La profesión de Contador Público – Helio Fernando Vega Arroyave

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 16 junio, 2015

Helio Fernando Vega Arroyave

La profesión de contador público en Colombia, es quizás una de las carreras que está a la vanguardia con la economía mundial.

Los estándares internacionales de información financiera exigen que esta refleje en forma real y fidedigna los hechos económicos que ocurren en un ente económico durante un período de tiempo.

Por lo anterior, hoy más que nunca se requiere de profesionales altamente capacitados que no se queden solamente con la carrera del pregrado, sino formados con posgrado en finanzas, tributaria, costos gerenciales, finanzas corporativas, esta última se reviste de importancia como nunca antes, pues las empresas necesitarán  hacerse tres preguntarse importantes:

  1. ¿Qué inversiones a largo plazo deberá emprender?
  2. ¿Dónde obtendrá el financiamiento requerido a largo plazo?
  3. ¿Cómo administrará sus actividades financieras diarias tales como las cobranzas o los clientes y los pagos a los proveedores?

Aunque esta teoría es la ideal, en la práctica, empresas grandes, con importantes infraestructuras en su departamento contable, no han podido estar a la vanguardia, y esto sucede porque al interior de sus empresas, los directivos no han dado relevancia al criterio y experiencia necesarias para cumplir a cabalidad con este propósito; en vez de ello, el registro contable lo dejan en manos de personas inexpertas, con poca formación, dando como resultado final una información incapaz de cumplir con el objetivo de las empresas (útil, comprensible y confiable) o que la dirección del departamento contable está en manos de personas que toman decisiones de acuerdo con su estado de ánimo, en vez de ser en forma objetiva.

Aunque esta hermosa e interesante carrera ofrece amplios campos de acción, tales como auditoría, tributaria, administrativas, control interno, tesorería, gestión de nómina, manejo del recurso humano, son muchos los colegas que aún no toman la decisión de independizarse; esto obedece a miedos, inseguridad en sus conocimientos, “estabilidad laboral”, dejando así muchas veces de disfrutar de más tiempo con su familia, o ponerse metas de ingresos más altos, a cambio de jornadas laborales de 10, 12, incluso 14 horas en una oficina, donde escasamente ven la luz del sol, y qué decir de su familia, cuando llegan a la casa, hasta el perro les tira (porque lo desconocen).

Hay campos de nuestra profesión que para algunos se han vuelto el “coco”, como por ejemplo el campo de la tributaria, esto obedece, en parte, a que a muchos colegas les da pereza leer, o no fueron formados con este hábito tan productivo, el cual genera mayor conocimiento y criterio, pues los lleva a enfrentar sin miedo a las entidades de vigilancia y control, porque poseen argumentos válidos para debatir sus inquietudes plasmadas a través de requerimientos o autos de verificación.

En el campo de la auditoría ni qué hablar, algunas multinacionales de auditoría han dejado el ejercicio de esta actividad en manos de jóvenes inexpertos que no tienen los conocimientos, el criterio, ni la experiencia necesarias para revisar la información financiera y tributaria de una empresa con importantes infraestructuras; tal es el caso de las declaraciones tributarias en las cuales pueden pasar por encima de los errores, sin notarlo, y aun así firman las declaraciones, casos de desfalcos o fraudes en el efectivo, sin ni siquiera darse cuenta, y mucho menos queda escrita la salvedad en sus informes de auditoría; se firman así los estados financieros, y al final del año su dictamen sale limpio (sin salvedades), olvidando que están haciendo las veces de notario (dando fe pública de la información allí plasmada).

Autor:
CP. Helio Vega

actualicese.com no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores que las expresarán en todo momento a manera individual. La opinión de  actualicese.com sólo se refleja en el editorial.

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

$150,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…