«La normatividad contable nacional parece una colcha de retazos»

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 26 abril, 2017

«La normatividad contable nacional parece una colcha de retazos»

Ana María Gaitán, profesional en contaduría pública, finanzas internacionales, mercadeo internacional y socia de Integral Consultoría Ltda, afirma que el proceso de adopción por parte de las empresas respecto a las normas internacionales de información financiera no es para nada halagador.

Las empresas ya entraron en la etapa de reportes de sus estados financieros bajo Estándares Internacionales ¿Conoce cuáles dificultades se han presentado hasta el momento?

Sí, han sido muchas. La principal, las personas no están preparadas. Los empresarios siguen pensando que esto lo van aplazar muchas veces y por mucho tiempo. Eso permeó también a los contadores que piensan que esto no es obligatorio, tampoco se han preparado, algunos pensaron que con hacer un diplomado era suficiente para entrar en la onda de las normas internacionales de la Ley 1314 de 2009.

Por último, todo lo que tiene que ver con la reforma tributaria y normas tributarias, ha sido el principal problema para las empresas pequeñas porque subordinan la presentación de información financiera bajo normas internacionales.

¿Qué consejos daría a las empresas del Grupo 2 que ya comenzaron con este reporte?

Primero, que conozcan muy bien la restricción de costo/beneficio que trae el modelo de Normas Internacionales para Pymes y eso enfrentado a la norma tributaria, entendiendo que estas normas aplicadas a las Pymes tienen muchos menos requisitos que los que puede haber en el tema tributario.

Lo segundo, que los manuales de políticas contables y financieras que organiza cada empresa, los administradores (refiriéndome a los gerentes y/o dueños) en realidad los conozcan, que los administradores se pongan en frente del proyecto. El éxito de tal iniciativa de aplicación e implementación de las normas consiste particularmente en que los administradores aprendan a tomar decisiones bajo este modelo, no es ciencia oculta, es un asunto de conocer cómo es la nueva forma de hacer las cosas ahora.

“Los contadores están muy mal preparados y hasta en muchos casos, ni siquiera de norma tributaria saben, entonces terminan metiendo en problemas a los administradores de las empresas”

Que esto haga que los contadores de las empresas se preparen. Los contadores están muy mal preparados y hasta en muchos casos, ni siquiera de norma tributaria saben, entonces terminan metiendo en problemas a los administradores de las empresas.

A estas alturas del año, ¿cuál es su balance del proceso de adopción por parte de las empresas nacionales respecto a los Estándares Internacionales de Información financiera?

El balance no es halagador. Muchas entidades de vigilancia, inspección y control han decidido establecer sus propias normativas volviendo nuevamente al modelo anterior, que para todos los efectos pareciera una colcha de retazos, en la que los supervisores emitían reglas hasta para la contabilidad, dejando de lado la autoridad que se le confirió al Consejo Técnico de la Contaduría Pública como única autoridad normativa del país; estas entidades han emitido una serie de reglas adicionales para los grupos de empresas que están bajo su supervisión haciendo que se retroceda en el tiempo con respecto al modelo de convergencia que se ha querido establecer en nuestro país.

Lo anterior conlleva que volvamos a tener una colcha de retazos en la normativa contable y que, a partir este modelo de autorregulación, las administraciones de las empresas que son las responsables de las cifras, no ejerzan sus funciones a cabalidad.

Otro asunto que hace que esto esté demorado es que hizo carrera la necesidad que las empresas presenten información financiera con el objetivo de pagar menos impuestos, razón por la cual menciono que se subordina la información financiera a la tributaria. Fácilmente, a hoy, encontramos que en las entidades de grupo 2, hay gran desconocimiento de un modelo relativamente simple el cual permitirá a las empresas conocer y mostrar su realidad económica.

Muchas empresas todavía se resisten al tema ¿Qué le diría a los gerentes y presidentes de las mismas para que den ese paso necesario?

Mostrar la realidad económica beneficia necesariamente a los dueños y administradores de las empresas. Dejar de lado la presentación de información tributarista permitirá, en primer término, compararse con el mundo entero y poder establecer actividades en las que se puede mejorar; es muy similar a lo que se conoce como benchmarking, pero sin necesidad de ir a la otra empresa a conocer, sino desde la información financiera, adaptar mejores prácticas. Les permitirá poder crear y aplicar mejores prácticas empresariales, poder proyectar financieramente la empresa y también de manera tributaria con información confiable, oportuna y que goce de todas las características que hace que la información financiera sea útil.

Es una gran oportunidad para poder, inclusive con esta información, incursionar en mercados internacionales, poderse abrir a posibles inversionistas que puedan conocer, a partir de una información como lenguaje universal, la empresa y así poder determinar la capacidad de su inversión dentro de ella.

¿Qué deben hacer las entidades gubernamentales?, ¿qué campañas deben manejar para concientizar, para que se comprometan de lleno con este proceso?

Creo que pueden servir campañas publicitarias para ayudar a crear cultura al respecto, pero definitivamente las entidades de supervisión deben apoyar a la autoridad normativa y hacer cumplir tanto la Ley 1314 de 2009 como los decretos reglamentarios que la suceden. Considero que hoy es relativamente sencillo controlar y ejercer supervisión a partir de los reportes y la facilidad tecnológica que existe.

En mi concepto la cultura en Latinoamérica y en todo el mundo respecto a las nuevas normativas pasa por la necesidad de imponer sanciones donde exista un régimen sancionatorio que sea aplicado en todos los casos y de manera uniforme.

¿Se puede considerar que hay un desbalance por parte de las Normas Internacionales de Información Financiera ya que los beneficios son diferentes tanto para Pymes como para multinacionales?

Al contrario. Definitivamente, la restricción costo/beneficio que trae el nuevo modelo es altamente beneficioso para todas las entidades, ¿cómo?, depende de la complejidad de las transacciones, entendiendo que es un modelo escalable, pues a menor complejidad más sencillo es el modelo a aplicar. En este caso, el modelo para microempresas para entidades grupo 3, y a mayor complejidad de transacciones y de entidad, un modelo mucho más robusto y que en esa relación costo/beneficio le permita a esa gran entidad aplicar normas, en este caso unas normas completas.

En definitiva y de ningún modo hay desbalance. Si llegamos a comparar eso con la norma tributaria ahí si vamos a encontrar un desbalance porque no existe una aplicación de esa restricción costo/beneficio para todos los aspectos, y definitivamente no hay modelos escalables en ese sentido.

En conclusión, considero que es totalmente beneficioso para todos, siempre y cuando conozcan cada modelo, conociendo su empresa y determinando cuál es el que mejor le calza a cada entidad.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…