, el desarrollo de supuestos sobre las condiciones económicas respecto a su cartera, el diseño de modelos de provisión para el modelo de pérdidas esperadas, entre otros.

Conforme a lo expuesto en el Decreto 2496 de 2015 desde el 1 de enero de 2018 regirá la NIIF 9 Instrumentos Financieros, cuya versión final fue emitida por el IASB en julio de 2014. Esta norma aborda temas como la clasificación y medición de los instrumentos financieros, el deterioro en el valor de los activos financieros y la contabilidad de coberturas, sustituyendo los requerimientos de la IAS 39 Instrumentos Financieros: Reconocimiento y Medición.

Para Sandra Botero, gerente de asesoramiento financiero de Deloitte, aunque la aplicación de esta norma tendrá un mayor impacto en las entidades financieras por la complejidad y sofisticación misma de sus instrumentos:

«(…) supone un reto también para aquellas empresas no financieras que se verán enfrentadas, por ejemplo, a modificar la clasificación y metodología de valoración de sus activos financieros, a anticipar el reconocimiento del deterioro en el valor de sus activos financieros registrando provisiones desde su reconocimiento inicial, y si han optado por aplicar la contabilidad de coberturas, afrontarán nuevas posibilidades para reflejar más convenientemente el efecto de las actividades de administración de riesgos de la entidad en sus estados financieros.»

Robinson Lizana, socio de auditoría de esta firma espera que se implanten mejoras al modelo actual, al introducir una nueva clasificación de los mismos, basándose en dos conceptos: las características de los flujos contractuales y el modelo de negocio de la entidad.

A diferencia de las cuatro categorías que hoy existen para los efectos de valorización, Lizana dice que la NIIF 9 distingue tres categorías que dependerán de cómo la entidad las gestiona, es decir, según su modelo de negocio, y la existencia o no de flujos de efectivo contractuales de los instrumentos y que la norma específica. (Ver párrafos 4.1.1 al 4.2.2) Las tres categorías serán:

  • Instrumentos al costo amortizado.
  • Al valor razonable con cambios en otro resultado integral.
  • Al valor razonable con cambios en pérdidas y ganancias.

«Posiblemente el mayor cambio estará dado por el modelo, al aplicarlo para el deterioro de los activos financieros, ya que a diferencia del modelo de pérdida incurrida de la NIC 39 aplicada hoy, la NIIF 9 se basa en pérdida esperada. A su vez, este nuevo modelo será único, no como en la actualidad donde hay uno para instrumentos al costo amortizado y otro para los instrumentos disponibles para la venta», explica Lizana.

Contabilidad de coberturas y deterioro en el valor de los activos financieros

En relación con la contabilidad de coberturas, los principales cambios que envuelve la transición de la IAS 39 a la NIIF 9, afirma Botero, son la eliminación de los límites cuantitativos fijados para medir la eficacia de las coberturas y la introducción del rebalanceo como un nuevo concepto, bajo cuyo marco se permiten cambios en la relación de cobertura, permitiendo así la continuación de la relación de cobertura.

Por su parte, para la estimación del deterioro en el valor de los activos financieros:

«(…) la NIIF 9 presenta un cambio de enfoque, sustituyendo el modelo de pérdidas incurridas de la IAS 39 que reconoce el deterioro bajo la premisa que todos los préstamos serán pagados hasta que se demuestre lo contrario, por el modelo de pérdidas esperadas, en el cual éstas se reconocen durante la vida del activo financiero», explica Botero.

Ella afirma que la aplicación de este último modelo incorpora el desafío para las empresas de contar con información cimentada sobre los hechos pasados que sea completa, organizada y veraz, y de desarrollar estimaciones razonables respecto a las condiciones económicas futuras.

Para la gerente de asesoramiento financiero de Deloitte el reto para las empresas ante la inminente aplicación de la NIIF 9 está en la categorización de sus modelos de negocio y en la designación de la metodología de valoración para sus activos financieros mediante la aplicación de la prueba de SPPI, en la obtención de información histórica y el desarrollo de supuestos sobre las condiciones económicas futuras respecto a su cartera, así como en el diseño de modelos o matrices de provisión para el modelo de pérdidas esperadas, y en los que sea aplicable, la revisión de las coberturas financieras y la gestión de riesgos para preparar la documentación requerida en la aplicación de la contabilidad de coberturas.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…