«Las reformas tributarias en Colombia se realizan sin coordinar finanzas nacionales y locales”

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 28 noviembre, 2017

«Las reformas tributarias en Colombia se realizan sin coordinar finanzas nacionales y locales”

Jorge Iván González y Federico Corredor, docentes de la Universidad Externado de Colombia, analizan el papel realizado por la Comisión de Expertos y la evaluación que hizo este grupo de la reforma tributaria de este año. Para ellos la reforma no es estructural, no integral ni progresiva.

Jorge Iván González, doctor en economía y profesor de la Universidad Externado de Colombia, y Federico Corredor, magíster en economía y profesor de la misma institución universitaria afirman que la reforma tributaria no es estructural, ni integral ni progresiva.

«La caída del precio de los hidrocarburos puso en evidencia la fragilidad de la economía nacional y el impacto de la enfermedad holandesa se empezó a sentir. Las finanzas públicas se debilitaron y el Gobierno hizo realidad llevar al Congreso una nueva reforma tributaria. Para tal fin nombró una Comisión de Expertos que hiciera recomendaciones sobre las características de la reforma», recapitulan los dos docentes.

Tanto el gobierno como la Comisión propusieron en su momento que la actual reforma tributaria fuera estructural, integral y progresiva. «Pero la Comisión no definió el significado de cada uno de esos términos. Solo son enunciados generales y no precisa su alcance».

Frente a este vacío, los catedráticos propusieron una serie de definiciones. Una reforma es estructural si considera el balance neto impuestos/subsidios, desde el punto de vista de los hogares. También modifica las relaciones factoriales en el sentido definido por el legislador, desde la perspectiva de las empresas.

Es integral si cubre los gobiernos local y nacional. «Las reformas tributarias en Colombia se realizan sin la debida coordinación entre finanzas nacionales y locales. Se suele olvidar que el contribuyente es el mismo, y que hay efectos cruzados entre impuestos nacionales y locales», expresan los docentes. Por ejemplo, si el impuesto al patrimonio aumenta, las familias se pueden atrasar en el pago del predial. Una reforma integral consideraría en forma explícita estas interacciones.

Finalmente, es progresiva si la tarifa aumenta a medida que crece la base gravable. «En una visión global, la progresividad también incluye los subsidios. En este caso, progresividad significa que, con respecto a sus ingresos, las personas pobres reciben más subsidios que los ricos. El balance final en términos de equidad resulta de comparar el coeficientede Gini antes y después de la política fiscal».

Los catedráticos afirman que en el informe presentado por la Comisión se presenta una asimetría entre el diagnóstico y las propuestas. Acepta que el balance final sobre la equidad resulta de comparar impuestos y subsidios, pero olvida este principio y termina reduciendo el análisis de la equidad al marco de los ingresos.

«El mandato de la Comisión es restringido, así que dejó por fuera los subsidios. Esta asimetría no permitió tener una visión estructural,y por ello sus mensajes terminaron siendo muy débiles a pesar de las bondades del diagnóstico. La Comisión reconoció que la desigualdad en el país es muy alta».

Para González y Corredor, Colombia ha presentado tradicionalmente elevados índices de pobreza y uno de los mayores niveles de desigualdad en la distribución del ingreso del mundo, lo que exige esfuerzos de parte de la política fiscal para producir mejoras en las condiciones de vida de los más desfavorecidos.

«No gravar los dividendos y otorgar altos beneficios al ahorro financiero, se refleja en bajas tasas de tributación promedio en los segmentos de mayores ingresos, que reciben principalmente este tipo de rentas de capital», explican.

Para ellos, en América Latina la tributación no mejora en forma significativa la distribución del ingreso porque las tasas efectivas son muy inferiores a las legales, son proporcionales en vez de progresivas, el impuesto de renta tiene numerosas exenciones y hay alta la evasión.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



Precio regular: $150.000

Hoy $89,900*/año

$89,900

Ver más detalles

*Hasta el 6 de julio de 2020

Precio regular: $350.000

Hoy $299,900*/año

$299,900

Ver más detalles

*Hasta el 6 de julio de 2020

Precio regular: $1.000.000

Hoy $749,900*/año

$749,900

Ver más detalles

*Hasta el 6 de julio de 2020

*Incluye planeador fiscal 2020




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…